¿Por qué nos tiene que importar el calentamiento de los océanos?

En el Día Mundial de los Océanos, National Geographic reflexiona sobre los impactos del aumento de la temperatura de los mares en la vida.

Por Alejandra Borunda
Publicado 8 jun 2023, 09:27 GMT-3
Sea temperature rise effects

Una mujer inspecciona los restos de su casa en Seabrook, Texas (Estados Unidos), tras el paso del huracán Ike en 2008. Algunos modelos climáticos predicen que el aumento de la temperatura del mar provocado por el cambio climático global provocará una actividad de huracanes más frecuente y severa. 

Fotografía de Mark Wilson Getty Images

Parece como si los mares del mundo tuvieran fiebre. En los primeros meses de 2023 la temperatura de la superficie del agua ha batido todos los récords de calor. Los científicos barajan que el inicio de un nuevo ciclo climático de El Niño puede ser responsable de dichas cifras, pero, en verdad, explicaría una parte de una tendencia preocupante.

Los océanos del mundo se están calentando, sus temperaturas medias son cada vez más altas debido al calentamiento global causado por el hombre. 

Cualquier incremento de la temperatura, por pequeña que sea, tiene un impacto enorme en la vida marina, la intensidad de las tormentas y otras consecuencias climáticas.

(Relacionado: Día Mundial de los Océanos: por qué se celebra el 8 de junio)

¿Por qué se calientan los océanos?

A partir del inicio de la Revolución Industrial, hace unos cientos de años, los seres humanos han quemado cantidades ingentes de combustibles fósiles, han talado enormes extensiones de bosques y han realizado muchas otras actividades que bombean a la atmósfera terrestre dióxido de carbono que atrapa el calor. En respuesta, el planeta se ha calentado.

Solo un 1 % de todo ese calor atrapado ha permanecido en la atmósfera, pero ha tenido un efecto enorme, ya que ha calentado el aire junto a la superficie de la Tierra una media de 0.6 °C en los últimos dos siglos

La mayor parte del resto del calor atrapado ha sido absorbido por los vastos océanos del planeta. Desde la década de 1970, los océanos han absorbido más del 90 % de todo el exceso de energía térmica atrapada por el CO2. Dado que los océanos son enormes y que el agua necesita mucha más energía para calentarse que el aire, este hecho se traduce en un aumento de la temperatura en torno a un grado centígrado, en promedio, durante el último siglo. 

Pero el calentamiento se está acelerando. La parte superior del océano se está calentando un 24 % más rápido que hace unas décadas, y es probable que ese ritmo aumente en el futuro.

(Lee más: Día Mundial de los Océanos: 4 amenazas que los ponen en peligro)

El calentamiento de los mares perjudica la vida marina 

La parte superior del océano, hasta unos 700 metros, ha absorbido la mayor parte del calor adicional. Los pocos cientos de metros del fondo del océano no son inmunes; han absorbido otro tercio de ese exceso de calor. Sin embargo, la capa más elevada del mar, hasta unos 76 metros, es la que más rápido se está calentando, con una media de 0.11 grados centígrados cada década desde los años 70. 

Las olas de calor marinas (la versión oceánica de los sofocantes episodios de calor que se extienden por la superficie de la Tierra) también están aumentando en frecuencia y fuerza, y el número de días que se consideran olas de calor se ha incrementado en más de un 50 % en el último siglo. Durante estos episodios de calor, las temperaturas cerca de la superficie del océano pueden aumentar hasta varios grados por encima de la media. 

La mayoría de los habitantes del océano, desde el plancton hasta los peces y las ballenas, viven en la parte superior del océano, justo en la zona en la que las temperaturas aumentan más rápidamente. Muchas de estas especies marina son muy sensibles incluso al más ligero o breve cambio de la temperatura. 

Los corales, por ejemplo, son muy sensibles a la temperatura del agua en la que viven. Un calentamiento de apenas un grado centígrado puede estresarlos y provocar su "blanqueamiento". Significa que expulsan las algas simbióticas que viven en su interior y que suelen proporcionarles gran parte de su energía. A veces, los corales pueden recuperarse de estos episodios de blanqueamiento; otras veces no. 

(Mira el aterrador video de un coral convulsionando mientras el mar se calienta)

El calentamiento de los mares provoca tormentas más fuertes 

Los científicos predicen que los océanos más cálidos fomentarán que las tormentas como los huracanes y los ciclones tropicales sean más intensos en el futuro, aumentando la probabilidad de que alcancen la categoría 4 o 5 en la escala de fuerza de las tormentas Saffir-Simpson, acelerando la velocidad a la que se intensifican y aumentando la probabilidad de que liberen enormes volúmenes de lluvia. 

El calentamiento de los mares hace subir el nivel del mar

El agua caliente ocupa más espacio que la fría. A medida que los océanos se han calentado, se han expandido; al hacerse más grandes, el nivel del mar sube. 

Entre 1971 y 2010, este aumento del nivel del mar impulsado por el calor añadió unas ocho décimas de milímetro a la altura del océano cada año. La expansión térmica ha contribuido a cerca de la mitad de todo el aumento del nivel del mar observado en el planeta hasta ahora, más de lo que ha contribuido el derretimiento del hielo de Groenlandia o la Antártida o los demás glaciares del mundo. 

No obstante, esas masas de hielo se están derritiendo rápidamente y es probable que superen a la expansión del agua impulsada por el calor como principal contribución a la subida global del nivel del mar. 

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados