Comienza la temporada de huracanes: cuántos ciclones podrían producirse en 2023

Este año el fenómeno de El Niño podría apaciguar el desarrollo de huracanes. No obstante, condiciones como mayores temperaturas en la superficie del mar generarían un efecto contrario.

Los pinos cubren la avenida Nelson, dividida en dos por los vientos mortales del huracán Laura, Lake Charles, Luisiana, Estados Unidos.

Fotografía de ANNIE FLANAGAN
Por Redacción National Geographic
Publicado 1 jun 2023, 14:41 GMT-3

Este jueves 1 de junio comienza la temporada de huracanes en el Atlántico, el Caribe y el Golfo de México, que se extenderá hasta el 30 de noviembre. En 2023 hay un 40% de probabilidades de que la temporada sea normal, informó la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Qué esperar de la temporada de huracanes 2023

Según ha comunicado la oficina estadounidense, se espera que la próxima temporada de huracanes sea menos activa que los últimos años debido a factores concurrentes (algunos que suprimen el desarrollo de las tormentas y otros que lo alimentan). 

Precisamente, las perspectivas de la NOAA para esta temporada indican que podrían registrarse entre 12 y 17 tormentas con nombre (vientos de 63 kilómetros por hora o superiores). De ellas, entre 5 y 9 podrían convertirse en huracanes (vientos de 119 km/h o superiores), incluidos entre 1 y 4 huracanes importantes (categoría 3, 4 o 5; con vientos de 179 km/h o superiores). 

Una creciente tormenta cubre el malecón de Belt Parkway cerca de Brooklyn Fort Hamilton, Nueva York ...

Una creciente tormenta cubre el malecón de Belt Parkway cerca de Brooklyn Fort Hamilton, Nueva York (1941). 

Fotografía de NEW YORK DAILY NEWS

Cómo podría impactar el fenómeno de El Niño en la temporada de huracanes

Después de tres temporadas de huracanes con La Niña presente, los científicos prevén que el fenómeno de El Niño se desarrolle en los próximos meses, lo cual podría suprimir la actividad de los huracanes del Atlántico. 

Sin embargo, su influencia en el desarrollo de las tormentas podría verse contrarrestada por condiciones favorables en la cuenca tropical del Atlántico como la posibilidad de un monzón (circulación de vientos superficiales a gran escala) en el oeste de África por encima de lo normal, que produce olas en el este africano y siembra algunas de las tormentas atlánticas más fuertes y de mayor duración; además de temperaturas de la superficie del mar más cálidas de lo normal en el Atlántico tropical y el Mar Caribe.

Frente a este escenario, Deanne Criswell, administradora de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, aclaró que "basta un huracán para causar una devastación generalizada y destrozar vidas. Por ello, independientemente del número de tormentas que se prevean esta temporada, es fundamental que todo el mundo conozca sus riesgos y preste atención a las advertencias de las autoridades locales y estatales”.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados