¿Quién fue Alan Turing?, pionero en el desarrollo de la Inteligencia Artificial y la computación moderna

Muchas personas no lo saben, pero las computadoras son capaces de responder a sistemas encriptados y encontrar soluciones a problemas humanos desde el siglo XX gracias a la curiosidad de este matemático inglés.

Un primer plano muestra la configuración del cableado en la computadora experimental en el laboratorio Axion Dark Matter.

Fotografía de Tony Luong
Por Redacción National Geographic
Publicado 23 jun 2023, 09:47 GMT-3

Cada 23 de junio se rinde homenaje al nacimiento de una de las mentes humanas más importantes del avance tecnológico y científico de todos los tiempos: Alan Mathison Turing, afirma la revista Nature en su documento “Turing a los 100: Legado de una mente universal”. Con el afán de construir un cerebro, el matemático tenía como impulso reconstruir la mente de Christopher Morcom, su mejor amigo quien falleció tempranamente en su adolescencia. 

Turing, ajeno a su tiempo, fue una de las primeras personas de la ciencia en pensar a las computadoras como un sistema capaz de responder cualquier clase de problema otorgado. De tal modo que Nature debate en su documento acerca de si las Inteligencias Artificiales deberían simular los circuitos neuronales y el raciocinio de un cerebro humano a través de un recurso tecnológico para ser una técnica funcional a nuestros días. 

Ese interrogante era para Turing una interesante hipótesis para llevar a cabo una investigación a principios de la década del 50, siendo así uno de los primeros científicos del mundo en cuestionar tal posibilidad. De acuerdo con laEenciclopedia Britannica, todas las computadoras modernas son, en esencia, producto de la avanzada tecnológica impulsada por el matemático inglés. 

Un robot de seguridad con un sistema de mapeo láser y una cámara de 360 ​​grados se para frente a un guardia humano, Tokio, Japón.

Fotografía de Spencer Lowell

El primer trabajo sustancial en el campo de la inteligencia artificial surge a mediados del siglo XX mediante una decodificación que llevaría el nombre “Máquina de Turing”, cuenta Britannica. En 1935, el teólogo había inventado una máquina de computación abstracta que consistía en una memoria y un escáner que tenía como tarea identificar y leer una serie de símbolos dispersos en una cinta que se mueve de un lado al otro. 

Así, la máquina operaba y estudiaba esta serie de símbolos para interpretarlos y modificar su propio algoritmo de acuerdo con las instrucciones ordenadas en su memoria. Para Turing, la inteligencia informática del futuro debía ser una máquina que necesite aprender de la experiencia; y que la avanzada para lograr esto era dejar que tal maquinaria inteligente altere sus propias instrucciones proporcionadas por su propio mecanismo. 

El código de Turing que ayudó a detener la Segunda Guerra Mundial  

La Alemania Nazi utilizaba una codificación en sus mensajes que impedía a los aliados descifrar la ubicación de sus tropas militares, estrategias de guerra y la avanzada territorial, explica un artículo de National Geographic España titulado “Alan Turing, el arma secreta de los aliados”. Tal computadora se llamaba “Enigma” y fue desarrollada por Arthur Scherbius, un ingeniero alemán, durante la Primera Guerra Mundial

El artículo argumenta que el funcionamiento de Enigma se basaba en enviar mensajes encriptados que alteraban la forma, pero no el contenido, cada 24 horas; con el objetivo de evitar que las encriptaciones fueran descifradas en caso de que estos mensajes fueran interceptados por el enemigo.

Para finales de 1939, Turing prestaba servicios a la Sede de Comunicaciones del Gobierno del Reino Unido, que se encontraba entre las filas de países aliados en la Segunda Guerra Mundial. Junto a su amigo y matemático Gordon Welchman, desarrollaron la contraofensiva tecnológica que permitió a los aliados descifrar el código con el que los alemanes trazaban sus estrategias. 

Esta precursora de las computadoras programables digitales fue bautizada Bombe, nombre que deriva de una palabra polaca para describir un gusto de helado. De acuerdo con National Geographic España en 1942 ya se habían interceptado más de 40 000 mensajes encriptados por los nazis, de los cuales se descifraban 2 por minuto: “Turing ayudó a reducir entre dos y cuatro años la guerra en Europa, salvando, de este modo, catorce millones de vidas”, argumenta el artículo en palabras de Winston Churchill, ex primer ministro del Reino Unido. 

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados