Conoce Rarotonga, la isla de la vida real que inspira Avatar 2

Es la más grande de las Islas Cook y ofrece una mirada de cerca a una antigua cultura marinera que evoca al mundo ficticio de la secuela de Avatar dirigida por James Cameron.

Rarotonga está bordeada por un arrecife de coral rebosante de vida marina, lo que convierte a la isla polinesia en uno de los mejores lugares del mundo para bucear.

Fotografía de Stas Kulesh Getty Images
Por Carrie Miller, Chris Taylor
Publicado 20 dic 2022 09:16 GMT-3

Bucear en el océano es como ser un viajero en un nuevo planeta, por lo que no sorprende que el cineasta James Cameron, un ávido buceador y Explorer at Large de National Geographic Society, lo haya utilizado como telón de fondo para su nueva aventura de ciencia ficción: Avatar: El Camino del Agua.

“(He) tenido este romance con el océano toda mi vida”, confesó a National Geographic, y agregó que el escenario de la película es “una celebración de nuestros arrecifes”.

Cameron trabajó en estrecha colaboración con el departamento de arte de la película, investigando las culturas polinesias como inspiración para el clan marinero que aparece en la obra audiovisual. Un mundo acuático de la vida real en la Polinesia en el que los viajeros pueden sumergirse es Rarotonga, la mayor de las 15 islas que conforman las Islas Cook en el Pacífico Sur.

La exploradora de National Geographic y bióloga marina Jessica Cramp se sumerge libremente entre el pez cabra de aleta amarilla en las lagunas de Rarotonga. La isla es la base de Sharks Pacific , un proyecto de conservación que ella fundó para proteger a los tiburones y a las personas y los lugares de los que dependen.

Fotografía de Andy Mann Nat Geo Image Collection

Al igual que los personajes de la secuencia, los habitantes de las islas Cook siempre han sido un pueblo viajero, que emprende ambiciosos viajes en mar abierto siglos antes que otras culturas. “Los vikingos deberían haber sido llamados los polinesios del norte; nuestros antepasados eran así de buenos”, expresó un orgulloso isleño de Cook.

En el siglo V dC., los isleños en 20 enormes vaka (canoas de viaje) partieron a través de una brecha en el arrecife que rodea el lado este de Rarotonga en busca de nuevas tierras y nuevos comienzos. Nunca más se supo de esos barcos. Uno llegó a la Isla de Pascua (Chile), otro a las Islas de la Sociedad (Polinesia Francesa), uno regresó a casa y siete llegaron a Nueva Zelanda, donde muchos creen que sentaron las bases de la cultura maorí.

(Podría interesarte: El profundo significado de los tatuajes)

En esta foto de 1930, los isleños de Cook que se dirigían al festival reman un vaka a través de las aguas cristalinas de Rarotonga.

Fotografía de Bettmann Archive Getty Images

Hoy, los viajeros a Rarotonga encuentran un oasis azul verdoso con algunos de los sitios más despejados del mundo para bucear. Sin embargo, existen desafíos, principalmente por la posible minería en aguas profundas dentro del Parque Marino Marae Moana.

En tierra, los habitantes de las Islas Cook simplifican las cosas. Una ruta de circunvalación de 32 kilómetros hace que sea imposible perderse (los colectivos simplemente dicen "en el sentido de las agujas del reloj" o "en el sentido contrario a las agujas del reloj"). Caminatas estelares y sitios culturales reveladores completan la miríada de experiencias en esta animada isla. Esto es lo que debe saber del mágico lugar que inspiró la segunda película de Avatar. 

Dos lugares de ensueño para bucear 

El buceo en Rarotonga es espectacular, con paisajes submarinos extraídos directamente de un cuento de hadas de Grimm: bosques encantados de gigantescas formaciones de coral en forma de hongo, a la vez inquietantes y fascinantes. La mayoría de las inmersiones son en bote en el arrecife que bordea la isla.

Nga Tipa es uno de los bosques legendarios, un laberinto de canales que.  serpentean a través de porites, un tipo de coral pétreo que parece hongos en crecimiento. Esta es una inmersión fácil, de alrededor de 15 metros, con mucha vida marina (pez ángel de piel de limón y llama, pez dardo de fuego y tiburones de arrecife de punta blanca) buscando refugio bajo salientes de coral.

Coral Gardens es similar pero con arrecifes de coral que bordean trincheras arenosas. Estas trincheras son las favoritas de los tiburones de arrecife de punta blanca; también se observó una fuerte morena de bordes amarillos.

Hay más de 30 sitios de buceo alrededor de la isla, y cada lado de la isla tiene su propia personalidad, desde una buena cobertura de coral hasta lagunas poco profundas y pendientes pronunciadas. El arrecife se inclina a unos 30 metros antes de sumergirse en el océano abierto, y estas caídas ofrecen oportunidades para detectar especies de peces escurridizos, como Pitcairn y el pez ángel menta.

Pasajes como Tupapa y Avana atraviesan el arrecife, ríos de arena frecuentados por tortugas, tiburones, grandes cantidades de pez mariposa y escuadrones de rayas águila.

Las condiciones fáciles (agua clara y cálida) hacen de Rarotonga un buen lugar para los nuevos buceadores, mientras que la visibilidad excepcional y la abundancia de luz natural hacen que este lugar sea ideal para la fotografía submarina. La mayoría de las tiendas de buceo ofrecen cursos, los cuales se sugieren reservar con anticipación.

Aprovecha la tradición

Rarotonga es única entre la mayoría de las islas pequeñas en el sentido de que los visitantes son parte del flujo y reflujo de la vida diaria, en lugar de estar escondidos en un centro turístico.

El sol sale sobre la playa Muri de Rarotonga. Además de un excelente buceo, los viajeros pueden caminar por las exuberantes montañas de la isla.

Fotografía de Didier Marti Getty Images

Las experiencias culturales son una excelente manera de interactuar con Rarotonga. Te Ara: el Museo de Empresas Culturales de las Islas Cook,  presenta un recorrido por el pueblo histórico de cuatro horas con una cena buffet y un espectáculo coreografiado sobre el agua, que se puede ver desde sillas o una plataforma en forma de herradura que rodea el lago.

Te Ara tiene exhibiciones fascinantes sobre la historia, la navegación, los asentamientos y la salud de los arrecifes de las Islas Cook. También es una incubadora de negocios culturales sostenibles que apoya a los locales que fabrican, desarrollan y venden productos en el lugar.

Los lugareños realizan un baile tradicional en el Mercado Punanga Nui, que abre todos los sábados por la mañana en Rarotonga.

Fotografía de Frank Heuer Laif, Redux

La Island Trek Cross de medio día es una extenuante caminata de 6 kilómetros que sube por encima de la columna vertebral de la isla y se eleva a unos 400 metros. La experiencia propone un sendero antiguo que pasa por troncos ondulados de higueras de Bengala, cuyas raíces son excelentes asideros en el sendero de arcilla resbaladiza. El pináculo es la base de la Aguja de 400 metros, un "punto de energía" para los polinesios, con vistas de casi 360 grados desde la parte superior. La caminata concluye en la Cascada de Wigmore, el lugar perfecto para nadar.

Si la visita del sitio se extiende por un fin de semana completo, se sugiere no perderse el Mercado Cultural Punanga Nui, el lugar de encuentro de los sábados por la mañana. Ubicado en el paseo marítimo junto a Avarua, el principal municipio y capital de Rarotonga, está lleno de turistas que buscan recuerdos, lugareños que compran comestibles y vendedores que están más interesados en ponerse al día entre sí que en impulsar las ventas.

(Mira también: Los Bajau: un pueblo nómada con ventaja genética para el buceo)

En una encrucijada

En 2017, las Islas Cook establecieron Marae Moana, un parque marino de usos múltiples de 1 899 999 kilómetros cuadrados. Cubre la Zona Económica Exclusiva del país y prohíbe la pesca industrial (palangreros y arrastreros) dentro de los 92 kilómetros de cada isla. Sin embargo, se necesita más trabajo de zonificación en el parque.

La minería en aguas profundas sigue siendo un tema de discusión. Los ecologistas quieren una moratoria de 10 años sobre la minería de los fondos marinos para recopilar datos de referencia y realizar investigaciones suficientes para comprender cualquier impacto ambiental potencial. A los científicos les preocupa que se sepa muy poco sobre las profundidades del océano y cómo sustenta la vida tanto por encima como por debajo del agua, y aún menos sobre los impactos de la minería.

El gobierno de las Islas Cook, sin embargo, está interesado en la minería exploratoria bajo la argumentación de que podría diversificar los flujos de ingresos del país y contribuir a la energía limpia.

Equilibrar la protección con el desarrollo sostenible es difícil. En las Islas Cook, que tiene una superficie terrestre total de 241 kilómetros cuadrados, el océano circundante es un recurso precioso para la población local, y su salud desempeñará un papel importante en el futuro de las islas.

Esta nota fue adaptada de la Guía del buceador del mundo de National Geographic: Destinos extraordinarios para viajes de buceo por encima y por debajo de la superficie, de Carrie Miller y Chris Taylor. Su proyecto, Beneath the Surface Media (Medios de comunicación bajo la superficie, en español), utiliza la narración de historias y los viajes de buceo para fomentar la conservación a través de la exploración. 

The Walt Disney Company es propietario mayoritario de National Geographic Partners. Experimente el evento cinematográfico en 3D de Avatar: El Camino del Agua, actualmente proyectada solo en los cines.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Animales
Esta pequeña isla es el mejor lugar para bucear en el Caribe
Viajes
6 consejos para hacer más sostenible tu próximo viaje a la playa
Viajes
Una antigua ciudad de sultanes se destaca como una maravilla del siglo XXI
Viajes
Descubre la historia maya a lo largo de la primera travesía de México
Viajes
La ciudad belga donde surgió la teoría del Big Bang

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados