Guerra Fría: ¿qué fue y cómo terminó?

El conflicto duró 45 años y terminó con la disolución de la Unión Soviética. Sin embargo, ante las renovadas tensiones entre Rusia y Occidente, algunos analistas sugieren que este podría ser el inicio de una nueva Guerra Fría. ¿Qué hay de cierto en eso?

Por Erin Blakemore
Publicado 30 mar 2022 10:31 GMT-3
Teacher And Children Crouching Under Table

A pesar de que Estados Unidos y la Unión Soviética técnicamente estuvieron en paz durante la Guerra Fría, el período estuvo marcado por elevadas tensiones a medida que ambos países competían para construir sus arsenales nucleares. Para muchos estadounidenses (incluidos estos estudiantes y su maestra que se refugian debajo de una mesa en una escuela en Nueva Jersey) los simulacros de ataques aéreos se convirtieron en parte de la vida cotidiana.

Fotografía de Getty Images

Cuando la Segunda Guerra Mundial se acercaba a su fin en 1945, los líderes de los llamados Big Tree (los "Tres Grandes", es decir: Estados Unidos, la Unión Soviética y Gran Bretaña) se reunieron en Potsdam, Alemania, con el fin de discutir a fondo los términos para concluir el conflicto más sangriento que el mundo había visto.

Las grandes potencias dividieron Alemania en zonas de ocupación, reconocieron un gobierno respaldado por los soviéticos en Polonia y partieron en dos a Vietnam, decisiones monumentales que dieron forma al orden global de posguerra.

Las conversaciones tenían la intención de forjar una paz duradera, pero al cabo de 18 meses comenzó una Guerra Fría que duró más de cuatro décadas.

Uno de los momentos más importantes de Potsdam no fue capturado en un memorándum ni proclamado en una conferencia de prensa.

Al final de la conferencia, el presidente de los Estados Unidos, Harry Truman, llevó a un lado aparte al premier soviético Iósif Stalin para compartir algunas noticias explosivas: Estados Unidos acababa de probar con éxito un arma de "fuerza destructiva inusual".

Era un arma nuclear capaz de destruir ciudades enteras, el armamento más peligroso y poderoso que el mundo jamás había visto.

En cuestión de semanas, Estados Unidos utilizó la bomba atómica para forzar la rendición de Japón. Con un arma devastadora y probada en su arsenal, Estados Unidos de repente tuvo la ventaja entre las potencias que fueron aliadas en la guerra.

Lo que siguió fue una peligrosa lucha por la supremacía entre dos superpotencias, Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), que duró hasta el colapso del bloque comunista en 1991.

(Te puede interesar: La firma que puso fin a la Segunda Guerra Mundial en Europa)

Izquierda: Arriba:

En el reverso de una fotografía tomada en la Conferencia de Potsdam de 1945, el presidente de los Estados Unidos, Harry Truman, recuerda una conversación con el premier soviético Iósif Stalin que a menudo se considera el inicio de la Guerra Fría. Su nota dice: "En la que le digo a Stalin que esperamos lanzar sobre los japoneses el explosivo más poderoso jamás fabricado. Él sonrió y dijo que apreciaba que se le dijera, pero que no sabía de lo que le estaba hablando: ¡la Bomba Atómica!"

Derecha: Abajo:

Stalin, Truman y el primer ministro británico Clement Attlee asisten a la Conferencia de Potsdam de 1945. Como líderes de los llamados Big Tree, las naciones que llevaron a las fuerzas aliadas a la victoria en la Segunda Guerra Mundial, se reunieron para determinar la forma del mundo de posguerra.

FOTOGRAFÍAS DE Corbis, Getty Images

A pesar de que las dos naciones técnicamente estaban en paz, el período se caracterizó por una agresiva y costosa carrera armamentista; sangrientas guerras subsidiarias libradas en América Latina, África y Asia; y una lucha por el dominio mundial entre el bloque capitalista liderado por los Estados Unidos y el bloque comunista liderado por la URSS.

La Guerra Fría duró casi medio siglo. Aquí presentamos una mirada sobre por qué comenzó, cómo escaló, su legado hoy en día y por qué algunos analistas piensan que ya está en marcha una nueva versión.

¿Por qué se llama Guerra Fría?

El término "guerra fría" había existido desde la década de 1930, cuando se usó guerre froide en Francia para describir las relaciones cada vez más tensas entre los países europeos.

En 1945, poco después de que Estados Unidos lanzara las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, el escritor británico George Orwell usó el término en un ensayo que reflexionaba sobre el significado de la bomba atómica para las relaciones internacionales.

Las bombas atómicas mataron a más de 100.000 ciudadanos japoneses, revelando un poder destructivo tan aterrador que Orwell predijo que desalentaría la guerra abierta entre las grandes potencias, creando en su lugar "un estado que era a la vez inconquistable y que se encontraba en permanente situación de 'guerra fría' con sus vecinos”.

La predicción de Orwell de una "paz que no es paz" se hizo realidad a medida que crecían las semillas de la desconfianza entre los antiguos aliados.

¿Cómo comenzó la Guerra Fría?

La URSS había aportado el mayor número de bajas militares y civiles en la guerra (se estima que 24 millones) mientras liberaba del control nazi a enormes franjas de Europa del Este.

El líder soviético Iósif Stalin estaba insatisfecho con la división de la Europa de posguerra, porque sentía que no reflejaba de manera justa la contribución de su nación.

En los Estados Unidos, el diplomático George Kennan describió la creciente desconfianza de la Unión Soviética en el Telegrama Largo de 1946, como se le conoce ahora. Kennan advirtió que la URSS era ilógica e insegura y no cooperaría con Occidente a largo plazo. En respuesta, Washington comenzó a perseguir una política de "contención" para evitar la propagación de la ideología y la influencia soviética.

(Contenido relacionado: Descubra los búnkeres soviéticos abandonados bajo la capital de Georgia)

Un camión de fabricación estadounidense es descargado en El Pireo, el puerto de Atenas, Grecia. Buscando contener la influencia soviética, en 1947 Estados Unidos se comprometió a apoyar al gobierno monárquico griego en su guerra civil contra las fuerzas procomunistas.

Fotografía de Alamy Stock Photo

Estados Unidos pronto tuvo la oportunidad de poner a prueba su nueva política. En 1947, Gran Bretaña anunció que retiraría su ayuda de Grecia y Turquía, países que estaban luchando contra los levantamientos comunistas que habían estallado en sus territorios.

El presidente Harry Truman aprovechó la ocasión para pedir fondos al Congreso para ayudar a ambos países, estableciendo lo que se conoció como la Doctrina Truman, el principio de que Estados Unidos debería apoyar a los países o personas amenazados por las fuerzas soviéticas o la insurrección comunista. Stalin vio el movimiento como el primer disparo de una guerra en las sombras.

El término "Guerra Fría" se convirtió en una abreviatura para describir la lucha ideológica entre el capitalismo en Occidente y el comunismo en Oriente. El periodista estadounidense Walter Lippmann popularizó el término en una serie de artículos en 1947 mientras las naciones elegían bandos en el enfrentamiento.

¿Qué es la OTAN y por qué se creó?

Estados Unidos no fue el único país en preocuparse ante la intención de Stalin de extender la influencia soviética hacia el oeste y ubicar a más estados bajo la órbita comunista. En 1948, la URSS respaldó un golpe comunista en Checoslovaquia y lanzó un bloqueo de Berlín occidental, que se había dividido en zonas de ocupación controladas por comunistas en el este y capitalistas en el oeste.

Para demostrar que comandaba un frente unido, Estados Unidos y sus aliados formaron una alianza transatlántica de defensa mutua conocida como la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). El 4 de abril de 1949, Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Dinamarca, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos, Noruega, Portugal y el Reino Unido firmaron un tratado acordando que "un ataque armado contra uno o más... se considerará un ataque contra todos ellos". 

(Más información: Las armas nucleares y sus consecuencias históricas)

La delegación soviética llega a Polonia para asistir a la reunión de mayo de 1955 que culminaría en el Pacto de Varsovia, un acuerdo de defensa mutua entre ocho países comunistas de Europa del Este, destinado a servir como contrapeso de la OTAN.

Fotografía de AFP, Getty Images

La URSS respondió creando una alianza defensiva propia: el Pacto de Varsovia. Firmado en 1955, esta alianza incluía a la Unión Soviética y a siete estados satélites, incluyendo Polonia y Alemania Oriental, reforzando la barrera ideológica y militar entre Europa Oriental y Occidental, a la que Winston Churchill había denominado la "Cortina de Hierro" en un discurso de 1946.

¿Qué tan cerca estuvo el mundo de la guerra nuclear?

Cuando las dos partes se enfrentaron a través de esa Cortina de Hierro, los EE.UU. y la URSS se involucraron en una carrera armamentista, invirtiendo billones de dólares en la acumulación de arsenales nucleares.

Estados Unidos tenía una ventaja al comienzo de la carrera armamentista. Pero una vez que la URSS construyó su propio arsenal nuclear, las dos partes se encontraron en un enfrentamiento que giraba en torno a la "destrucción mutua asegurada". Esto implicaba que si cualquiera de las partes atacaba, la otra tomaría represalias, desatando consecuencias apocalípticas para todos.

Ambos países tenían defensas antimisiles apuntándose entre ellos, y en 1962 la Crisis de los Misiles de Cuba llevó a las potencias más cerca del borde del abismo que cualquier otro evento de la Guerra Fría. Estados Unidos detectó bases de misiles y armas soviéticas en la Cuba comunista, a solo 145 kilómetros al sur de Florida. Exigiendo que fueran removidos, el presidente John F. Kennedy declaró que un ataque en territorio estadounidense desencadenaría un ataque nuclear inmediato contra la URSS.

(Mira aquí las fotos de Yuri Gagarin en el primer vuelo espacial tripulado)

El presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy en una televisión de un centro comercial en 1962, durante la Crisis de los Misiles de Cuba, anuncia el bloqueo a la isla. Fue un momento decisivo de la Guerra Fría y también lo más cerca que el mundo estuvo de la guerra nuclear.

Fotografía de Ralph Crane, Revista Life/The LIFE Picture Collection/Getty

La amenaza de una inminente guerra nuclear se cernía sobre casi dos semanas de tensas negociaciones. Finalmente, la URSS acordó desmantelar sus instalaciones de armamento si Estados Unidos se comprometía a no invadir Cuba. Entre bastidores, Estados Unidos acordó retirar las armas nucleares de Turquía; dicho acuerdo no se hizo público hasta 1987. 

Sin embargo, los arsenales nucleares de ambas partes continuaron creciendo exponencialmente. A finales de la década de 1980, los Estados Unidos tenían un estimado de 23.000 armas nucleares frente a las 39.000 de la Unión Soviética.

¿De qué otra manera se libró la Guerra Fría?

Durante más de cuatro décadas de Guerra Fría, Estados Unidos y la Unión Soviética libraron múltiples guerras subsidiarias en todo el mundo. En la Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam y otros conflictos armados, las superpotencias financiaron bandos opuestos o lucharon directamente contra las milicias comunistas o capitalistas. Ambas partes financiaron revoluciones, insurgencias y asesinatos políticos en América Latina, África, Asia y Oriente Medio.

Estados Unidos y la Unión Soviética también compitieron para demostrar el dominio tecnológico en una Carrera Espacial de 20 años. La Unión Soviética obtuvo la primera victoria con el lanzamiento en 1957 del Sputnik-1, el primer satélite artificial del mundo, mientras que Estados Unidos fue el primer país en enviar un hombre a la Luna en 1969. Solo a mediados de la década de 1970 las dos naciones comenzaron a cooperar en misiones conjuntas.

(También te puede interesar: Por qué se construyó el Muro de Berlín… y cómo cayó)

Izquierda: Arriba:

El Sputnik de la Unión Soviética, el primer satélite. Después de la década de 1950, los EE.UU. y la URSS estaban muy adentrados en una carrera espacial, añadiendo otro escenario a la competencia de la Guerra Fría por ser los más preparados militarmente.

Derecha: Abajo:

Un astronauta estadounidense prepara un experimento en la luna.

Fotografía de NASA

¿Cómo terminó la Guerra Fría?

A mediados de la década de 1980, la vida detrás de la Cortina de Hierro había cambiado. Los levantamientos democráticos se estaban filtrando en las naciones del bloque soviético, y la propia URSS luchaba contra el caos económico y político. Estados Unidos y la URSS forjaron una relación más abierta, incluso negociando un tratado nuclear en 1987 que eliminó de los arsenales de las naciones una clase de misiles lanzados desde tierra particularmente peligrosos.

Para 1991, la Unión Soviética había perdido la mayor parte de su bloque por las revoluciones democráticas y el Pacto de Varsovia fue formalmente disuelto. Mijaíl Gorbachov, el último líder de la URSS, abrió su país a Occidente e instituyó reformas económicas que socavaron las instituciones que dependían de los bienes nacionalizados. En diciembre de 1991, la URSS se disolvió en naciones separadas.

¿Qué significa todo esto ahora?

La URSS ha desaparecido y los arsenales nucleares han disminuido drásticamente gracias a los tratados de no proliferación entre Washington y Moscú en las décadas de 1980 y 1990. En las últimas décadas, Estados Unidos y Rusia han cooperado en una serie de cuestiones globales, incluyendo Afganistán y la guerra contra el terrorismo.

Pero la Guerra Fría todavía afecta a la geopolítica moderna. Ambas naciones todavía tienen intereses geopolíticos divergentes, grandes presupuestos de defensa y bases militares internacionales.

La OTAN todavía ejerce poder político y ha crecido hasta incluir a 30 estados miembros. La alianza ahora se extiende hasta las fronteras de Rusia e incluye a los antiguos estados soviéticos y miembros del Pacto de Varsovia, como Polonia y los Estados bálticos. Desde la década de 1990, Rusia ha visto la expansión hacia el este de la OTAN como una amenaza para su seguridad.

Las tensiones entre Rusia y Occidente alcanzaron un nuevo punto máximo tras la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022, país que había solicitado dar los primeros pasos hacia la membresía de la OTAN en 2008, antes de que un nuevo presidente archivara el plan dos años después. Algunos comentaristas han comparado la crisis actual con el comienzo de una nueva Guerra Fría.

¿Ya se está librando una Guerra Fría del siglo XXI? Está por verse. Aunque los historiadores dicen que las decisiones de Potsdam prepararon el escenario para una larga rivalidad posterior a la Segunda Guerra Mundial, es posible que no reconozcamos los comienzos de una nueva Guerra Fría hasta que sea visible en el espejo retrovisor de la historia.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente el 22 de marzo de 2019. Ha sido actualizada.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Historia
Por qué se levantó el Muro de Berlín... y cómo cayó
Historia
Cómo los vascos se convirtieron en una comunidad autónoma dentro de España
Historia
Año Nuevo Lunar: ¿cómo es la celebración del evento que suele provocar la mayor migración anual del mundo?
Historia
Rosh Hashaná: historia y tradiciones del Año Nuevo judío
Historia
¿Cómo la gimnasia se convirtió en uno de los deportes olímpicos más populares?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados