Rusia y Ucrania en conflicto: la complicada historia que las une (y las divide)

Siglos de sangre, dominación extranjera y divisiones internas han dejado a Ucrania en una posición precaria entre Europa y el Este. Los puntos claves para entender por qué la región está en el centro de una nueva y potencial guerra entre Occidente y Rusia

Publicado 22 de feb. de 2022 18:49 GMT-3, Actualizado 24 de feb. de 2022 14:52 GMT-3
Violence Escalates As Kiev Protests Continue

Graves hechos de violencia se dieron en 2014 en el Maidan de Kiev, o Plaza de la Independencia, luego de que el gobierno de Ucrania, bajo presión de Moscú, abandonara un acuerdo para fortalecer sus lazos con la Unión Europea. Rusia se opone al acercamiento de Ucrania a Occidente y parece estar preparada para invadir a su vecino.

 

Fotografía de Jeff J. Mitchell, Getty Images

Mientras la amenaza de una posible invasión rusa a Ucrania continúa dominando las noticias, un repaso por la larga y enmarañada historia de estos contenciosos vecinos revela cómo se fue preparando el escenario para el conflicto de hoy.

Rusia y Ucrania: ¿cuál es el punto histórico que las une?

La herencia compartida de ambos países se remonta a más de mil años atrás, a un tiempo cuando Kiev, hoy en día la capital de Ucrania, era el centro del primer Estado eslavo, la Rus de Kiev, la entidad de la cual emergieron tanto Ucrania como Rusia.

En el año 988, Vladimir I, regente pagano de Nóvgorod y Gran Príncipe de Kiev, se convirtió a la fe ortodoxa y fue bautizado en la ciudad Crimea de Quersoneso. En referencia a ese momento histórico, el líder ruso Vladimir Putin declaró recientemente que “los rusos y los ucranianos son un solo pueblo, una única entidad”.

Una pintura del siglo XIX muestra a Vladimir I, soberano de la Rus de Kiev, el lugar de nacimiento de Rusia y Ucrania, adoptando el cristianismo ortodoxo como la nueva religión del estado en el año 988.

Fotografía de Museo de la Historia de la Religión, a través de Bridgeman Images

¿Cuándo comenzó el quiebre entre Ucrania y Rusia?

Sin embargo, a lo largo de los últimos 10 siglos, Ucrania ha sido repetidamente esculpida por potencias competidoras. En el siglo XIII, la Rus de Kiev fue conquistada por guerreros mongoles del este.

Los ejércitos polaco y lituano invadieron desde el oeste en el siglo XVI. En el siglo XVII, como resultado de la guerra entre la Mancomunidad de Polonia-Lituania y el Zarato Ruso,  las tierras al este del río Dniéper quedaron bajo el control imperial ruso.

La región al este del Dniéper pasó a ser conocida como la “Margen Izquierda” ucraniana, mientras que las tierras al oeste, o “Margen Derecha”, quedaron bajo poder polaco.

Más de un siglo después, en 1793, la ucraniana margen derecha del Dniéper fue anexada por el Imperio Ruso. Durante los años que siguieron, una política conocida como Rusificación prohibió el uso y el estudio de la lengua ucraniana y se presionó al pueblo para que se convirtiera a la fe ortodoxa.

Joseph Stalin: el líder soviético que profundizó la grieta entre Ucrania y Rusia

Ucrania sufrió algunos de sus mayores traumas durante el siglo XX. Tras la Revolución de Octubre de 1917, este fue uno de los muchos países que se vieron arrastrados a una brutal guerra civil antes de ser absorbido plenamente por la Unión Soviética en 1922.

A comienzos de la década de 1930, la campaña de colectivización de granjas impulsada por el líder soviético Joseph Stalin produjo una hambruna que causó la muerte de millones de ucranianos.

A continuación, Stalin importó una gran cantidad de rusos y otros ciudadanos soviéticos para repoblar el este. Muchos de ellos no sabían hablar ucraniano y tenían muy pocos lazos con la región.

La campaña del líder sovietico Joseph Stalin para colectivizar la agricultura llevó a una hambruna general en 1930 que costó la vida de millones de ucranianos. Como consecuencia de esta política (conocida como el Holodomor o “muerte por hambre”) se trasladó a colonos rusos para repoblar el campo.

Fotografía de Ap

Un orador se dirige a una multitud en Chernivtsi, una ciudad al este de Ucrania, durante los “días de la reunificación” en noviembre de 1939. Semanas antes, las tropas alemanas y soviéticas habían invadido Polonia y acordado que el oeste de Ucrania, antes en poder de Polonia, quedaría bajo la órbita soviética.

Fotografía de Anatoliy Garanin, Sputnik/AP

Fronteras actuales de Rusia y Ucrania.

Fotografía de National Geographic

Ucrania: dividida entre Rusia y Occidente

Estos legados históricos han creado grietas duraderas. Debido a que el este de Ucrania cayó bajo el dominio soviético mucho antes que el oeste del país, el pueblo del este tiene lazos más fuertes con Rusia y han sido mas proclives a apoyar a líderes amigables con el país vecino.

La Ucrania occidental, en cambio, estuvo siglos bajo el control de distintas potencias europeas, como Polonia y el Imperio Austrohúngaro, razón por la cual los ucranianos del oeste han tendido a apoyar a políticos más inclinados hacia Europa.

En líneas generales, la población del este tiende a ser de fe ortodoxa y usa la lengua rusa, mientras que en el este se habla más ucraniano y la religión dominante es el catolicismo.

Con el colapso de la Unión Soviética en 1991, Ucrania se convirtió en una nación independiente. Pero unificar el país demostró ser una tarea difícil. Para empezar, “el nacionalismo ucraniano no es tan profundo en el este como en el oeste”, dice el exembajador de Ucrania, Steven Pifer.

La transición hacia la democracia y el capitalismo ha sido dolorosa y caótica y muchos ucranianos, especialmente en el este, añoran la relativa estabilidad de los tiempos pasados.

Un par de peatones camina frente a un cartel soviético anunciando temas de poder y justicia en 1991 en Odessa, una ciudad portuaria en el Mar Negro, al sur del país. Ese año Ucrania se convirtió en una nación independiente y la Unión Soviética fue disuelta.

Fotografía de Bertrand Desprez, Agence VU/Redux

El mapa de Ucrania y su curiosa relación con Rusia

“La mayor división, luego de todos estos factores, es entre quienes ven al Imperio Ruso y al control soviético con más simpatía y aquellos que los ven como una tragedia”, reflexiona Adrian Karatnycky, un experto en Ucrania y exintegrante del Consejo Atlántico de los Estados Unidos.

Estas fisuras quedaron expuestas durante la Revolución Naranja de 2004, en la cual miles de ucranianos marcharon para apoyar una mayor integración con Europa. 

En los mapas físicos se puede ver incluso la división entre las estepas del sur y del este de Ucrania, con sus tierras fértiles para la agricultura, y las boscosas del zonas norte y del oeste, asegura Serhii Plokhii, profesor de historia en Harvard y director del Ukranian Research Institute (o Instituto de Investigación de Ucrania) de esa misma universidad.

De acuerdo con Plokhii, el mapa que evidencia las demarcaciones entre la estepa y el bosque, una línea diagonal entre el este y el oeste, tiene una similitud extraordinaria con los mapas políticos de las elecciones presidenciales de Ucrania de 2004 y 2010. 

Ucrania y Rusia: ¿al borde de una nueva Guerra Fría?

La ocupación y anexión rusa de Crimea en 2014 fue seguida poco después por una revuelta separatista en la región oriental ucraniana de Donbás, que resultó en la declaración de las Repúblicas Populares de Lugansk y Donetsk, apoyadas y recientemente reconocidas por Rusia.

En este momento, el ejército ruso está nuevamente agrupado en las fronteras de Ucrania y hay movimientos de tropas rusas en el Donbás, en lo que constituye un nuevo episodio de la complicada historia de la región.

Dónde queda Donetsk y Lugansk

Donetsk es una ciudad ubicada en el este de Ucrania, sobre el río Kalmius. Es considerada el centro industrial más importante de la histórica región de Donbass. La ciudad se encuentra en medio de la estepa ucraniana y está rodeada de bosques, colinas, lagos y ríos que favorecen la actividad agrícola en la periferia.

Lugansk también se encuentra en el este de Ucrania y está situada sobre el cruce de los ríos Lugán y Oljóvaya. Al igual que Donetsk, es un importante centro industrial de Donbass.

Dónde queda Donbass

Tanto Donetsk como Lugansk son provincias pertenecientes a la región de Donbás o Donbass, ubicada en el sureste de Ucrania, en la frontera con Rusia (a menos de 800 kilómetros de Moscú). Ocupa una posición estratégica por su posición frente al mar Negro y por su consecuente acceso al mar Mediterráneo.

La llamada cuenca del Donbass también es destacada por sus riquezas minerales especialmente vinculadas a la producción de carbón y acero.  Allí, se desarrollan la siderurgia, las construcciones mecánicas y las industrias químicas pesadas.

Una joven bailarina de Kiev pasa junto a unas cortinas azules y amarillas, los colores de la bandera de Ucrania. Muchos de los ucranianos nacidos a partir de 1991, la llamada “Generación de los Libres”, esperan con ansias que su país pueda escapar de la sombra de Rusia y se acerque a Europa y a Occidente.

Fotografía de Agnieszka Rayss, Redux

Partes de este artículo fueron publicados originalmente en 2014, durante la crisis de Crimea. Fue actualizado para reflejar los acontecimientos actuales.

Nota del editor: Esta nota fue actualizada con informaciones sobre las ciudades de Donetsk y Lugansk y la región de Donbass.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Historia
Ucrania: recorrido visual a través de sus últimos 30 años de historia
Historia
Fotografías muestran el caos mientras Rusia invade Ucrania
Historia
Voces de la frontera: la decisión
Medio Ambiente
La guerra en Ucrania podría provocar una escasez mundial de alimentos
Historia
Guerra Fría: ¿qué fue y cómo terminó?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados