Los pingüinos emperador de la Antártida están al borde de la extinción

Un nuevo estudio predice un futuro sombrío para estas aves emblemáticas, que el año pasado experimentaron un fracaso reproductor sin precedentes debido a los niveles récord de hielo marino.

Por Heather Richardson
Publicado 31 ago 2023, 10:48 GMT-3
emperor-genguin-births

Cuando el hielo marino se rompe donde los pingüinos emperador crían a sus polluelos, es poco probable que éstos sobrevivan.

Fotografía de Paul Nicklen Nat Geo Image Collection

Para los pingüinos emperador, el hielo marino es esencial para sobrevivir. Estas aves emblemáticas, que solo se encuentran en la Antártida, se reproducen, ponen sus huevos y crían a sus polluelos en hielo marino rápido (es decir, pegado a tierra). Llegan a sus lugares de cría a finales de marzo. En mayo y junio ponen sus huevos, los que eclosionan al cabo de 65 días durante el crudo invierno antártico. Los polluelos permanecen en el hielo hasta que su esponjoso plumón es sustituido por plumas impermeables, y finalmente empluman en los meses de verano de diciembre y enero.

El año pasado, los niveles de hielo marino en la Antártida alcanzaron su mínimo histórico, un récord que se estableció por primera vez en 2021. La región del Mar de Bellingshausen, al oeste de la Península Antártica, fue testigo de la reducción más extrema del hielo marino, con algunas zonas experimentando una pérdida del 100%.

De las cinco colonias de pingüinos emperador conocidas en la región del mar de Bellingshausen, todas menos una experimentaron lo que muy probablemente fue un fracaso total de la reproducción debido a la pérdida de hielo marino, según un artículo publicado en Nature Communications Earth & Environment. Las imágenes por satélite mostraban claramente que el hielo marino se había roto antes de que los pollos se hubieran desarrollado lo suficiente para sobrevivir por sí solos.

"Nunca habíamos visto que los pingüinos emperador no se reprodujeran a esta escala en una sola temporada", dijo en un comunicado el autor principal del estudio, Peter Fretwell, del British Antarctic Survey. "La pérdida de hielo marino en esta región durante el verano antártico hizo muy poco probable que los polluelos desplazados sobrevivieran".

Desde 2009, cuando comenzó el seguimiento por imágenes de satélite, se han producido casos aislados de fallos "catastróficos" en la reproducción debido a la rápida pérdida de hielo en toda la Antártida, pero este es el primer incidente registrado de fallos regionales generalizados en la reproducción.

El equipo del estudio también cree que sus hallazgos apoyan la proyección de que, si las tasas actuales de calentamiento continúan, para el año 2100, más del 80% de las colonias de pingüinos emperador quedarán casi extintas, es decir, que tienen demasiados pocos individuos para mantener una población.

(Relacionado: ¿Cómo podemos ayudar a los corales y a las aves marinas a sobrevivir al calentamiento global?)

El declive de los pingüinos emperador: una instantánea del futuro

Hasta 2015, el hielo marino de la Antártida iba en aumento. Pero desde entonces, el continente ha experimentado cuatro años de la menor extensión de hielo marino en 45 años de registros por satélite. Entre 2018 y 2022, el 30% de las 62 colonias de pingüinos emperador conocidas en esa zona se vieron afectadas por la pérdida parcial o total de hielo marino.

Este año no parece que vaya a haber mejoras. Dana M. Bergstrom, de la Universidad de Wollongong (Australia), lleva 40 años trabajando en la investigación antártica y subantártica. A principios de este mes, escribió un artículo en Conversation sobre los cambios en la Antártida: "Gran parte del hielo marino de este invierno ha desaparecido. Una corriente oceánica crucial se está ralentizando, y los glaciares y las plataformas de hielo se están desintegrando".

Aunque es extremadamente difícil determinar si los cambios interanuales en el hielo marino son predominantemente el resultado del cambio climático global o de patrones estacionales de viento y clima como La Niña, los modelos predicen una disminución a largo plazo de la extensión del hielo marino antártico.

Los recientes fracasos en la reproducción "podrían ser una instantánea de lo que ocurre en una Antártida futura", afirma Norman Ratcliffe, del British Antarctic Survey, coautor del nuevo estudio.

Los pingüinos emperador no solo dependen de la estabilidad del hielo marino para reproducirse y criar a sus polluelos, sino también para mudar y protegerse de los depredadores.

"Es probable que este tipo de sucesos a escala regional sean cada vez más comunes, con consecuencias devastadoras para los pingüinos emperador y otras especies dependientes del hielo", señala Annie Schmidt, directora del programa Antártida de Point Blue Conservation Science y autora principal de un estudio de 2020 sobre la ruptura temprana del hielo que provocó una pérdida significativa de polluelos.

Los investigadores estarán ahora pendientes de si las colonias de Bellingshausen regresan a sus lugares habituales de cría o si exploran opciones diferentes, como se ha visto con otras colonias.

"Los emperadores se enfrentan a un sustrato de cría bastante efímero y poco fiable, por lo que están adaptados a moverse para hacer frente a estas pérdidas de hábitat", afirma Ratcliffe. "El problema es si ocurre a nivel regional. El mar de Bellingshausen es una zona enorme; no sabemos qué potencial tienen para reubicarse en una parte completamente distinta de la Antártida".

Los pingüinos emperador son importantes depredadores y presas en la cadena alimentaria antártica. También son una especie carismática con la que mucha gente está familiarizada a través de innumerables documentales de naturaleza y películas.

"Creo que todos pensarían que el mundo sería un lugar más pobre y que nuestra administración de la Tierra habría fracasado estrepitosamente si la especie disminuyera o desapareciera", subraya Ratcliffe.

Entre las sugerencias concretas para salvaguardar a los pingüinos en un futuro inmediato figura restringir el acceso a las colonias que aún no han sido visitadas por investigadores y turistas, o que lo son en contadas ocasiones, para limitar las molestias y la contaminación. Además, se pide que se reclasifique a los pingüinos emperador de casi amenazados a vulnerables.

La mayor amenaza para los pingüinos emperador es sin duda el cambio climático. A medida que el mundo se caliente, el hielo marino disminuirá y los pingüinos emperador (así como otros animales) probablemente seguirán su ejemplo. Jeremy Wilkinson, físico especializado en hielo marino del British Antarctic Survey, declaró que el fracaso de la reproducción del año pasado "revela dramáticamente la conexión entre la pérdida de hielo marino y la aniquilación del ecosistema".

"La comunidad científica que se dedica a la investigación relacionada con la Antártida está en general muy preocupada", alerta Schmidt, señalando un llamamiento a la acción climática inmediata tras el reciente simposio del Comité Científico sobre Biología de la Investigación Antártica.

Para especies como el pingüino emperador, la crisis ya está en marcha. "No queda tiempo", concluye Wilkinson.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados