10 curiosidades que probablemente no sabías sobre la Tierra

El planeta al que todos llamamos hogar es aún más extraño de lo que se imagina.

Por Nadia Drake
planeta tierra
El Observatorio del Clima del Espacio Profundo de la NASA (NASA's Deep Space Climate Observatory) capturó esta impresionante imagen del Planeta Tierra desde una perspectiva a millones de millas de distancia.
Fotografía de NASA
 

No hay dudas de que el planeta Tierra es imponente. Y quienes pueden afirmarlo mejor son humanos que han podido verlo desde el espacio con sus propios ojos.

“Tenemos una tendencia a pensar en nosotros mismos como pequeños humanos extraños en un planeta extenso y poderoso, y por lo tanto, irrelevantes para cualquier cosa que pueda afectar al planeta a escala planetaria”, dice la ex astronauta de la NASA Kathryn Sullivan, quien en 1984 se convirtió en la primera mujer estadounidense en realizar un paseo espacial. “En cierta forma es cierto. Pero si observamos al planeta en total, se puede ver cuán interconectado y entrelazado están todos los sistemas”, agrega.

One Strange Rock: Avance
Del aclamado realizador Darren Aronofsky y Nutopia, One Strange Rock -presentado por Will Smith- explora la historia de la Tierra como nunca antes la habías visto.

Aún con toda su magnificencia y majestuosidad, la Tierra también es bastante extraña. Además de ser el único planeta conocido (hasta el momento) en poder sustentar la vida, tiene un conjunto de rarezas innatas, desde curiosidades geofísicas hasta paisajes que adornan su superficie y organismos que viven en ellos. Y cuanto más aprendemos sobre las particularidades de la Tierra, más apreciamos y atesoramos sus muchas maravillas, comenzando por el aire que respiramos.

“Observa la Tierra y ese enorme y majestuoso océano, (la atmósfera) es como la pelusa de una pelota de tenis en lugar de algo descomunal”, dice Sullivan. “Es como la pared de una pompa de jabón, esta pequeña membrana que encierra este grano de roca y es la razón por la cual pueden existir criaturas como nosotros”, adhiere.

Estas son algunas de las cosas más extrañas sobre esta pelota de agua y roca envuelta de gas que llamamos hogar.

1-Los polos del planeta cambian

Todos sabemos que el Norte está en algún lugar por encima de Alaska y que el Sur está justo en medio de la Antártida. Eso siempre será así según los polos geográficos del planeta, pero es solo cierto de forma intermitente para los polos magnéticos de la Tierra. Durante los últimos 20 millones de años, los polos magnéticos han girado cada varios cientos de miles de años, lo que quiere decir que si tenía una brújula en mano aproximadamente hace 800.000 años, esta le diría que el Norte estaba en la Antártida.

Si bien los científicos están bastante seguros de que el núcleo de hierro líquido y agitado de la Tierra impulsa la acrobacia de estos polos, no está muy claro que desencadena en las inversiones en sí. El proceso se da en forma gradual y ocurre durante milenios. Por ahora, el polo magnético Norte de la Tierra se mueve progresivamente hacia el norte aproximadamente 40 millas por año. Y teniendo en cuenta que la última inversión importante del polo sucedió hace 780 000 años, estamos retrasados con el giro.

2- Tiene una luna extremadamente grande

Sin importar cuán grande parezca la Luna de la Tierra en el cielo durante una noche en particular, siempre se encuentra entre los satélites más gigantes del sistema solar. En relación con la Tierra, es sumamente enorme, siendo una cuarta parte del tamaño de nuestro planeta.

La única pareja celestial que puede competir con el equipo conformado por la Tierra y la luna es Plutón y su luna gigante Caronte, que forman más lo que sería un sistema binario (un par de objetos que giran alrededor de cada uno) en lugar de la típica pareja de planeta y luna. Y menos mal que la luna es tan grande y se encuentra tan cerca. Si fuese más pequeña o estuviese más lejos, nunca veríamos eclipses solares completos.

3- La migración mamífera más grande es aérea

Sí, tal vez algunos pueden pensar que los 1,3 millones de ñus que se desplazan entre Kenia y Tanzania conforman la más grande, pero se equivocan.

Millones y millones de murciélagos (gigantes murciélagos de la fruta, para ser exactos) vuelan entre la República Democrática del Congo y el Parque Nacional Kasanka de Zambia cada año. Con más de 10 millones de quirópteros ecolocalizadores que mastican mango y tienen el tamaño de un gato, es la migración de mamíferos más grande que se conoce sobre la Tierra.

4- Acoge a un hongo gigantesco

Cuando se trata de los seres vivos más grandes de la Tierra, uno piensa en la ballena azul, los elefantes y los árboles. Puede que piense incluso en los arrecifes de coral como el grupo de criaturas más grande.

Pero el organismo único más grande que se conoce es el hongo Armillaria de Oregon. En 1992, se encontró uno de estos hongos en Michigan que abarcaba medio kilómetro cuadrado (37 acres). Pero más recientemente, los equipos que investigaban la misteriosa extinción de un árbol descubrieron que el culpable era un hongo aún más monstruoso, que abarcaba un poco más de 8 kilómetros cuadrados (2000 acres) y se estima que tiene miles de años.

Aunque los hongos en sí surgen del suelo, están conectados por una red tentacular subterránea de tejidos llamada micelio. (Puede que las ramificaciones de hongos no sean todos clones perfectos, pero sí parece que el hongo gigante se lleva este trofeo particular).

5- Algunas partes se ven como alienígenas

La Depresión de Afar en Etiopía es un paisaje extraño digno de lo superlativo que comprende. El lugar más caluroso. El lugar más seco. El lugar más bajo. El lugar más extraño. Aunque las aguas termales latentes, los gases tóxicos, los lagos de lava crepitantes y los espejismos salados hacen que la Depresión de Afar parezca uno de los lugares más inhóspitos de la Tierra, aun así, la vida ha encontrado la manera de surgir. Los respiraderos hidrotérmicos de varios colores son hogar de ecosistemas que los astrobiólogos ahora usan como analogía en la búsqueda de vida más allá de la Tierra.

6- Una isla tiene una “cascada debajo del mar”

La costa sudoeste de Mauricio parece tambalearse al borde de una cascada profunda debajo del bar. Pero el inminente abismo, y la posición precaria de la isla, son solo una ilusión. Las corrientes oceánicas arremolinadas traen sedimentos y arena y crean el imponente patrón, que se pinta por encima de un lecho marino relativamente inocuo. Es muy espectacular verlo desde arriba e incluso se puede observar en las imágenes de Google Earth.

7- Existen joyas ocultas debajo de sus pies

Enterrados a miles de pies bajo tierra, los pilares yesosos en la correctamente llamada Cueva de los cristales en México son los cristales naturales más grandes que se conocen. Algunos de los pilares de la sofocante cueva  miden más de 30 pies de largo. Pensará que es toda una dificultad para la Tierra ocultar un tesoro cristalino brillante así, pero la cueva fue descubierta recién en el año 2000, cuando los mineros de plata atravesaron sus paredes por accidente.

Un tesoro de similar magia subterránea, la cueva Hang Son Doong de Vietnam (la más grande del mundo) también permaneció escondida hasta hace poco tiempo. Descubierta en 1991, la cueva alberga un bosque frondoso tan grande como para que un Boeing 747 estacione cómodamente dentro.

8- Algunas de sus nubes están vivas

A veces, al atardecer, aparecen cerca del suelo nubes oscuras que cambian de forma. Mientras giran y se transforman, estas nubes parecen tener vida, y es porque sí la tienen. Formadas por cientos o miles de estorninos (especie de ave) que vuelan en tándem, el fenómeno es conocido como murmuración. Los científicos sospechan que las aves realizan esta fascinante exhibición cuando buscan un lugar para anidar o para evadir a los depredadores. Pero aún es un enigma el cómo, exactamente, logran esta sincronía acrobática exquisita en el vuelo.

9- Existe una pradera submarina

¿Quién es el más viejo?

La pradera marina de mayor extensión del Mediterráneo, llamada Posidonia, en honor al dios griego Poseidón, también se encuentra entre los seres vivos más antiguos de la Tierra: La secuencia genética recientemente reveló que la vasta pradera Posidonia que crece cerca de la costa de España podría tener cientos de miles de años.

Esto significa que antes de que nuestros ancestros humanos modernos dejaran África, las primeras raíces de estas praderas estaban arraigándose y comenzaban un proceso de división celular y clonación que sobreviviría a la propagación mundial de la humanidad. Una de las razones por la cual la Posidonia de crecimiento lento puede durar tanto tiempo es que tiene poca competencia natural o depredadores, a excepción de los humanos, cuyo crecimiento de la población y gestión de hábitat deficiente están destruyendo lentamente las antiguas praderas.

10- Un río en ebullición

Aunque una vez se creyó que solo era una leyenda, el río en ebullición oculto en la profundidad del Amazonas peruano de hecho sí existe. Bien, no está en ebullición real, pero sí tiene algunos grados más y, es lo suficientemente cálido como para transformar un bosque que ya es sobrenatural en un paraíso místico y humeante que puede cocinar vivos a algunos animales distraídos.

Recientemente, el explorador de National Geographic Andrés Ruzo fue al río en ebullición y regresó con una razón de su efervescencia: una tremenda actividad geotérmica que no se relaciona con los volcanes ni con la explotación petrolera.

ONE STRANGE ROCK es una serie de National Geographic presentada por Will Smith.

Seguir leyendo