Sueño monofásico o polifásico: ¿Cuál es la forma "correcta" de dormir?

Los registros históricos muestran que los seres humanos dormían, se despertaban y volvían a dormir con regularidad antes de la Revolución Industrial. Pero, ¿era realmente un hábito universal y tiene beneficios?

Por Leah Worthington
Publicado 17 ene 2024, 08:09 GMT-3
Aunque la mayoría de las sociedades modernas duermen de un tirón durante la noche, los expertos ...

Aunque la mayoría de las sociedades modernas duermen de un tirón durante la noche, los expertos debaten si ese ciclo de sueño es natural para el ser humano.

Fotografía de leungchopan SHUTTERSTOCK

Tras despertarse en mitad de la noche todos los días durante una semana, es posible que hoy le diagnostiquen insomnio y le receten medicación para dormir. Pero hace sólo unas generaciones, esto apenas era motivo de preocupación, y mucho menos de intervención médica. 

Despertarse en mitad de la noche era habitual, si no la norma, en las culturas occidentales preindustriales, según Roger Ekirch, profesor de Historia de Virginia Tech, cuyas investigaciones sobre el sueño segmentado sirvieron de base para su libro At Day's Close: La noche en tiempos pasados. 

Con horarios dictados por el sol en lugar de por los relojes y las luces eléctricas, es probable que la gente se acostara antes y, en lugar de unas rápidas y continuas ocho horas, disfrutara de un período de descanso más largo, que incluía dos sueños más cortos interrumpidos por un período de vigilia.

No todo el mundo está de acuerdo. Algunas investigaciones muestran que las comunidades de cazadores-recolectores podrían haber dormido de un tirón, de forma muy parecida a como lo hacemos ahora. Estos datos también podrían indicar que las sesiones de sueño múltiples nunca fueron la norma en las sociedades de todo el mundo, ni siquiera antes de la Revolución Industrial.

Hoy en día, con electricidad para alargar nuestras horas de vigilia y alarmas para acortar nuestro descanso, la mayoría de la gente intenta dormir de un tirón. Pero algunos expertos debaten si el sueño intermitente es natural y los beneficios potenciales de los distintos patrones de sueño en la vida moderna.

¿Qué es el sueño polifásico?

El sueño segmentado consiste en dos (bifásico) o más (polifásico) periodos de sueño interrumpidos por periodos de vigilia, que pueden durar de minutos a horas según la especie. Los estudios estiman que más del 86% de los mamíferos, incluidos perros, roedores, erizos e incluso algunas ballenas, duermen en varios periodos.

Hasta hace poco, se creía que los humanos formaban parte de la minoría de especies -incluidos la mayoría de los primates- que dormían de forma estrictamente monofásica. Esa hipótesis era errónea, afirma Russell Foster, profesor de neurociencia circadiana de la Universidad de Oxford.

Los registros históricos contienen pruebas de hábitos de sueño bifásicos en humanos que se remontan a cientos de años. Según Ekirch, el sueño en las civilizaciones occidentales preindustriales se producía en dos turnos. La gente dormía varias horas y se despertaba después de medianoche para meditar, practicar sexo y socializar durante una hora más o menos, antes de volver a la cama para el segundo sueño.

Una ballena jorobada madre sostiene a su cría cerca de la superficie mientras duermen. Se cree que la mayoría de las ballenas jorobadas duermen en varias fases durante el día o la noche.

Fotografía de Ben Horton Nat Geo Image Collection

Pero algunos expertos creen que este comportamiento aún está en nuestra naturaleza. En su trabajo pionero de 1992 sobre el tema, el psiquiatra y científico emérito del Instituto Nacional de Salud Mental Thomas Wehr observó que, tras varias semanas de confinamiento en una habitación oscura durante 14 horas al día, casi todos los participantes habían pasado a un ciclo de sueño segmentado

"De media, para todo el grupo, era bimodal", afirma Wehr. Descubrió que las personas tendían a dormirse primero por la noche y de nuevo hacia la madrugada. "El patrón medio era muy similar al del sueño en algunos animales diurnos, activos durante el día, como las panteras".

¿Razones biológicas y psicológicas del sueño polifásico?

“Desde una perspectiva fisiológica, el sueño bifurcado tiene sentido”, sostiene Daniel Buysse, profesor de psiquiatría, medicina y ciencias clínicas y traslacionales de la Universidad de Pittsburgh. Los dos procesos del sueño (el homeostático y el circadiano) están "mezclados" en nuestro condensado horario de sueño, dice Buysse. Con más tiempo, añade, los procesos podrían separarse en el tiempo, lo que nos permitiría despertarnos de forma natural entre ciclos.

De hecho, estos periodos de vigilia entre sueño y sueño podrían tener incluso una función de supervivencia. En su experimento, Wehr observó que los participantes se despertaban a horas ligeramente distintas cada noche y que, de media, no había ningún momento en el que todas las personas estuvieran dormidas

Desde una perspectiva evolutiva, esto podría haber cumplido una "función de centinela", asegurándose de que siempre hubiera alguien despierto para vigilar al grupo. 

Algunos han defendido el sueño polifásico como una forma de "biohackear" el cuerpo y prolongar las horas de vigilia. Sin embargo, los expertos lo desaconsejan. Engañar al cuerpo para que sobreviva con rachas de sueño más cortas no es lo mismo que despertarse de forma natural de un sueño bien descansado, asegura Elizabeth Klerman, coautora con Foster de un artículo de 2021 en el que se analizan las repercusiones del sueño polifásico artificial. Se pregunta: "¿Pararías una lavadora antes de que se acabara el ciclo?".

Algunos escépticos de la teoría del sueño polifásico natural señalan las pruebas contradictorias halladas entre las poblaciones de cazadores-recolectores modernos. Jerome Siegel, catedrático de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la UCLA, realizó investigaciones en sociedades de cazadores-recolectores de Tanzania, Bolivia y Namibia que revelaron patrones de sueño similares a los de los humanos de las sociedades postindustriales.

Izquierda: Arriba:

Nueva York es apodada cariñosamente la ciudad que nunca duerme, y con todas esas luces encendidas por la noche, tiene sentido por qué.

Fotografía de NASA, Science Source
Derecha: Abajo:

La llegada de la electricidad y la luz artificial ha afectado a todo el mundo. Los datos del Programa de Satélites Meteorológicos de Defensa estadounidense muestran que el brillo artificial del cielo, medido como el exceso de luz en el cielo en comparación con sus niveles naturales, varía de negro (el más bajo), pasando por el azul, el verde, el amarillo y el naranja, hasta el rojo.

Fotografía de P. Cinzano Fabio Falchi and Chris D. Elvidge, Blackwell Science, Science Source

Los datos sobre patrones de sueño recogidos durante cientos de días consecutivos revelaron que, en tres grupos distintos y geográficamente aislados, las personas dormían aproximadamente entre 5,7 y 7,1 horas continuas cada noche. Para Siegel y sus colaboradores, estos resultados demuestran que el sueño monofásico moderno es una vuelta a los patrones tradicionales observados entre los cazadores-recolectores.

"No tienen luz eléctrica, no tienen calefacción... [no] han cambiado su entorno, ni su estructura social durante cientos de miles de años", afirma. "Quizá hubo un periodo en la historia de la humanidad en el que la gente se despertaba en mitad de la noche, pero decir que ése es el patrón normal contradice todos estos datos".

Más de un milenio de sueño polifásico

Aunque es posible que nuestras sociedades más primitivas fueran monofásicas, Ekrich halló registros de sueño segmentado que se remontan a la Odisea de Homero, publicada a finales del siglo VIII o principios del VII a.C. Otras indagaciones revelaron innumerables referencias a "primeros" y "segundos sueños" en todo tipo de documentos de archivo, desde diarios a textos médicos. 

"Las referencias se enunciaban como si el sueño segmentado fuera absolutamente natural y no necesitara explicación", explica.

En el pasado, dice Foster, la gente tendía a dormirse más temprano, hacia el anochecer, y a descansar hasta el amanecer. Pero todo cambió con la llegada de fuentes de luz artificial asequibles, que básicamente acabaron con nuestra dependencia de la luz solar. "Trabajamos hasta mucho más tarde. Así que estamos anulando la oscuridad natural y, por tanto, reduciendo nuestras posibilidades de dormir"

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con la historia. Niall Boyce, profesor inglés de la Universidad de Londres, sostiene que el sueño polifásico puede no haber sido necesariamente la norma. 

También Siegel cuestiona la certeza de la interpretación de Ekirch, argumentando a favor de sus datos sobre cazadores-recolectores modernos frente a las pruebas anecdóticas encontradas en los registros históricos. 

"El patrón de sueño bimodal que puede haber existido en Europa occidental no está presente en los grupos ecuatoriales tradicionales actuales y, por extensión, probablemente no estaba presente antes de que los humanos emigraran a Europa occidental", escribieron los autores en su artículo. "Más bien, este patrón puede haber sido una consecuencia de las noches de invierno más largas en latitudes más altas".

También es objeto de debate si el sueño polifásico existe entre los humanos modernos. Mientras que algunos defienden una definición más estricta del fenómeno, otros incluyen siestas y breves incursiones nocturnas como ejemplos de patrones modernos de sueño segmentado.

Dado que el sueño está influido por contextos ambientales y sociales, Buysse afirma que los patrones pueden variar mucho entre individuos, así como geográfica y estacionalmente.

"Principalmente no creo que haya un patrón de sueño que sea el patrón de sueño humano", afirma. "Creo que la adaptabilidad es la característica principal".

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados