Conoce a la hormiga bala: el insecto con la picadura más dolorosa del mundo

De acuerdo con sus víctimas, el dolor extremo de su mordedura se asemeja a recibir un disparo. Un pueblo indígena en Brasil se somete intencionalmente a ellas en sus ritos de iniciación para convertirse en guerreros.

Por Redacción National Geographic
Publicado 13 jun 2023, 11:24 GMT-3

Retrato de una hormiga bala, conocida por su picadura extremadamente dolorosa.

Fotografía de David Liittschwager

La hormiga bala (Paraponera clavata) es un insecto que habita las regiones húmedas y tropicales de Centro América y el Sur, principalmente en países como Brasil, Bolivia y Perú, pasando por Venezuela, Honduras y Costa Rica. Se la reconoce por distintos nombres, todos ellos relacionados con el potencial de su picadura y el umbral del dolor, explica un artículo de la Enciclopedia de la Vida (EOL por sus siglas en inglés): 

  • En Venezuela, es conocida como “La hormiga de las 24”, a razón de las horas en que una persona puede estar infligida por su ataque
  • Otro de los nombres que recibe el insecto proviene del idioma portugués en Brasil: Formiga cabo verde, formigão o formigão-preto (hormiga negra grande) 
  • En la lengua tupí-guaraní distribuida por Sudamérica, la hormiga bala es conocida como tocanderatocandira tocanquibira; que significa “la que hiere profundamente”

(Te podría interesar: Cuál es el insecto más fuerte del mundo en relación a su tamaño)

Una de las picaduras más dolorosas según la escala de Schmidt 

Dice EOL que la hormiga bala se encuentra primera en el podio como la mordida más dolorosa en el “índice de dolor de Schmidt”una escala que gradúa de 0 (nulo) a 4 (más dolorosa) según el trabajo de investigación desarrollado por el entomólogo estadounidense Justin O. Schmidt, quien se sometía al ataque de los insectos para clasificarlos. 

Según Schmidt, el dolor de la mordedura de la hormiga bala es similar a “caminar sobre carbón en llamas con un clavo de tres pulgadas incrustado en el talón”. Otras víctimas lo clasificaron como una aflicción similar a recibir un disparo; de allí proviene su popular nombre. Cuando la hormiga depreda a sus víctimas, provoca olas de dolor ardiente, palpitante y puede perdurar hasta un día, indica la EOL. 

El principal neurotóxico producido por el insecto se llama Poneratoxina. Es un péptido paralizante del veneno que, además de su dolor devastador, provoca retención de líquidos (edema), el aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia) y la expulsión de sangre junto con las heces de las personas, sintetiza EOL. 

(Relacionado: 5 datos sobre la vinchuca, el insecto que transmite el mal de Chagas)

Los ritos del pueblo Sateré-Mawé de Brasil con la “hormiga negra”

Existe una comunidad indígena del Amazonas que somete intencionalmente a los niños de su pueblo a recibir la picadura como un rito de iniciación para convertirse en guerreros. El ritual del pueblo Sateré-Mawé, cuenta la enciclopedia, consiste en dormir al menos 80 ejemplares de hormigas mediante un sedante natural e impregnarlas en un guante elaborado con hojas con sus aguijones hacia adentro.

Luego, las hormigas recuperan la conciencia y son provocadas intencionalmente con humo propagado por el iniciador de la ceremonia para, así, meter la mano del niño en el guante y mantenerlo dentro por al menos cinco a diez minutos. Finalizado el ritual, la mano y parte del brazo quedan temporalmente dormidos gracias al veneno recibido por la hormiga bala y puede temblar del dolor por días inclusive, indica la EOL. 

Sin embargo, para concretar la prueba, los niños deben padecer tal dolor al menos 20 veces durante varios meses o incluso años. 

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados