Huella de carbono: qué es, cómo se mide y qué acciones implementar para reducirla

Herramientas y consejos para identificar cuál es el impacto en el planeta de las acciones cotidianas y qué se puede hacer para reducir o mitigar sus efectos. Qué opinan los especialistas.

Por Redacción National Geographic
Publicado 16 may 2022 08:32 GMT-3, Actualizado 20 may 2022 15:52 GMT-3
Estudiantes pasean en bicicleta por el templo hindú Nallur Kandaswamy Kovil en Jaffna, Sri Lanka.

Estudiantes pasean en bicicleta por el templo hindú Nallur Kandaswamy Kovil en Jaffna, Sri Lanka.

Fotografía de Ami Vitale

Los gases de efecto invernadero son los principales causantes del calentamiento global, pero para muchas personas esto es algo que atañe a las grandes empresas y que no guarda relación con las acciones cotidianas. Sin embargo, cada aspecto de la vida en sociedad deja una marca, una huella de carbono, que es fácilmente medible y, en consecuencia, reducible y compensable.

National Geographic conversó con especialistas y emprendedores regionales que despejaron todas las dudas y compartieron consejos para medir el impacto individual sobre el planeta y qué acciones se pueden implementar en el hogar para impulsar el cambio positivo.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono representa la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que se emitieron a la atmósfera por medio de alguna actividad humana, que puede ser un producto o un servicio, o por la acción diaria de un habitante”, explicó a National Geographic mediante videollamada el especialista en mitigación del cambio climático y huella de carbono Sebastián Galbusera, quien imparte clases en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) y en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Estas actividades humanas pueden ser tanto individuales como colectivas y su impacto se mide en toneladas o kilos de dióxido de carbono que equivalen a gases de efecto invernadero (GEI), según detalla la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Toda actividad genera algún tipo de impacto”, comentó Galbusera, “pero lo que ocurre es que hay algunas que generan una menor huella de carbono o tienen una huella de carbono que se compensa, por ejemplo, a través de una reforestación o plantación de árboles que capture los gases emitidos por medio de la fotosíntesis”.

La app Widu, desarrollada por la bióloga Daniela Gómez de la Maza y la ingeniera Ana Hanhausen Doménech mide la huella de carbono y ofrece acciones y soluciones para reducir o mitigar el impacto individual.

Fotografía de National Geographic

La bióloga mexicana Daniela Gómez de la Maza, cofundadora y directora de operaciones de Widu, una app en desarrollo que mide la huella de carbono y ofrece acciones y soluciones para reducir o mitigar el impacto, añadió que el concepto mismo de huella de carbono es una herramienta para que las personas puedan tomar consciencia sobre las emisiones que genera sus estilos de vida y definir en qué áreas pueden hacer mejoras para reducir el impacto ambiental.

(Te puede interesar: Cómo hacer compost en casa y por qué es bueno para el medio ambiente)

La especialista, quien también conversó con National Geographic a través de videollamada, aclaró que más allá de la responsabilidad de las grandes empresas y de los Estados, contemplar el factor individual representa una oportunidad para implementar un estilo de vida más sostenible. 

“De esta manera”, explicó, “podemos pensar y elegir, por ejemplo, qué productos o qué servicios compramos, cómo moverse, qué ropa usamos o qué tipo de comida consumimos”.

Una bolsa reutilizable junto a frutas y verduras. Consumir productos de estación y locales, hacer compostaje y hacer las compras con bolsas reutilizables son acciones simples que ayudan mucho al medio ambiente.

Fotografía de Andria Lo

¿Para qué se mide la huella de carbono?

Más allá del diagnóstico, y tal como sostuvo mediante una videollamada con National Geographic la ingeniera Ana Hanhausen Doménech, cofundadora y CEO de Widu, “lo que no se mide no se puede mejorar”. 

Para la especialista, la huella de carbono es el punto de partida para la reducción del impacto.

Sin embargo, la métrica de carbono tiene diferentes escalas de acuerdo a la magnitud de las emisiones. A nivel países, añadió Galbusera, se encuentran los inventarios de GEI que ofrecen una fotografía de cuáles son las actividades que más gases emiten dentro de un Estado.

 “A partir de esa medición se pueden diseñar e implementar políticas públicas que reduzcan con eficiencia las emisiones de las principales fuentes”, profundizó el docente argentino. 

Asimismo, la otra escala involucra a las empresas: “En el caso de la huella de carbono de un producto o servicio, la métrica permite entender en qué parte de la cadena productiva se emiten grandes cantidades de GEI”, agregó.

Los especialistas coinciden en que estas mediciones permiten reducir las emisiones a partir de la incorporación de tecnología y/o de nuevas políticas de gestión.

“El consumidor tiene la responsabilidad de informarse y decidir qué tipo de oferta elige.”

Por: Sebastián Galbusera
Especialista en mitigación del cambio climático y huella de carbono. UBA/UNTREF/FLACSO

A escala individual, Galbusera hizo énfasis en la importancia de comprender que la demanda determina la oferta: “El consumidor tiene la responsabilidad de informarse y decidir qué tipo de oferta elige”.

(Escucha esta serie de podcasts de National Geographic y descubre cómo y porqué lo que haces cuenta)

Para Hanhausen Doménech, si bien las empresas son las que tienen una huella de carbono más grande, “todos podemos generar estos cambios positivos que en adelante pueden propiciar una transformación a escala mayor”.

¿Cómo medir la huella de carbono?

Existen diversas metodologías disponibles en materia de cálculo de huella de carbono. Incluso, hay otro tipo de mediciones, como la huella hídrica, que calcula el consumo de agua, o la huella ambiental, que evalúa, calcula y pondera los principales impactos ambientales potenciales de un producto, organización o servicio en base al análisis de su ciclo de vida.

En lo que respecta específicamente a la huella de carbono, se calcula en masa de CO2 equivalente (CO2e o CO2eq) y la referencia es el CO2 porque resulta el gas más emitido entre los GEI.

En cuanto a su fórmula, Galbusera explicó que se obtiene a partir de  la multiplicación del dato de consumo de la actividad por su fuente de emisión en relación al gas o combustible utilizado .

Para hacer la medición, existen calculadoras gratuitas desarrolladas por diferentes espacios y organizaciones que buscan facilitar el proceso de cálculo.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) cuenta con una calculadora de huella de carbono de uso público que tiene en cuenta el tamaño del hogar y la cantidad de habitantes. Además, formula preguntas basadas en tres áreas claves: energía, transporte y estilo de vida, estando este último vinculado centralmente al consumo de alimentos y a la gestión de residuos.

Algunos gobiernos municipales también han desarrollado herramientas para medir el impacto individual. Por ejemplo, la Alcaldía de Santiago de Cali, Colombia, diseñó junto al Proyecto Huella de Ciudades, una app pública para medir la huella de carbono.

El sitio web de la iniciativa colombiana indica: “Esta aplicación permite medir tu huella de carbono, es decir, la cantidad de gases de efecto invernadero generados por tus actividades cotidianas”.

Otra opción es Carbon Footprint, un rastreador de las fuentes de las emisiones de carbono que, a través del sistema GPS, permite detectar las emisiones de CO2 durante el desplazamiento.

Widu, la app mexicana desarrollada por Gómez y Hanhausen Doménech, calcula la huella de carbono y la huella ambiental con el fin de ofrecer diferentes acciones posibles para reducir o mitigar el impacto. Además, abre la posibilidad de contactar e interactuar con ONGs y empresas verdes.

Existen muchas herramientas con características similares, en distintos idiomas y con diferentes niveles de complejidad. “Notamos una gran desconexión entre todas las personas que quieren actuar porque, además, no saben por dónde empezar”, detalló Hanhausen Doménech. Estas iniciativas buscan también generar lazos para que el abordaje sustentable se expanda.

(También te puede interesar: Día de la Tierra: 7 acciones (cotidianas) a favor del planeta)

Cómo disminuir la huella de carbono

La mayoría de las herramientas para medir el impacto individual en el planeta no sólo se limitan a cuantificar las emisiones de las actividades cotidianas sino que también ofrecen opciones para reducir y compensar la huella. 

De acuerdo con Hanhausen Doménech, las acciones para reducir el impacto negativo pueden encararse tanto desde lo personal como desde lo comunitario: “Cuando hablamos de acciones personales nos referimos a cambios de hábitos tales como apagar las luces al desocupar espacios, instalar paneles solares, comprar productos locales, etc”, reiteró la CEO. 

En cuanto a las comunitarias, la app mexicana establece acciones junto a ONGs u otros actores como reforestar determinadas regiones de una ciudad o país o realizar limpiezas de residuos plásticos. 

“Incentivamos a reducir la huella de carbono personal, pero también invitamos a profundizar las acciones comunitarias, porque creemos que mientras mayor sea la unidad, mayor será la escalabilidad del cambio.”

Por: Ana Hanhausen Doménech
Cofundadora y CEO de Widu

“Incentivamos a reducir la huella de carbono personal, pero también invitamos a profundizar las acciones comunitarias, porque creemos que mientras mayor sea la unidad, mayor será la escalabilidad del cambio”, agregó Hanhausen Doménech. 

Para Galbusera, en la acción individual los cambios se producen al optar por ejemplo, por productos amigables con el ambiente o por elegir un transporte sostenible en lugar de utilizar a diario y de forma constante el automóvil. El especialista también aconsejó aplicar las 3R: reducir, reutilizar y reciclar.

Gran parte de las acciones que ofrecen las herramientas de cálculo están vinculadas a las áreas que mayor huella de carbono generan: energía, transporte, alimentación y residuos. 

Además del aspecto social, la huella de carbono depende del estilo de vida de la persona. Así, todo lo que tiene que ver con uso de energía aumenta mucho la huella por lo que, entre las acciones, se aconseja reducir nuestros consumo energético y tratar, en la medida de lo posible, de migrar a energías renovables”, afirmó Hanhausen Doménech, quien, al igual que Galbusera, sumó el impacto de la movilidad y la necesidad de reemplazar el uso de automóviles particulares por alternativas sostenibles, como la bicicleta.

(Contenido relacionado: Afuá: la ciudad de las bicicletas en al Amazonía brasileña)

Otro aspecto que, sin duda, suma al cambio, añadió Gomez, es la adopción de modificaciones en los hábitos alimentarios que contemplen el consumo local y estacional, así como la reducción de la ingesta de productos animales.

¿Por qué es importante el concepto de huella de carbono?

El clima del planeta está cambiando. El calentamiento global se está produciendo más rápido que cualquier otro fenómeno climático anterior y el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en español) ha sido contundente al respecto, en su sexto informe de evaluación: la humanidad ha influido de manera inequívoca para que esto sea así.

Un niño corre frente a la central eléctrica de carbón The Guru Nanak Dev, cerrada en 2017

Fotografía de John Stanmeyer

La principal causa del calentamiento registrado durante el siglo pasado ha sido la emisión de gases de efecto invernadero a partir de actividades antropogénicas, destacándose la quema de combustibles fósiles.

Sin embargo, advierte el IPCC, resulta igualmente indudable que la responsabilidad por revertir el actual escenario recae sobre el ser humano. Para hacerlo, es fundamental medir la llamada huella de carbono y, en función de sus resultados, determinar las acciones de mitigación.

¿Cuáles son los principales gases del efecto invernadero?

De acuerdo con un artículo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), los GEI se producen de manera natural y son esenciales para la vida en la Tierra, ya que evitan que el calor que emana el Sol se pierda hacia el espacio.

La CEPAL señala que los principales GEI presentes en la atmósfera son: dióxido de carbono (CO2), vapor de agua (H2O), óxido nitroso (N2O), metano (CH4) y ozono (O3).

La creciente emisión y concentración de estos gases han agravado la actual crisis climática que tiene al calentamiento global como protagonista.

“Se estima que las actividades humanas han causado un calentamiento global de aproximadamente 1,0 °C con respecto a los niveles preindustriales, con un rango probable de 0,8 °C a 1,2 °C. Es posible que el calentamiento global llegue a 1,5 °C entre 2030 y 2052 si continúa aumentando al ritmo actual”, advierte el IPCC.

(Descubre por qué las extremas olas de calor, las inundaciones y las sequías empeorarán si no se reduce el calentamiento global)

El Panel Intergubernamental también informa que este incremento de la temperatura podría causar nuevos cambios a largo plazo en el sistema climático, como un aumento del nivel del mar, acompañados de impactos asociados.

Además, la Organización Meteorológica Mundial (OMM), alertó que los promedios mundiales de dióxido de CO2, CH4 y N20 alcanzaron nuevos niveles máximos en 2020. “En comparación con los niveles preindustriales (1750), estos valores suponen incrementos del 149 %, 262 % y 123 %, respectivamente”, explicó la OMM.

Al igual que el IPCC, la OMM vincula dichos incrementos a la actividad humana.

Es por eso que resulta indispensable analizar el propio estilo de vida y encarar acciones para reducir y mitigar, desde lo individual, el impacto ambiental. Un posible primer paso es calcular la huella de carbono.

National Geographic, a través de su iniciativa Lo Que Haces Cuenta, busca inspirar a las personas a adoptar hábitos sustentables, reducir la huella de carbono y llevar adelante acciones individuales y colectivas para el cuidado del medioambiente. Nuestra misión es despertar al explorador que todos llevamos dentro porque creemos que, cuanto más nos relacionamos con la naturaleza y el planeta, más entendemos la importancia de preservarlo.

LO QUE HACES CUENTA
Seguir leyendo

Te podría interesar

Medio Ambiente
Todos por un océano sin plásticos
Medio Ambiente
Los microplásticos ya están en nuestros cuerpos. ¿Cuánto nos dañan?
Medio Ambiente
Imágenes infrarrojas muestran la masiva fuga de gas en California, de 2016
Medio Ambiente
¿Podrán las nanoburbujas de las trajineras salvar a un humedal mexicano en peligro?
Medio Ambiente
Lo que haces cuenta – Cambio Climático

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados