Las abejas silvestres están construyendo sus hogares con plástico y los científicos no están seguros por qué

Las abejas solitarias de Argentina ahora eligen el plástico para construir sus nidos únicos.jueves, 6 de junio de 2019

Por Sarah Gibbens
Retrato de una abeja cortadora de hojas, la especie que se cree que está utilizando plástico como material de construcción en Argentina.

Las abejas silvestres, que construyen sus nidos en los campos argentinos de cultivo, se encontraron recientemente construyendo nidos con el material de embalaje plástico que estaba en las granjas.

Desde el 2017 al 2018, los investigadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina elaboraron nidos artificiales de madera para las abejas silvestres. A diferencia de las especies de abejas que tienen una gran colmena con reinas y obreras, las abejas silvestres se meten en los nidos para poner larvas individualmente. Los nidos construidos encajan como rectángulos largos con una abertura estrecha y hueca que permiten que las abejas silvestres se arrastren hacia el interior y lo llenen con hojas cortadas, ramitas y barro.

Se construyeron sesenta y tres nidos de madera y tres se encontraron cubiertos completamente con plástico. Similares al tamaño y a la forma de una uña, los trozos de plástico habían sido cuidadosamente cortados por las abejas y dispuestos con un patrón superpuesto en sus nidos. Según el material, los investigadores creen que el plástico puede provenir de una bolsa o film de plástico, que tiene una textura similar a la que las abejas suelen usar para armar sus nidos.

De los tres nidos de plástico, uno no se había terminado, lo que significa que la abeja no lo usó para poner sus larvas, informa Science Alert. En los dos restantes, una larva murió y la otra no se encontró, lo que llevó a los investigadores a creer que sobrevivió.

¿Qué significa para las abejas?

Esta nueva investigación, publicada en la revista Apidologie, documenta la primera vez que se ve a las abejas haciendo nidos sólo de plástico, pero durante años los científicos sostuvieron que las abejas incorporaban plástico en sus materiales de construcción.

En el 2013, un artículo publicado en Ecosphere describió cómo las abejas usaban films de plástico y espumas para armar sus nidos en las áreas urbanas de Toronto, Canadá. Al igual que las abejas en Argentina, las abejas silvestres observadas en Canadá cortaron trozos de plástico que se parecían a las hojas que comúnmente usan.

El estudio canadiense descubrió que las abejas no sólo usaban las bolsas de plástico. Las resinas de las plantas, que pueden transformarse en cualquier cosa, desde goma hasta látex, suelen unir los materiales de construcción de una abeja. Pero algunos individuos, observaron, que estaban arrastrando una masilla de plástico a sus nidos para usar en su lugar.

Ambos estudios señalaron que es necesario realizar más investigaciones antes de que los científicos puedan describir el impacto potencial que podría tener el plástico en las abejas, pero la construcción del nido muestra que las abejas se adaptan a los entornos cambiantes. En ambos lugares, las hojas estaban disponibles fácilmente como material de construcción.

"Demostraría la flexibilidad de adaptación que tendrían ciertas especies de abejas ante los cambios en las condiciones ambientales", escribió la autora principal del estudio, Mariana Allasino, en un comunicado de prensa traducido del español.

Peligros plásticos

Hollis Woodard, un entomólogo que estudia abejas en el laboratorio Woodard de la Universidad de California Riversides, no se sorprende al ver a las abejas transportando plástico hacia sus nidos.

"Creo que es muy triste", dice ella. "Es otro ejemplo del uso rampante de materiales que terminan en lugares donde no tenemos la intención".

El plástico con frecuencia representa una amenaza para la vida silvestre en forma de microplásticos que son los pedazos de plástico pequeños que se forman a medida que la basura de plástico más grande se desintegra. Los microplásticos son un peligro para los animales que los confunden con alimentos, lo que muchos hacen, especialmente en los ambientes marinos. Sin embargo, ningún estudio indica que las abejas podrían estar consumiendo plástico.

Entre los peligros que enfrentan las abejas están los pesticidas, la destrucción del hábitat y la exposición a virus o parásitos.

Los investigadores han especulado que el plástico puede formar una barrera contra los problemas comunes de los nidos como el moho y los parásitos.

Si las abejas de hecho eligen el plástico en lugar de los materiales naturales, no sería la primera vez que los animales usan la basura para su propio beneficio.

Los gorriones y los pinzones forman sus nidos con colillas de cigarrillos para alejar a los ácaros parásitos. Los milanos negros en los Alpes italianos recolectan brillantes tiras de plástico para decorar sus nidos y atraer a sus compañeros.

"Se necesitaría investigar mucho más para saber qué significa esto para las propias abejas", dice Woodard. "Claro que es posible que pueda ofrecer algunos beneficios, pero eso aún no se ha demostrado. Creo que igualmente es factible que haya cosas que son perjudiciales".

Seguir leyendo