Bruce McCandless se convirtió en el primer astronauta en maniobrar libremente en el espacio sin estar ...

La NASA devela el análisis más reciente sobre el estudio de los ovnis en el espacio

El comunicado especial que mantuvo en vilo a ufólogos y aficionados por la astronomía vio la luz por primera vez después de meses de espera. Conoce todos los detalles y sus resultados más relevantes.

Bruce McCandless se convirtió en el primer astronauta en maniobrar libremente en el espacio sin estar atado a un vehículo.

Fotografía de NASA
Por Redacción National Geographic
Publicado 14 sept 2023, 14:21 GMT-3

El 14 de septiembre del año 2023, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) presentó el análisis más reciente conocido sobre el estudio de los fenómenos anómalos no identificados (UAP, por sus siglas en inglés), antiguamente llamados objetos voladores no identificados (ovnis). 

El equipo de estudio independiente de fenómenos anómalos no identificados está formado por 16 expertos comunitarios de diversas áreas y tiene como objetivo informar sobre posibles datos que podrían recopilarse en el futuro para arrojar luz sobre la naturaleza y el origen de los UAP, señalaron los expertos durante una conferencia de prensa.

El informe presentado hoy no se trata de una revisión o evaluación de observaciones anteriores no identificables, sino de uno de los estudios más relevantes acerca del estudio de la vida extraterrestre

De la presentación participó el administrador de la NASA, el abogado y político Bill Nelson, quien visitó Argentina en julio de 2023 y, en medio de su comitiva, fue el primero en confirmar a los medios del mundo que, ante las sospechas sobre el registro de fenómenos extraterrestres, la agencia espacial había designado un comité científico para elaborar un informe detallado sobre los UAP, según informó entonces la agencia de noticias argentina Télam. 

¿Qué es un fenómeno anómalo no identificado?

Según la agencia espacial, el término refiere a “observaciones de eventos en el cielo que no pueden identificarse como aeronaves o fenómenos naturales conocidos desde una perspectiva científica”.

Actualmente existe un número limitado de observaciones de alta calidad de UAP, lo cual hace imposible sacar conclusiones científicas firmes sobre su naturaleza y procedencia. 

Es una redefinición de la palabra “ovni” debido al reporte erróneo de numerosas luces en el cielo que, una vez investigadas, resultaron en planetas, cohetes, cometas o distintos objetos que deambulan en el cielo ordinariamente. Al no poder identificarse como un objeto a priori, ya que podría tratarse de una entidad espacial como las mencionadas anteriormente, la NASA decidió cambiar la perspectiva de objeto volador a fenómeno anómalo. 

Qué dice el último informe de la NASA sobre los UAP

El organismo espacial encargó el estudio que fue presentado hoy para “examinar los UAP desde una perspectiva científica y crear una hoja de ruta sobre cómo utilizar los datos y las herramientas de la ciencia para mejorar la comprensión sobre los fenómenos anómalos no identificados”. 

La rueda de prensa en la que se compartió el informe también contó con la participación de David Spergel, presidente de la Fundación Simons y presidente del equipo independiente sobre el estudio de los UAP. Este experto aseguró que, con la metodología correcta, el esfuerzo colaborativo y el compromiso público, la NASA puede ser un integrante clave en la comprensión de estos fenómenos

“El universo es tan basto, que podría haber una replicación de vida en otro sistema solar. A años luz de distancia debería haber signos de vida más avanzada que nosotros y, cuando lo sepamos, lo diremos”

Por: Bill Nelson
administrador de NASA

Por su parte, Nicola Fox, administradora de la Dirección de Misiones Científicas de la agencia estadounidense, dijo que los fenómenos anómalos no identificados representan uno de los misterios más grandes del planeta Tierra. Sin embargo, “el lenguaje científico son los datos y desde allí es donde la administración aeronáutica determinará cuál es la procedencia y la naturaleza de estos fenómenos”, argumentó. 

Cómo la NASA investigará los fenómenos anómalos en el espacio

“¿Cuál es la probabilidad matemática de que exista vida fuera de la Tierra?”, esa fue la pregunta que hizo Bill Nelson al público presente. De acuerdo con el administrador, gracias a los estudios del Telescopio Espacial James Webb es posible comprender que esta no es la única galaxia con billones de estrellas.

“El universo es tan basto, que podría haber una replicación de vida en otro sistema solar. A años luz de distancia debería haber signos de vida más avanzada que nosotros y, cuando lo sepamos, lo diremos”, advirtió. 

El organismo espacial trabajará con documentos civiles registrados por pilotos comerciales, privados y militares para compilar información y registros de UAP alrededor del mundo. Así, se podrá contribuir a mejorar la calidad de información y eliminar la estigmatización que ronda alrededor de los estudios de estos fenómenos desconocidos, dijo Fox durante la rueda de prensa. 

“Si alguien observa y registra la aparición de un UAP de forma imprevista, necesitamos que lo reporte, a pesar de la ofensa que puedan recibir por parte de los medios de comunicación”, sostuvo la administradora en alusión al material que se divulga en internet sobre la observación de extraterrestres. 

Por su parte, Nelson dijo que pretenden trasladar la cobertura de los UAP del sensacionalismo a la ciencia

¿Presentan los UAP un riesgo para la civilización?

En referencia al peligro que los fenómenos anómalos no identificados podrían presentar para la vida en la Tierra, el administrador adjunto de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, Daniel Evans, abordó la problemática de la seguridad nacional en el espacio.

El compromiso de la agencia espacial es comprender su naturaleza y procedencia, insistió Evans. En primer lugar, pretenden descartar los registros de UAP que, una vez analizados, den por resultado fenómenos naturales conocidos (tales como globos, drones, aviones, u otros).

Luego, se proponen determinar si presentan un riesgo para la seguridad del cielo. Evans resaltó que trabajarán para determinar que los fenómenos anómalos no impidan el desarrollo de la exploración espacial humana. “Creemos que el estudio de los UAP representa un excitante estudio en nuestro viaje por descubrir el espacio que nos rodea” concluyó. 

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados