3 mitos sobre los dinosaurios que la ciencia se encargó de aclarar

El comportamiento de estos animales espectaculares ha despertado el interés de científicos y adicionados. Pero no todo lo que se cree sobre ellos es cierto.

Por Redacción National Geographic
Publicado 6 sept 2023, 11:27 GMT-3
Un Deinosuchus, ancestro de los caimanes, se lanza contra un Albertosaurus.

Un Deinosuchus, ancestro de los caimanes, se lanza contra un Albertosaurus.

Ilustrado por Raul Martin

A menudo alimentados por el cine y las películas, algunos mitos sobre los dinosaurios se han difundido hasta quedar impregnados. No obstante, no todos estos datos son ciertos. Por ejemplo, el Tiranosaurio Rex (Tyrannosaurus Rex) no era tan veloz como se suele pensar.

1. El Velociraptor tenía plumas

El Velociraptor ha sido interpretado en el cine en varias ocasiones y, en muchos casos, se lo ha representado como un animal grande y con la piel descubierta. 

No obstante, revela el Museo de Historia Natural (NHM, por sus siglas en inglés) del Reino Unido, el Velociraptor habría tenido el tamaño de un pavo. Además, desde mediados de la década de 1990 se conoce que este animal estaba cubierto de plumas, las cuales posiblemente sirvieron para la termorregulación. Es decir, para mantener el calor.

2. El T. Rex no podría haber perdido frente al Spinosaurus

Spinosaurus es el único dinosaurio conocido que se ha adaptado a la vida en el agua.

Ilustrado por Davide Bonadonna

Alguna vez el Tyrannosaurus y el Spinosaurus se enfrentaron en el cine y el primero de estos titanes perdió el combate. Sin embargo, esto no habría ocurrido en la vida real.

No solo que vivieron en épocas distintas (con una diferencia de unos 25 millones de años), dice el NHM. Sino que en su época, el T. Rex era el único carnívoro de su tamaño, por lo que es improbable que alguna vez se haya enfrentado a un adversario con sus mismas dimensiones.

Aunque el Spinosaurus fue el carnívoro más grande que jamás haya existido, los científicos creen que creció comiendo principalmente peces y pasando la mayor parte del tiempo en el agua. 

Por lo tanto, aclara el organismo británico, es posible que este gigante se alimentara de peces y de otros dinosaurios, aunque no es probable que estos fueran tan grandes como el Tyrannosaurus.

(Podría interesarte: Cuáles son los dinosaurios más grandes de Latinoamérica)

3. El Tyrannosaurus Rex no corría tan fuerte

Es posible imaginar a este gigante corriendo a gran velocidad. Pero lo cierto es que esa imagen está completamente fuera de la realidad.

De acuerdo con el NHM, se han estudiado las velocidades de carrera de los dinosaurios y las investigaciones más recientes sugieren que el T. Rex apenas podía correr más rápido que un ser humano

Específicamente, se cree que este gigante solo alcanzaba una velocidad máxima de unos 16 kilómetros por hora. Pero los dinosaurios a los que cazaba tampoco corrían rápido. 

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2023 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados