¿Por qué es importante bostezar?

El comportamiento se observa tanto en humanos como en animales. Los estudios indican que el reflejo es una adaptación evolutiva relacionada con la actividad cerebral.

Vista cercana de un león de la manada Talek, bostezando. Masai Mara, Kenia.

Fotografía de Charlie Hamilton James
Por Redacción National Geographic
Publicado 24 nov 2022 06:53 GMT-3

Una persona bosteza una media de 5 a 10 veces al día. La señal, provocada por un reflejo involuntario, ocurre cuando tienes sueño, estás aburrido o ansioso, pero aún no está clara la importancia de bostezar para el organismo.

Un estudio del Instituto Politécnico de la Universidad Estatal de Nueva York publicado en 2021 en la revista científica Communications Biology trató de comprender el efecto del bostezo en el cuerpo.

¿Por qué bostezamos?

Hasta entonces, se creía que uno de los propósitos del bostezo era despertar al individuo al inducir el estiramiento de los músculos y ayudar a que la sangre circule. Otra hipótesis es que el reflejo trabaja para oxigenar el organismo.

Sin embargo, el estudio norteamericano demostró que bostezar refresca el cerebro. A través de la inhalación simultánea de aire frío y el estiramiento de los músculos alrededor de las cavidades orales, el bostezo aumenta el flujo de sangre fría al cerebro y, por lo tanto, tiene una función termorreguladora.

(Te puede interesar: Cuáles son los nutrientes que necesita el cerebro para estar saludable)

Esta función, según la investigación, está ligada al nivel de atención del individuo. Esto se debe a que el cerebro funciona mejor a una temperatura ideal, por lo que si la temperatura cerebral aumenta demasiado por cualquier motivo, estamos menos alertas y atentos.

Garrison, un chimpancé macho adulto, deja escapar un bostezo. Rachna Reddy investigando el desarrollo de las relaciones sociales macho-hembra en chimpancés salvajes. Uganda.

Fotografía de RACHNA REDDY

Los animales también bostezan

Además de los humanos, los expertos  también han observado bostezos en otros vertebrados, como peces, ranas, serpientes, pájaros, delfines, gatos y monos.

Una investigación del Instituto Politécnico de Nueva York respalda la idea de que bostezar en los animales está relacionado con la actividad del cerebro. La hipótesis es que cuanto más activo es este órgano, más enfriamiento necesita.

En conclusión, los investigadores creen que, por lo tanto, la duración del bostezo entre especies aumenta con el tamaño y la cantidad de neuronas en el cerebro. Los mamíferos parecen bostezar más y durante más tiempo que las aves, por ejemplo.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Ciencia
Síndrome de burnout: síntomas, tratamiento y cómo enfrentar esta enfermedad
Ciencia
Qué síntomas provoca la ansiedad
Ciencia
Estos peces cebra pueden ayudar a comprender la adicción a los opioides
Ciencia
Cómo nos afecta el multitasking: 3 efectos de la multitarea
Historia
Hache. Lo que no se nombra: cuestión de género

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados