5 curiosidades sobre el tiburón ballena

Considerado uno de los peces más grandes del océano, este animal es codiciado por su carne. Se encuentra en peligro de extinción según la Lista Roja de la UICN.

Tiburón ballena, Rhincodon typus, nadando frente a la costa de Maui, Hawaii, Estados Unidos.

Fotografía de SHUTTERSTOCK
Por Redacción National Geographic
Publicado 30 ago 2023, 08:25 GMT-3

El tiburón ballena (Rhincodon typus) mide hasta 20 metros de largo y nada en las cercanías de la superficie de casi todos los mares y océanos del mundo, informa la Enciclopedia de la Vida (EOL, por sus siglas en inglés), una base de datos que compila información de todas las especies de seres vivos conocidos en la Tierra.

Este increíble ser vivo es un animal cosmopolita. Esto significa que abarca la mayor parte de los océanos ecuatoriales y templados del mundo excepto el Mar Mediterráneo, indica la Lista Roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). 

En las aguas que ocupa la temperatura oscila entre los 21°C (Celsius) y 30°C. Aunque el animal puede descender hasta 1700 metros de profundidad bajo el mar con temperaturas que descienden a 7.8°C. 

Aunque se presente como un animal solitario que nada solo por el mar, el tiburón ballena es un animal que vive en comunidad. Según EOL, pueden acumularse en grupos de a cientos de individuos. ¿Qué otras curiosidades sabes sobre él? Descubre más a continuación. 

(Relacionado: 5 características que desconocías del tiburón blanco)

1. El tiburón ballena es el pez más grande del mundo

La Enciclopedia de la Vida considera al tiburón ballena como el pez más grande del mundo que jamás haya existido. El individuo más grande reportado hasta la fecha fue hallado en 1987. Se trata de un espécimen taiwanés que medía 20 metros. El siguiente espécimen más grande tenía 18.8 metros de longitud total y fue encontrado en la India. 

En comparación, la ballena azul (Balaenoptera musculus), considerado el mamífero marino y el animal más grande del planeta, supera al tiburón ballena por 10 metros más de longitud. Concretamente, puede medir hasta 30 metros de largo y pesar más de 200 toneladas. 

2. La cabeza del tiburón ballena contiene órganos que lo ayudan a navegar

Un tiburón ballena se alimenta en la superficie evitando el sargazo que se acumula a lo ...

Un tiburón ballena se alimenta en la superficie evitando el sargazo que se acumula a lo largo de las corrientes con su presa de plancton. Isla Mujeres, México.

Fotografía de Jennifer Hayes

Uno de los comportamientos más destacables del tiburón ballena es la posibilidad de utilizar determinados órganos de su cabeza para poder orientarse en el mar y navegar conociendo su entorno. Tal como comenta EOL, el animal tiene ampollas de Lorenzini, órganos en forma de hoyos agrupados alrededor de su cabeza que detectan campos eléctricos y magnéticos débiles y puede ayudarlo a nadar por largas distancias. 

Además, su oído interno es considerado el más grande conocido en el reino animal, lo cual sugiere que el tiburón ballena es más receptivo a los sonidos de longitud de onda larga y baja frecuencia. Así, puede generar algún tipo de comunicación auditiva entre sus congéneres debajo del agua

Entre otras particularidades de su cuerpo, la Enciclopedia también destaca la posición de sus ojos en los laterales de su cabeza, que le permite un amplio campo de visión binocular. 

(Te podría interesar: Cuál es la fuerza de la mordida del tiburón más peligroso

3. El tiburón ballena contiene huéspedes que conviven junto a su cuerpo

En su nado prolongado por los mares tropicales y océanos del mundo, al tiburón ballena lo acompañan distintos seres vivos que funcionan como huéspedes y se alimentan tanto de bacterias en la superficie de su piel como del propio zooplancton que el tiburón come por medio de filtración por su boca. 

Alberga exclusivamente dos crustáceos pequeños en su cuerpo: Prosaetes rhinodontis, un supuesto parásito que, de acuerdo con EOL, se encuentra en la superficie de las almohadillas de filtración del tiburón (una región de su boca que filtra su comida). Y Pandarus rhincodonicus, un crustáceo que se alimenta de bacterias en la superficie de su piel. 

Además, como si se tratara de la órbita de un planeta alrededor del Sol, existen tres especies de animales que conviven junto al tiburón ballena. La rémora de tiburón o guaicán (Echeneis naucrates) y dos clases más de peces rémora: Remorina albescensRemora remora, también conocida como rémora común. 

4. Cómo se reproduce el tiburón ballena

Un tiburón ballena nadando en la península de Yucatán, México.

Un tiburón ballena nadando en la península de Yucatán, México.

Fotografía de Brian J. Skerry

Los tiburones ballena son portadores de por vida de lecitotrofia, un modo de reproducción por el cual los huevos se fertilizan internamente y se desarrollan en los ejemplares de tiburón hembra hasta el final de la fase embrionaria. Su madurez sexual puede demorar hasta 30 años, aunque aún se desconoce la longevidad de esta especie. De acuerdo a estimaciones de la EOL, varía entre los 54 y los 100 años de vida.

Rara vez se aparean dos mismos ejemplares sucesivamente y un solo ejemplar macho puede fertilizar a una camada entera de tiburones ballena. De tal modo, señala la Enciclopedia, las hembras utilizan una forma de almacenamiento de espermatozoides para fertilizar los óvulos en fases sucesivas

5. La UICN lo considera un animal en peligro de extinción

Este animal no tiene depredadores naturales debido al gran tamaño que consigue al llegar a la edad adulta. Sin embargo, los especímenes más pequeños son ocasionalmente atacados por animales más grandes. La Enciclopedia destaca a las orcas (Orcinus orca) y el tiburón blanco (Carcharodon carcharias) como algunos de los animales que suelen devorar a tiburones ballena de hasta ocho metros. 

La mejor adaptación defensiva del tiburón ballena es su piel, compuesta de puntos claros y rayas sobre un cuerpo oscuro y un abdomen blanco. Su cubierta de dentículos dérmicos y una gruesa capa de cartílagos la hacen muy resistente ante cualquier amenaza, concluye la base de datos. 

A pesar de su tamaño, el ser humano se encuentra por encima de la cadena alimentaria del tiburón ballena. La Enciclopedia explica que su principal amenaza es la caza furtiva en búsqueda de comercializar su carne, junto con el avance de la mano del ser humano en su hábitat natural (perforaciones marítimas de petróleo y gas, pesca con redes de enmalle y actividades recreativas humanas). 

De hecho, al pez más grande del océano se lo conoce también como “tiburón tofu” debido a su carne blanda que es consumida en muchos países. Dice EOL que “su carne es un manjar en los restaurantes taiwaneses y, aunque las fibras de cartílago de las aletas no son buenas para hacer sopa, se venden como aletas de exhibición o trofeo en restaurantes asiáticos a un valor que parece aumentar con el devenir de los años”. 

De tal modo, desde el año 2016, la Lista Roja de especies amenazadas de la UICN clasificó al animal como en peligro de extinción. No obstante, todo indica que los números de ejemplares distribuidos en el globo están aumentando. Según datos del año 2021, la unión internacional estima una recuperación parcial de entre el 25% y el 55% en los próximos 10 años y una recuperación completa de su especie hacia 100 años adelante. 

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados