¿Qué significaban los gatos para los egipcios?

Desde compañeros domésticos hasta símbolos de la deidad, estos felinos han jugado un papel importante en la mitología del antiguo Egipto durante miles de años.

Estatua de una esfinge del período ptolemaico.

Fotografía de Kenneth Garrett
Por Redacción National Geographic
Publicado 19 dic 2022 13:13 GMT-3

Debes haber oído que los gatos eran dioses en el antiguo Egipto, ¿verdad? Aunque estos felinos no eran exactamente considerados deidades, no estaban muy lejos de serlo.

Según una exposición en el Museo de Brooklyn (Estados Unidos) llamada Divine Felines: Cats of Ancient Egypt, el papel de gatos, leones y otras criaturas felinas en la mitología egipcia iba desde protectores y compañeros domésticos hasta símbolos místicos de lo divino.

(Podría interesarte: Curiosidades de Egipto: sus dioses, sus mitos y los secretos de las pirámides)

Gatos en Egipto: admiración y domesticación

Según los curadores de la exposición, una de las primeras domesticaciones de gatos tuvo lugar en el antiguo Egipto. Los gatos más pequeños vivían entre los humanos, siendo esenciales para la sociedad egipcia en la protección de las plagas en hogares y graneros. 

Los más grandes, principalmente leones y leopardos, eran admirados por sus cualidades protectoras y peligrosas, siendo a menudo símbolos de la realeza y de algunos dioses del panteón egipcio.

Según el Centro de Investigación Estadounidense en Egipto (Arce), a través de una estrecha observación, los egipcios llegaron a admirar a los gatos por su naturaleza compleja y dual. Para ellos, los felinos combinan la gracia, la fertilidad y el cuidado tierno con la agresividad, la rapidez y el peligro. Los dioses relacionados con estas cualidades a menudo se representaban con rasgos felinos.

Pero, según el centro de investigación, los egipcios no adoraban a los gatos como divinos. De hecho, creían que las deidades representadas como felinos compartían los rasgos de carácter de estos animales.

(Ver también: Las 6 momias más famosas del mundo)

Un gato siamés junto a una estatua felina de porcelana que recuerda a las representaciones egipcias del animal.

Fotografía de Willard Culver

Bastet: la diosa gato de Egipto

La diosa Bastet es probablemente la deidad felina más conocida de Egipto, de acuerdo con Arce. Inicialmente representada como una leona, Bastet tomó la imagen de un gato o una mujer con cabeza felina a partir del segundo milenio antes de Cristo.

La diosa combinó cualidades tanto acogedoras como violentas, teniendo una naturaleza dual, al igual que los gatos. Sin embargo, el centro de investigación dice que sus aspectos protectores y sus cualidades maternales generalmente se enfatizaron más.

Arce señala que se encontraron numerosas representaciones de un gato sentado, una diosa con cuerpo de mujer y cabeza de gato, o un gato con gatitos que acompañaban inscripciones dedicatorias dirigidas a Bastet. Al ofrecer tales imágenes, los fieles expresaron sus deseos de salud y fertilidad o de vida y protección.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Animales
5 curiosidades sobre los gatos que no sabías
Animales
Felices Fiestas Mascotas
Animales
5 datos que no sabías sobre la pantera negra
Animales
Día Internacional del Jaguar: 5 curiosidades sobre este felino
Animales
La increíble vida de los jaguares en el Amazonas: entre la vida acuática y los nacimientos en las copas de los árboles

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados