Serpientes invasoras pueden escalar con una forma de locomoción antes desconocida

Mueven sus cuerpos en forma de lazos para lograr ascender. Este descubrimiento, que ha deslumbrado a los herpetólogos, podría ayudar a explicar el efecto nocivo de la serpiente arbórea café en los ecosistemas de Guam.

Published 13 de enero de 2021 14:50 GMT-2
Una serpiente arbórea café (imagen del Henry Doorly Zoo en Omaha) puede medir hasta 3 metros ...

Una serpiente arbórea café (imagen del Henry Doorly Zoo en Omaha) puede medir hasta 3 metros de largo

Fotografía de Joel Sartore, National Geographic Photo Ark

Las serpientes pueden moverse en diagonal para avanzar en la arena, saltar de árbol en árbol y ondearse bajo el agua. Ahora, los científicos han registrado una forma de movimiento completamente nueva: forman un lazo con su cuerpo para menearse y subir por un poste.

La serpiente arbórea café (también conocida como culebra arbórea café o serpiente arbórea marrón), un reptil oriundo de Australia, Papúa Nueva Guinea y las islas del Pacífico que vive en lo árboles, fue involuntariamente trasladada a Guam después de la Segunda Guerra Mundial, probablemente en buques de carga. Las serpientes se propagaron rápidamente, destruyeron poblaciones de vida silvestre local y provocaron la extinción de 10 especies de aves nativas. Desde ese entonces, se ha intentado controlar a las invasoras, desde arrojar desde el aire ratones repletos de droga hasta perros que las detecten; pero nada tuvo éxito.

En 2016, los ecólogos de Colorado State University Julie Savidge y Tom Seibert tuvieron otra idea: instalar cilindros de metal de veinte centímetros de ancho, una especie de deflector utilizado para que los animales silvestres no se acerquen a los nidos de aves en el laboratorio de serpientes arbóreas café del Servicio geológico de Estados Unidos. 

 

Sospecharon que las serpientes nocturnas no podían trepar por los cilindros uniformes para cazar a los estorninos de Micronesia, una especie que no está en peligro, pero que habita Guam. 

Se equivocaron. Las cámaras de vídeo colocadas cerca de los nidos experimentales revelaron que una serpiente había rodeado el poste con el cuerpo, formando una especie de "lazo" para escalarlo.

"Nos mirábamos unos a otros sorprendidos. No es algo que se supone una serpiente puede hacer", explica Seibert.

Apodaron a este comportamiento nuevo "locomoción de lazo" y detallaron el mecanismo en un informe publicado en enero en Current Biology. Es el quinto tipo de movimiento de serpiente reconocido oficialmente: el movimiento rectilíneo, o trasladarse en línea recta; la ondulación lateral, la clásica manera de deslizarse de las serpientes; el movimiento diagonal que usan para moverse en arena; y la locomoción de la concertina, el movimiento tipo acordeón para trepar.

Es “tan inusual y salvaje”, señala Sara Ruane, bióloga especialista en evolución de Rutgers University que no participó del estudio. "No podía sobreponerme".

Serpientes en un poste

Luego de observar la grabación de las serpientes formando un lazo con su cuerpo para subir los postes en 2016, Savidge y Seibert llamaron a Bruce Jayne, biólogo de University of Cincinnati, para preguntarle si alguna vez había visto algo similar en sus cuarenta años de carrera. "Quedé atónito y perplejo al mismo tiempo", cuenta Jayne, coautor del estudio.

Pero como era un video en lapso de tiempo entrecortado, Jayne necesitó ver claramente cómo las serpientes estaban escalando el poste. Seibert regresó a Guam en 2019 para armar un nuevo experimento. Armó un conducto de acero en una jaula pequeña, cerrada por paredes altas de 1,5 metros y colocó un ratón muerto de carnada en lo más alto. Luego, puso en la jaula 15 serpientes arbóreas café salvajes. Cinco de las serpientes escalaron el conducto y los investigadores lo filmaron en alta definición. 

En la grabación, Jayne observó una "región adherente" donde el cuerpo de las serpientes de 1,2 metros de largo se cruza y se enganchaba sobre sí misma para subir. Al serpentear hacia arriba en los árboles, en general las serpientes necesitan dos regiones adherentes para hacerlo, y lo logran al envolver su cuerpo dos veces en el tronco (un proceso denominado locomoción de la concertina).

Sin embargo, en la recientemente descubierta locomoción de lazo, la serpiente utiliza esa única región adherente como ancla, que le permite enredar su cuerpo solo una vez, como un lazo. Gracias a esta base sólida, la serpiente forma curvas pequeñas en su cuerpo en movimientos ondulados, lo que lentamente le permite ir subiendo.

Es probable que, a finales de la década de 1940, los buques de carga hayan introducido en Guam a las serpientes arbóreas café, oriundas de otras islas del Pacífico.

Fotografía de BJORN LARDNER, SERVICIO GEOLÓGICO DE ESTADOS UNIDOS

Pero esto no es fácil para las serpientes, que están siempre en búsqueda de alimento, indica Jayne.

Y señala que "si bien deslizarse es, en realidad. algo bastante común, y a pesar de que pueden hacer un progreso ascendente, este movimiento probablemente es algo muy difícil de hacer para estas serpientes".

"Tanto por aprender"

Los autores advierten que esta forma de locomoción solo se ha registrado en serpientes arbóreas café que trepan postes hechos por humanos en Guam, así que no se sabe si lo hacen en su hábitat natural o si hay otras especies que también lo hagan.

Pero suponen que este movimiento único (la habilidad de llegar a la presa en las copas de los árboles) es otra característica que se le suma a su ya diverso repertorio, uno que podría ayudar a explicar el efecto devastador que tienen estas serpientes en los ecosistemas de Guam.

"Esta serpiente tiene una gran cantidad de características que la convierten en exitosa", explica Savidge, como su alimentación variada y su agilidad, que incluye lanzarse por los aires entre las ramas. (

Savidge indica que este descubrimiento los llevó a probar un deflector nuevo con forma de cono de helado que parece impedir que las serpientes arbóreas café lleguen a los nidos. El diseño, que crea un ángulo que les dificultaría trepar, será investigado con mayor detenimiento.

Ruane agrega que, aunque las serpientes arbóreas café son muy investigadas, es probable que su nueva locomoción hubiese pasado desapercibida si no fuese por la grabación en video.

"Nos demuestra que todavía hay tanto por aprender, aún de las especies más conocidas", finaliza.

Seguir leyendo