Una serpiente de cascabel occidental migra radialmente desde su madriguera.

Uno de los reptiles más peligrosos del mundo: descubre 5 características de la serpiente de cascabel

Conoce cómo es la serpiente más venenosa del planeta.

Una serpiente de cascabel occidental migra radialmente desde su madriguera.

Fotografía de JOEL SARTORE
Por Redacción National Geographic
Publicado 17 ene 2024, 16:04 GMT-3

Extremadamente venenosa, la serpiente de cascabel es temida donde se encuentre, y existen varias especies de este tipo de serpiente en el mundo. Internacionalmente se las conoce como serpientes de cascabel, según explica Encyclopædia Britannica, la plataforma de conocimiento del Reino Unido. 

Las distintas especies de serpiente de cascabel se encuentran desde el sur de Canadá hasta el centro de Argentina, según Britannica, pero son más abundantes y diversas en los desiertos del suroeste de Estados Unidos y el norte de México. Existe, sin embargo, una única especie que se encuentra en Brasil y algunos otros países sudamericanos, la Crotalus durissus.

Conoce las principales características de la serpiente de cascabel y qué hacer si te muerde esta serpiente venenosa

1. La serpiente de cascabel tiene un inconfundible cascabel en la cola

Uno de los elementos que hace fácilmente reconocible a esta serpiente es que la serpiente de cascabel tiene varios anillos en el extremo de la cola que forman un cascabel

Cuando la serpiente de cascabel la agita, produce un sonido inconfundible y el animal utiliza este ruido de cascabel como una forma de intentar protegerse de sus depredadores o lo mueve cuando está irritado, según explica el Instituto Butantan (una institución brasileña de investigación científica y producción de inmunobiológicos que pertenece al gobierno del estado de São Paulo y que estudia reptiles, anfibios y otros animales desde 1901).

Imagen de la Crotalus durissus, un tipo de serpiente de cascabel que habita en Brasil y ...

Imagen de la Crotalus durissus, un tipo de serpiente de cascabel que habita en Brasil y Sudamérica. Según el Instituto Butantan, puede alcanzar más de 1,50 metros de longitud y tiene un cascabel en el extremo de la cola. También es de color marrón o grisáceo y está decorada con líneas que forman rombos.

Fotografía de Divulgación Instituto Butantan

2. Las serpientes de cascabel son robustas y de diferentes colores.

Las serpientes de cascabel no son las más grandes que se encuentran en la naturaleza y su tamaño no es ni de lejos tan impresionante como el del surucucu, el sucuri, la boa constructor o algunos tipos de pitón. Sin embargo, son robustas y, cuando son adultas, pueden alcanzar unos 2 metros de longitud, según Britannica

Algunas especies tienen marcas como rayas transversales en el cuerpo, casi como rayas, pero la mayoría de las serpientes de cascabel tienen manchas que parecen rombos hexágonos (o rombos oscuros sobre un fondo más claro), normalmente de color gris o marrón claro. Sólo unas pocas tienen estas manchas en varios tonos de naranja, rosa, rojo o verde

La serpiente de cascabel de SudaméricaCrotalus durissus, tiene una coloración que varía entre el marrón y el gris y está decorada con líneas y manchas dorsolaterales en forma de rombo. Sus colores facilitan su ocultación en la naturaleza.

3. La serpiente de cascabel tiene hábitos nocturnos

Las serpientes de cascabel tienen hábitos terrestres y nocturnos. Son víboras (subfamilia Crotalinae de la familia Viperidae), un grupo que obtuvo su nombre por los pequeños orificios de detección de calor que tienen entre cada ojo y orificio nasal, que ayudan en la caza, según Butantan. 

Estas fosas proporcionan a la serpiente una "visión" estereoscópica del calor, lo que le permite detectar y golpear con precisión a un objetivo vivo incluso en total oscuridad, según explica la Encyclopædia Britannica. 

La mayoría de las especies de serpientes de cascabel son nocturnas, se esconden durante el día pero salen por la noche o al atardecer para cazar a sus presas, y suelen alimentarse de pequeños mamíferos, sobre todo roedores, pero también aves y lagartos.

Una serpiente de cascabel en el ecosistema del Gran Yellowstone.

Una serpiente de cascabel en el ecosistema del Gran Yellowstone.

Fotografía de Ronan Donovan

4. Cómo se aparean y reproducen las serpientes de cascabel

Las serpientes de cascabel tienen su propia forma de aparearse. Como explica el Instituto Butantan, los machos compiten por la hembra a través de un ritual que se asemeja a una danza, llamado danza-lucha. Los machos se emparejan (a veces entrelazados) e intentan bajar la cabeza de su oponente mediante movimientos corporales, mientras tratan de mantener la suya más alta. 

En esta competición por la hembra, los animales no se muerden ni se hieren. Gana el macho que consigue mantener la cabeza más alta que la de su oponente y así intenta cortejar a la hembra. El apareamiento tiene lugar entre otoño e invierno, y la hembra da a luz entre finales de verano y principios de otoño, con una media de 14 cachorros por gestación.

5. La serpiente de cascabel es extremadamente venenosa

Las serpientes de cascabel no son agresivas y no atacan a los humanos a menos que se les provoque; de hecho, son bastante tímidas, según Britannica. Sin embargo, tienen un veneno muy tóxico y pueden ser muy peligrosas si se las molesta o manipula. Porque cuando se sienten amenazadas, atacan y muerden. 

El tipo de veneno de las serpientes de cascabel afecta a los músculos y al sistema nervioso. La mordedura puede causar una sensación de hormigueo, normalmente sin ninguna lesión o hinchazón evidente. 

Entre las principales reacciones, la persona puede tener dificultad para mantener los ojos abiertos, visión borrosa o doble, dificultad para hablar, dolor muscular generalizado, vómitos, somnolencia y orina oscura. La mordedura de una serpiente de cascabel es muy dolorosa, y si la serpiente mide más de un metro puede ser mortal, si la víctima no recibe atención médica lo antes posible, según el Instituto Butantan.

Las especies más peligrosas son la cascabel de la costa oeste mexicana (Crotalus basiliscus), la cascabel de Mojave (Crotalus scutulatus) y la cascabel sudamericana (Crotalus durissus). Es muy importante que cualquier persona mordida por una serpiente de cascabel busque atención médica lo antes posible para que pueda recibir tratamiento con el suero antiofídico específico (anticrotalus). 

En Brasil, la serpiente de cascabel es responsable de alrededor del 10% de los accidentes por serpientes cada año, según datos de Butantan.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados