¿Las aves de colores pueden desaparecer? Un nuevo estudio lanzó la alerta

La investigación ha encontrado una fuerte relación entre el color y el nivel de peligro al que se enfrentan las especies.

El guacamayo de Spix se considera extinto en la naturaleza desde hace 20 años. La caza ilegal es una de las principales razones.

Fotografía de ACTP
Por Redacción National Geographic
Publicado 11 nov 2022 10:18 GMT-3

En junio de 2022, ocho guacamayos azules (Cyanopsitta spixii) fueron liberados en la caatinga brasileña, concretamente en el municipio de Curaçá, Bahía. El acto marcó el regreso de la especie a su hábitat natural, tras 20 años en los que estas coloridas aves se consideraban extintas en la naturaleza.

Además de la destrucción del medio ambiente, la caza de pájaros de colores, como el guacamayo azul, para el comercio ilegal de animales salvajes se señala como uno de los principales factores responsables de la desaparición de estas aves.

Sin embargo, estos coloridos animales no son los únicos objetivos. Un estudio publicado en octubre de 2022 en la revista científica Current Biology, encontró una fuerte relación entre el color de las aves y lo amenazadas que están por la caza y la venta ilegal. Esto significa que, como ha sucedido con los guacamayos, otras especies de aves coloridas podrían enfrentarse a la extinción. 

"La pérdida de estas especies puede, con el tiempo, hacer que la biodiversidad de las aves sea más ‘monótona’, con la mayoría de ellas con plumajes marrones, negros o grises, colores menos codiciados por el comercio", afirma el ecólogo brasileño Brunno Oliveira, coautor del estudio. 

En Brasil, el riesgo de extinción de los guacamayos azules se ha convertido en algo emblemático: "Son aves únicas. Llaman la atención por su color y eso los convierte en objetivo de los coleccionistas", sostiene Antonio Eduardo Barbosa, coordinador del Plan de Acción Nacional para la Conservación del Guacamayo Azul (Pan Ararinha-Azul), el programa que está detrás de la reintroducción de la especie.

En junio de 2022, ocho guacamayos azules (Cyanopsitta spixii) fueron liberados en la caatinga brasileña, concretamente en el municipio de Curaçá, Bahía. El acto marcó el regreso de la especie a su hábitat natural, tras 20 años en los que estas coloridas aves se consideraban extintas en la naturaleza.

Además de la destrucción del medio ambiente, la caza de pájaros de colores, como el guacamayo azul, para el comercio ilegal de animales salvajes se señala como uno de los principales factores responsables de la desaparición de estas aves.

Sin embargo, estos coloridos animales no son los únicos objetivos. Un estudio publicado en octubre de 2022 en la revista científica Current Biology, encontró una fuerte relación entre el color de las aves y lo amenazadas que están por la caza y la venta ilegal. Esto significa que, como ha sucedido con los guacamayos, otras especies de aves coloridas podrían enfrentarse a la extinción. 

"La pérdida de estas especies puede, con el tiempo, hacer que la biodiversidad de las aves sea más ‘monótona’, con la mayoría de ellas con plumajes marrones, negros o grises, colores menos codiciados por el comercio", afirma el ecólogo brasileño Brunno Oliveira, coautor del estudio. 

En Brasil, el riesgo de extinción de los guacamayos azules se ha convertido en algo emblemático: "Son aves únicas. Llaman la atención por su color y eso los convierte en objetivo de los coleccionistas", sostiene Antonio Eduardo Barbosa, coordinador del Plan de Acción Nacional para la Conservación del Guacamayo Azul (Pan Ararinha-Azul), el programa que está detrás de la reintroducción de la especie.

Un guacamayo de Spix reintroducido en la naturaleza busca comida.

Fotografía de ACTP

¿Cuál es la relación entre los colores de las aves y el tráfico de animales salvajes?

Alrededor de 3 000 especies de aves silvestres en el mundo, aproximadamente el 30% de todas las aves existentes, son objeto de comercio, ya sea como mascotas o como fuente de productos (sus plumas, picos y huevos), según un estudio de 2019 también codirigido por Oliveira. Pero lo que el nuevo estudio demostró es que los pájaros más buscados son, en gran medida, los que despiertan la pasión por la belleza y la estética en los humanos

"Los humanos son visuales. Nos encanta la belleza, sentimos admiración por lo que nos atrae visualmente. En los pájaros, el color está muy ligado al concepto de belleza y esto repercute en la demanda de este mercado", afirma el ecologista brasileño.  

Para demostrar esta relación, el equipo de investigadores realizó un estudio sin precedentes de las coloraciones de las aves que existen en el mundo. Utilizando métricas basadas en modelos de color visibles para los humanos, el trabajo separó las aves en 15 categorías de color.  

"Codificamos las coloraciones en varias partes del cuerpo de las aves y separamos las especies según el tono predominante. Luego, los comparamos con las listas de especies en peligro de extinción y con las que son objeto de mayor comercio de animales salvajes", explica el investigador.

Izquierda: Arriba:

Guacamayos rojos y verdes aterrizan en la rama de un árbol en el Parque Nacional Manu, Perú.

Fotografía de Charlie Hamilton James
Derecha: Abajo:

Los guacamayos rojos y verdes (Ara chloropterus) se posan en las copas de los árboles en el bosque que rodea a Posada Amazonas, un albergue copropiedad de la comunidad Ese Eja de Infierno y Rainforest Expeditions.

Fotografía de JON A COX

De este modo, el estudio observó que las aves de categorías de color como el azul, el cian y el verde amarillento son las más comunes entre las especies cazadas y vendidas como mascotas. La venta es especialmente intensa en las especies de las familias de los pájaros del paraíso (Paradisaeidae) y los tejedores (Ploceidae), por ejemplo. 

Por otro lado, las aves de plumaje claro y marrón son la minoría entre las especies comercializadas. 

Cuanto más colorido, mayor es el riesgo para las aves

Otra conexión señalada por el estudio es la que existe entre el comercio de especies silvestres y los niveles de amenaza. Según Oliveira, el tráfico de animales salvajes es una industria multimillonaria que está llevando a varias especies a la extinción

Este mercado retira 38 millones de aves de la naturaleza cada año y mueve unos 2.500 millones de dólares al año. Esta actividad ilícita es la tercera más lucrativa del mundo, sólo superada por el tráfico de drogas, y es la segunda causa de extinción, indica el Centro Nacional de Investigación y Conservación de Aves Silvestres del ICMBio (Cemave).

Por lo tanto, el estudio demuestra que cuanto más singular es el color del ave, mayor es la posibilidad de que sea objeto de comercio silvestre y, en consecuencia, incrementa el riesgo para la supervivencia de las poblaciones.

"Descubrimos que la gran proporción de especies coloreadas que están clasificadas como amenazadas tienden a estar en peores categorías de conservación que las especies amenazadas pero no coloreadas", afirma Oliveira. 

¿Podrían desaparecer los pájaros de colores?

La investigación también preveía que serían las primeras en perderse si se seguían retirando de la naturaleza las aves más deseadas, las más llamativas y de colores particulares.

En los escenarios simulados, los investigadores proyectan que las poblaciones de aves podrían sufrir importantes pérdidas de diversidad cromática, especialmente las que habitan en regiones del sudeste asiático, la selva atlántica brasileña, Australia y Nueva Zelanda, lugares con una elevada proporción de aves de colores. 

Sin esfuerzos de conservación, es posible que las extinciones provoquen un cambio en la gama de colores de las aves, desapareciendo el amarillo, el azul y el verde en favor de una biodiversidad con más tonos marrones y anaranjados. "Sería como si la naturaleza se volviera más monótona, menos atractiva", comenta el ecologista brasileño.

Registro de los ocho guacamayos de Spix reintroducidos en la naturaleza en junio de 2022.

Fotografía de Tyson Chapman ACTP

Extintos en la naturaleza: el caso de los guacamayos azules

Un ejemplo de pérdida de la gama de colores es la extinción en la naturaleza de los guacamayos azules, ave natural de la caatinga, bioma exclusivamente brasileño. Esta especie fue descubierta en 1819 por el naturalista alemán Johann Baptist Ritter von Spix, durante una expedición en la ciudad de Juazeiro, en Bahía. 

Sin embargo, no se han encontrado muchos ejemplares de estas aves con plumaje azul claro. "Se cree que las poblaciones de guacamayos ya eran naturalmente de baja densidad. Pero no se sabe con certeza porque cuando empezamos a estudiarlas, la única población conocida tenía sólo tres individuos", explica Barbosa.  

El último ejemplar de esta población, un macho, fue catalogado en 1986 y desapareció en 2000. En la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), los guacamayos están clasificados como "extinguidos en la naturaleza", el segundo peor nivel de conservación. Barbosa señala su captura para el comercio ilegal de animales salvajes como la principal causa de su extinción.  

Después de 20 años, la reintroducción de las aves fue llevada a cabo por el Instituto Chico Mendes de Biodiversidad (ICMBio), a través del Pan Ararinha-Azul, junto con la Asociación para la Conservación de Loros Amenazados (ACTP), con sede en Alemania. 

Cinco meses después, las aves parecen haberse adaptado bien y se desarrollan según las expectativas de los investigadores. "Están explorando el entorno, se han mantenido juntos e incluso ha habido un intento de reproducción", indica Barbosa. La propuesta es liberar otros 12 guacamayos en diciembre de este año. 

Conservación de las aves de colores: una protección del valor estético de la naturaleza

Esta posibilidad de un mundo de aspecto más monótono, según Oliveira, llama la atención sobre la pérdida del valor estético de la naturaleza. "Aunque es más difícil de valorar, la belleza también es una cualidad importante de la naturaleza", sostiene el investigador y agrega: "Al igual que motiva actividades como el tráfico, también es el origen de muchos movimientos de conservación".

Para preservar este valor, tanto Oliveira como los demás expertos que participaron en la investigación alertan sobre la necesidad de realizar acciones de conservación proactivas. 

Según el estudio, a partir de las categorías de colores se pudo estimar cuántas especies pueden convertirse en objetivo del tráfico de animales en el futuro y, en consecuencia, correr el riesgo de extinción. La investigación identificó 478 especies en riesgo de ser comercializadas en el futuro

Así, de acuerdo con el investigador, sabiendo qué animales estarían amenazados, se podrían tomar iniciativas de conservación ahora, sin tener que esperar a que la especie casi desaparezca.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Animales
¿Por qué las aves migratorias vuelan tan lejos?
Animales
Un nuevo híbrido de pájaro de colores nunca visto sorprende a la comunidad científica
Animales
Conoce el peculiar ritual de apareamiento de estas extrañas aves
Animales
Águila calva ataca a un ciervo mientras nadaba
Animales
¿Por qué estos pájaros comen tierra?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados