Confirman que los tiburones se orientan utilizando el campo magnético de la Tierra

Durante mucho tiempo, los expertos han especulado con que los tiburones podían guiarse a través del campo magnético. Por primera vez, un estudio confirma la teoría.

Publicado 10 de mayo de 2021 12:44 GMT-3
bonnethead-shark-swimming

Un tiburón cabeza de pala, especie protagonista del nuevo estudio, nada en el New England Aquarium, Boston.

Fotografía de Brian Skerry

Si hablamos de travesías migratorias épicas, es común pensar en las aves o los salmones. Pero lo cierto es que muchos tiburones también realizan viajes increíbles a lo largo del océano. Los grandes tiburones blancos, por ejemplo, pueden viajar de Sudáfrica a Australia y viceversa, y los tiburones limón (o tiburones galanos) pueden hallar el camino de regreso a su hábitat en una pequeña isla en las Bahamas.

Durante décadas, los científicos se han preguntado cómo es que estos peces logran hazañas semejantes. Muchas especies tienen el olfato muy desarrollado, pero este sentido únicamente les sirve para orientarse durante el tramo final de un recorrido, es decir, es poco probable que el olfato por sí solo pueda guiar un viaje tan extenso. Es por eso que varios expertos han creído que los tiburones se orientan utilizando el campo magnético de la Tierra, probablemente valiéndose de los mismos órganos sensoriales electromagnéticos con los que rastrean a sus presas.

Como cada lugar de la Tierra tiene una determinada firma magnética, algunos científicos han planteado la hipótesis de que los tiburones tendrían algún tipo de "mapa magnético" que les indica el lugar dónde se encuentran. 

Para probar esta teoría, Bryan Keller, biólogo de tiburones que actualmente trabaja en la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), se propuso estudiar 20 tiburones cabeza de pala jóvenes en el laboratorio de la Universidad Estatal de Florida. Eligió esa especie de tiburón martillo porque se sabe que religiosamente regresan a su hábitat para reproducirse.

En un nuevo artículo, publicado esta semana en la revista Current Biology, Keller y sus colegas confirman que los tiburones cabeza de pala se valen del campo magnético de la Tierra para orientarse.

"Se han publicado otros artículos que demuestran que los tiburones detectan y responden a los campos magnéticos, pero este es el primer estudio que demuestra que cuentan con un sentido especial, una especie de mapa magnético", dice Keller. 

Entender cómo se orientan los tiburones nos sirve para saber cuáles son sus destinos y proteger mejor estas áreas, muchas de las cuales se encuentran muy afectadas por la sobrepesca y la contaminación: las poblaciones de 18 especies de tiburones y rayas oceánicas han disminuido en un 70 por ciento desde 1970.

¿En qué consistió el experimento?

Para llevar a cabo su experimento, el equipo colocó a los tiburones jóvenes en un solo tanque, y a su alrededor, dispuso un cubo envuelto en alambre de cobre. “Cuando alteras la electricidad que pasa por esos cables, cambias el campo magnético”, dice Keller. Si los tiburones tienen un mapa magnético en la cabeza, al exponerlos a un campo diferente, puedes redirigir sus movimientos, explica.

Y eso es lo que sucedió, al menos, en varias oportunidades. Cuando se expuso a los tiburones al campo magnético del lugar donde fueron capturados, en la costa del Golfo de Florida, se desplazaron en diferentes direcciones. Pero cuando se proyectó el campo magnético de una ubicación a unos 600 km al sur de donde habían sido atrapados, muchos se dirigieron hacia el norte.

Lo que esto sugiere es que los animales estaban empleando algún tipo de mapa magnético que les indicaba que estaban mucho más al sur de donde se suponía que debían estar, comenta Keller.

Pero el estudio no terminó ahí.

Keller expuso a los tiburones al campo magnético de un lugar exactamente a la misma distancia al norte. Sin embargo, en este caso, los tiburones parecían estar muy desorientados sin saber hacia dónde ir.

¿Un mapa heredado o aprendido?

¿Por qué el mapa de los tiburones solo les serviría en el sur? Una razón, señala Keller, podría ser que los tiburones de esta población nunca frecuentan el norte de donde fueron capturados, ya que allí solo hay tierra.

Al sur, por el contrario, se encuentra el Golfo de México, y es probable que los tiburones jóvenes hayan llegado a explorar la zona. Según Keller y sus colegas, esto sugiere que los tiburones deben ir uniendo las piezas de sus mapas magnéticos mientras se van moviéndose por las aguas.  

"Los hallazgos sugieren que los tiburones y las tortugas marinas usan el campo magnético de manera similar", dice Kenneth Lohmann, neurocientífico sensorial de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill que estudia la navegación de las tortugas marinas.

Según explica, hasta ahora, los mecanismos de navegación de las tortugas marinas parecen bastante similares a los de otras especies marinas que recorren grandes distancias, como el salmón.

"En el océano, hay muy poca información que pueda servir para guía para las migraciones", dice Lohmann, que no participó en la investigación. "Por eso, el campo magnético de la Tierra es un recurso sumamente útil".

¿Un mapa más sofisticado?

En el caso de las tortugas marinas, los estudios han demostrado que la habilidad para decodificar el campo magnético es tanto hereditaria como adquirida. Ambos factores determinan la capacidad de orientación de los reptiles.

"Con los tiburones, aún no es posible saber qué parte se hereda y qué parte se aprende, pero este estudio aporta una base muy sólida para seguir investigando”, dice.

Henrik Mouritsen, neurocientífico sensorial de la Universidad de Oldenburg en Alemania, coincide en que aún no puede afirmarse que los tiburones aprenden a configurar sus mapas, pero señala que en las aves, donde el sentido magnético ya ha sido ampliamente estudiado, se sabe que esta especie “definitivamente aprende a elaborar sus mapas”. 

En el caso de los tiburones, “me pregunto si los órganos sensoriales especiales participan en el proceso y cómo lo hacen. En verdad, lo que realmente querría entender es esto último".

En el futuro, dice Keller, sería muy interesante estudiar si los tiburones cabeza de pala que viven a lo largo de la costa este de los Estados Unidos, que se mueven tanto al norte como al sur del lugar donde nacieron, cuentan con un mapa más sofisticado que los que viven en el Golfo de México.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados