¿Cómo afecta el calentamiento global al frío?

El tiempo y el clima no son la misma cosa, y todavía se pueden esperar fuertes tormentas invernales en un mundo que se calienta.

Por Sarah Gibbens
Publicado 25 ene 2019, 15:47 GMT-2, Actualizado 24 ene 2024, 08:00 GMT-3
Un peatón cruza la calle en el centro de Scranton, Pensilvania, Estados Unidos, en enero de ...

Un peatón cruza la calle en el centro de Scranton, Pensilvania, Estados Unidos, en enero de 2019 después de una gran tormenta invernal. El cambio climático está haciendo que el tiempo invernal sea más predecible.

Fotografía de Butch Comegys, The Times-Tribune, via Ap

El 2023 fue el año más caluroso jamás registrado, un hito que fue posible gracias al cambio climático. No obstante, el 2024 arrancó con nevadas intensas y temperaturas frías récord en el hemisferio norte.

El aire frío del Ártico ha descendido sobre amplias zonas de Estados Unidos y de todo el sur del país, donde este tipo de clima invernal extremo es poco frecuente. En Texas, por ejemplo, las autoridades solicitaron a los residentes que conserven la energía para evitar cortes eléctricos, y en pueblos de Arkansas se registraron temperaturas mínimas récord. 

Resulta intuitivo que un planeta más cálido provoque temperaturas elevadas, incendios forestales y sequías. Entonces, ¿cómo se explica un invierno frío en un mundo que, según los científicos, es cada vez más cálido?

En primer lugar, es importante entender la diferencia entre clima y tiempo.

¿Cuál es la diferencia entre el clima y el tiempo?

El clima se define como los patrones meteorológicos medios de una región durante un largo periodo temporal. Es, por ejemplo, la diferencia entre las templadas zonas mediterráneas de Europa y las duras y frías condiciones de la tundra ártica. 

A su vez, cada una de estas regiones climáticas experimenta fluctuaciones diarias de temperatura, de precipitaciones y de presión atmosférica. Es decir, variaciones cotidianas conocidas como tiempo atmosférico.

(Podría interesarte: Cambio climático: qué es, cuáles son sus causas y qué puedes hacer para revertirlo)

Cómo el calentamiento global puede provocar más frío

El cambio climático está alterando estas fluctuaciones predecibles, creando nuevos climas que son más cálidos por término medio y más impredecibles.

Cuando hace unas décadas se popularizó el término "calentamiento global", se refería al fenómeno de los gases de efecto invernadero que atrapan calor en la atmósfera y elevan la temperatura media del planeta.

Aunque las altas temperaturas récord en muchos lugares han sido uno de los efectos de este cambio que ha durado décadas, los científicos entienden ahora que una atmósfera modificada por el aumento de los niveles de gases como el carbono y el metano provoca más cambios que solo el calentamiento.

Los expertos creen que la Tierra experimentará condiciones meteorológicas más extremas y desastrosas a medida que se manifiesten los efectos del cambio climático.

El aire del Ártico llega cada vez más a las latitudes meridionales, y América del Norte puede esperar inviernos más duros como consecuencia de ello. Esa fue la conclusión de un estudio publicado en 2017 en la revista Nature Geoscience

En ese artículo se advirtió una relación entre las temperaturas más cálidas del Ártico y los inviernos más fríos de América del Norte. Otro estudio publicado en marzo de 2018 en la revista Nature Communications encontró la misma relación, pero predijo que la parte noreste de Estados Unidos se vería especialmente afectada.

"Las temperaturas cálidas en el Ártico hacen que la corriente en chorro se desplace hacia el sur, lo que provoca que el aire frío llegue más al sur. Estas oscilaciones tienden a mantenerse durante un tiempo, por lo que el tiempo que tenemos en el este de Estados Unidos, ya sea frío o cálido, tiende a permanecer con nosotros más tiempo", explicó la autora del estudio Jennifer Francis en un comunicado de prensa.

El Ártico se está calentando, de media, cuatro veces más rápido que el resto del planeta, un efecto llamado amplificación ártica. Los científicos creen que este ritmo desigual de calentamiento está debilitando la corriente en chorro polar (la banda de aire que rodea el Ártico y que suele mantener el aire ártico en las regiones septentrionales), permitiendo que el aire gélido se sumerja más fácilmente en el Sur.

Las temperaturas frías récord y las ventiscas no son los únicos fenómenos meteorológicos extremos que se esperan.

Al ralentizarse la corriente en chorro, las inundaciones podrían durar más tiempo y las sequías podrían ser más persistentes. Un estudio publicado en Science Advances en 2018 predijo que los fenómenos meteorológicos extremos y mortales podrían aumentar hasta en un 50 % para 2100.

Pero no hay que esperar hasta 2100 para ver cómo el cambio climático está conduciendo a fenómenos meteorológicos mortales.

Los científicos aseguran que el clima destructivo y récord que experimentamos el año pasado es solo una señal de lo que vendrá.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados