Medio Ambiente

Cómo se vive en la ciudad más contaminada del mundo

Delhi, territorio de la capital de la India, cuenta con aire irrespirable y carece de agua potable. Viernes, 22 Diciembre

Por Melody Rowell

Delhi está contaminada del cielo a la tierra. Este territorio indio, que incluye la ciudad capital de Nueva Delhi, tiene el tamaño de la mitad de Rhode Island y alberga el doble de la población de la Ciudad de Nueva York.

Pekín, en China, a menudo ocupa los titulares por su aire contaminado; sin embargo una estudio mundial sobre la contaminación del aire realizado en 2014 por la Organización Mundial de la Salud descubrió que el aire de Delhi, contenía mucha más contaminación de partículas finas que Pekín. Según la mayoría de las mediciones, es la región más contaminada del mundo.

Para obtener una perspectiva de lo significa vivir en estas condiciones, el fotógrafo Matthieu Paley pasó cinco días caminando por Delhi. A través de sus fotografías, vemos los resultados físicos de la intensa urbanización, de la concentración de vehículos y de la práctica de la quema de residuos. Todo contribuye a la niebla espesa de color amarillo que se extiende sobre la ciudad. Incluso el sagrado río Yamuna no está exento de la grave contaminación. Al río solamente lo supera el Ganges en cuanto a la importancia religiosa para los hindúes practicantes, y a lo largo de sus 1376 kilómetros (855 millas) circula a través de la India suministrando agua a 57 millones de personas. El ochenta por ciento de la contaminación del río ingresa por el tramo de 22,5 kilómetros (14 millas) que pasa por Delhi. La erosión del suelo, la eliminación de residuos y el derrame químico dejan las aguas negras en algunos lugares y cubiertas con una película blanca en otros.

Sunita Narain es la directora del Centre for Science and Environment, (CSE) con sede en Nueva Delhi, y recientemente fue nombrada como una de las 100 personas más influyentes por la revista Time debido al trabajo que realizó sobre la política ambiental y la justicia en la India. En 2010 escribió: “El río está muerto, según todos los parámetros de contaminación, pero no ha sido incinerado oficialmente”.

El Yamuna es fundamental a nivel espiritual y práctico para la vida de las personas que viven cerca de él. Los niños juegan en el agua, los hombres se bañan y blanquean sus camisas, las personas de todas las edades se bañan en el río y beben de él porque creen que los exime del pecado.

Para algunos, los residuos y la basura representan una manera de ganarse la vida. Mientras Paley fotografiaba las interacciones de las personas con su entorno, se encontró con hombres, mujeres y niños que a diario revisaban los vertederos y las riberas en busca de piezas de metal, plástico y papel que pudieran reciclar. En un día bueno, pueden ganar 1000 rupias (el equivalente a 15 USD y a tres veces el salario diario promedio de otros trabajadores de la ciudad).

En octubre de 2014, el primer ministro Narendra Modi anunció una campaña nacional denominada "Swachh Bharat Abhiyan", que significa "Misión para limpiar la India". A pesar de sonar bien intencionado, el anuncio se produjo una semana después de otro anuncio de una campaña denominada "Make In India" ("Hacer en la India"), que incentivaba a las empresas internacionales a llevar sus empleos de producción a la India; un objetivo que muchos ven como contradictorio con la promoción de un medio ambiente más limpio.

El CSE ha criticado estas campañas y en 2015 publicó un informe en el que se establecía que el presupuesto del gobierno no revelaba ninguna estrategia para avanzar en la política medioambiental. El director adjunto Chandra Bhushan escribió: "La conclusión, ya sea para la contaminación del aire, la contaminación del agua o de residuos sólidos urbanos, es que la administración de la degradación del medio ambiente requiere enormes inversiones en infraestructura".

Si bien Delhi puede contar con plantas de tratamiento de residuos, carece de una infraestructura de alcantarillado que es necesaria para dirigir la basura hasta allí. Paley se percató de que a menudo, incluso sobre el suelo, no podía encontrar la infraestructura básica, como contenedores de basura públicos. “Hubo ocasiones en que he tenido basura en mis manos y he tenido que llevarla conmigo todo el día, porque no hay contenedores en ningún lugar”, recordaba.

Artículo publicado el 26 de abril de 2016.

Melody Rowell es asistente del editor de fotografía de National Geographic. Síguela en Twitter.

* El 7 de noviembre de 2017, los médicos de Nueva Delhi declararon una reciente emergencia de salud pública como un aumento repentino en los contaminantes del aire. Respirar aire en algunas partes de la ciudad se ha comparado con fumar 50 cigarrillos en un día. *

Seguir leyendo