Historia y Cultura

Cachorros de leones congelados desde la Edad de Hielo en Siberia

Hallazgo excepcionalmente bien conservado brinda una nueva mirada al carnívoro extinguido. Viernes, 29 Diciembre

Por Brian Switek

Investigadores rusos anunciaron, en octubre de 2015, el hallazgo de cachorros del león de las cavernas que se encontraron en el gelisuelo de la Edad de Hielo de Yakutia, Siberia. Los felinos congelados son los primeros de su tipo en ser encontrados en un estado tan bien conservado.

Al menos uno de los felinos, observado en la fotografía publicada en el anuncio, está conservado tan delicadamente que hasta su pelaje está intacto. El cachorro felino estuvo congelado de esta manera durante 10.000 años, como mínimo, aunque el informe inicial señala que podría ser aún más tiempo.

"Según lo que sé, nunca se encontró un gato prehistórico con este nivel de conservación", manifiesta la experta en felinos fósiles de la Universidad de Des Moines Julie Meachen, "por lo tanto esto es un hallazgo realmente extraordinario."

Se han encontrado restos del león de las cavernas, descritos por primera vez en 1810, desde Eurasia hasta América del Norte. Sin embargo, hasta ahora, el registro fósil de este gran felino se limitaba a los huesos y las huellas.

Por el momento, los científicos que estudian a los cachorros no hablan sobre el hallazgo. El paleontólogo de la Academia de Ciencias de la República de Sakha Albert Protopópov se negó a responder preguntas acerca de los gatos, a la espera de una conferencia de prensa programada para el 17 de noviembre para publicar los primeros hallazgos. El evento también presentará otros espectaculares hallazgos realizados en la región, como el mamut lanudo.

No obstante, dado que los gatos gobiernan Internet, una foto de uno de los cachorros felinos de la Edad de Hielo ha avivado la emoción de aficionados a los gatos y paleontólogos. No estaba muy seguro cuando lo vi por primera vez, pero cuando parecía ser cierto estaba asombrada, expresa Meachen.

Los leones de las cavernas a veces llamados leones de la estepa, ya que merodeaban los pastizales abiertos en vez de permanecer confinados a las madrigueras rocosas son una subespecie extinta de Panthera leo, el león de hoy.

Por más adorables que sean los cachorros congelados, su importancia va más allá de lo superficial. Los investigadores "deben ser capaces de obtener información sobre la causa de muerte, las cargas parasitarias de estos cachorros", etc., expresa Meachen, señalando que si todavía hay leche de la madre en los estómagos de los cachorro, los paleontólogos podrían ser capaces de determinar lo que comían los leones adultos.

"Estoy segura de que solo hemos comenzado a pensar en todas las preguntas que podríamos hacer", menciona Meachen, ya que los cachorros proporcionan una nueva ventana a un mundo gélido de no hace mucho tiempo.

Lea el blog de Brian Switek Laelaps en NationalGeographic.com. Sígalo en Twitter, Facebook e Instagram.

Artículo publicado el 28 de octubre de 2015.

Seguir leyendo