Hallan embrión de dinosaurio muy bien conservado dentro de un huevo fosilizado

Uno de los embriones de dinosaurio más completos jamás encontrados muestra a la antigua cría en una posición sorprendentemente similar a la de algunas aves actuales dentro de sus huevos antes eclosionar.

El fósil recién bautizado "Bebé Yingliang" se encontró fuertemente enroscado en una posición previa a la eclosión.

Fotografía de Illustration by Lida Xing
Publicado 22 de dic. de 2021 18:40 GMT-3

La cría de dinosaurio parecía estar a punto de salir de su cascarón, con la cabeza metida entre los pies. Pero un suceso desconocido enterró el huevo antes de que la pequeña criatura pudiera dar su primera respiración, preservando al animal sin eclosionar durante decenas de millones de años en lo que hoy es el sur de China.

La empresa de extracción de piedra Yingliang Group descubrió el huevo en el año 2000, pero pasaron otros 15 años antes de que alguien se diera cuenta de la importancia del hallazgo, cuando unos frágiles huesos expuestos por una grieta en la superficie del huevo insinuaron el premio que atesoraba en su interior.

Según informan los científicos esta semana en la revista iScience, bajo la superficie del huevo fósil se encuentra uno de los embriones de dinosaurio más completos jamás encontrados.

"No podía creer lo que veían mis ojos porque está perfectamente conservado", dice la autora del estudio, Darla Zelenitsky, paleontóloga de la Universidad de Calgary, en Alberta (Canadá) especializada en huevos de dinosaurio.

Bautizado como Baby Yingliang, el dinosaurio infate procede de rocas cuya antigüedad se estima en unos 70 millones de años, aunque su edad exacta sigue siendo incierta. El embrión es un tipo de oviraptorosaurio, un grupo de dinosaurios terópodo con pico estrechamente relacionados con las aves modernas que vivieron hace entre 130 y 66 millones de años. Estas criaturas comparten muchos rasgos con sus parientes aviares, y el embrión insinúa uno más: una posición curvada antes de la eclosión.

"Es notable echar un vistazo a las primeras etapas de la vida de los animales que vivieron hace más de 70 millones de años", dice por correo electrónico Lindsay Zanno, jefe de paleontología del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte (Estados Unidos) e investigadora de la Universidad Estatal de Carolina del Norte. "Las pruebas de que las aves son dinosaurios terópodos vivos son, en este momento, abrumadoras".

La similitud del apretado rizo de Baby Yingliang con los pollos modernos en desarrollo sugiere que este comportamiento único de las aves puede tener sus raíces en decenas de millones de años.

Fotografía de Lida Xing et al

Enroscado y plegado

El extraordinario huevo fue redescubierto en 2015, cuando el personal de Yingliang estaba clasificando los hallazgos fósiles de la empresa con el fin de abrir un museo de historia natural. El huevo es ligeramente más largo que el de una avestruz, pero tiene forma de píldora, y su superficie estaba fracturada, lo que permitió a un trabajador detectar algunos trozos de hueso.

"En ese momento se dio cuenta de que podía haber [un] embrión dentro", dice la autora del estudio, Waisum Ma, investigadora doctoral de la Universidad de Birmingham, en el Reino Unido.

Un técnico retiró con cuidado un lado del fósil y limpió parte del sedimento que rellenaba el huevo para revelar al joven dinosaurio acurrucado en la muerte como lo habría estado en vida. Al darse cuenta de la importancia del descubrimiento, Yingliang se puso en contacto con la autora principal del estudio, Lida Xing, de la Universidad China de Geociencias de Pekín, que comenzó a reunir un equipo para estudiar el dinosaurio bebé exquisitamente conservado.

Aunque se han encontrado muchos huevos de dinosaurio, los embriones son raros, y los embriones bien conservados son aún más raros. "La mayoría de las veces se trata de un amasijo de huesos en el fondo del huevo", dice Matthew Lamanna, paleontólogo del Museo Carnegie de Historia Natural de Pittsburgh (Estados Unidos) que no formó parte del equipo de estudio.

Sólo se han encontrado otros dos embriones de ovirraptorosaurio casi completos, dice Ma. "Vaya", recuerda que pensó cuando vio por primera vez las imágenes del fósil; "es el mejor embrión de dinosaurio que he visto nunca". Según dice, sólo parecen faltar algunas partes del esqueleto, entre ellas una extremidad anterior y una sección de la cola.

En el caso de otros fósiles, los científicos han utilizado tomografías computarizadas para revelar detalles de los huesos ocultos en su interior. Sin embargo, el tipo de sedimento que llenaba el huevo dificultaba a los científicos distinguir los huesos del fondo. Aun así, el equipo pudo estudiar cuidadosamente la superficie expuesta del fósil, comparándola con los otros dos embriones de ovirraptorosaurio encontrados anteriormente.

La cabeza de Baby Yingliang se encuentra a lo largo de su vientre, con las rodillas dobladas cerca de donde brotarían sus pequeñas extremidades delanteras. Su espalda encorvada se encuentra en un extremo del huevo, donde un hueco deja entrever lo que sería un saco de aire que ya no existe. Todas estas características son similares a las de los embriones de gallinas actuales, que se enroscan lentamente en bolas apretadas a medida que se desarrollan, lo que lleva a que las cabezas de los los embriones se encajen bajo sus alas derechas. Esta serie de posturas, conocida como remetimiento, es clave para el éxito de la eclosión.

Aunque la cría de Yingliang no está tan metida como un embrión de polluelo a punto de salir del cascarón, "está cerca", dice Zelenitsky. Las posiciones ligeramente diferentes a las de los dos embriones de ovirraptorosaurio encontrados anteriormente pueden mostrar los cambios de postura similares a los de los pollos durante el desarrollo. El equipo sostiene que el comportamiento de las aves al meterse en el agua puede remontarse a millones de años atrás hasta las crías de ovirraptorosaurio.

Los ovirraptorosaurios tenían muchos rasgos aviares. Como se muestra en esta ilustración, algunos pueden incluso haber empollado sus nidos de huevos como lo hacen las aves hoy en día.

Fotografía de Masato Hattori

Comportamientos de las aves

El hallazgo se suma a la variedad de comportamientos y rasgos físicos que se cree que han pasado de los dinosaurios terópodos a las aves modernas, como el reciente descubrimiento de un oviraptorosaurio agazapado como un ave sobre su nidada de huevos. Aunque el "comportamiento de pájaro" de Baby Yingliang no es necesariamente sorprendente, dice Lamanna, estos fósiles son vitales para comprender realmente los giros de la evolución.

"Podemos especular hasta el fin de los días", dice. Pero sin fósiles que muestren las pruebas, estos primeros comportamientos siguen siendo especulaciones.

El fósil puede contener aún más pistas sobre la evolución de las aves modernas, añade el paleontólogo Timothy Rowe, de la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos), que no formó parte del equipo del estudio. Por ejemplo, un paso clave en la evolución de las aves es la transición de las extremidades anteriores a las alas lo suficientemente largas como para volar. No se sabe exactamente cómo -y cuántas veces- se produjo este cambio en los dinosaurios. Pero las pistas de estas transformaciones evolutivas pueden encontrarse en el desarrollo temprano de los animales, dice. "Realmente empiezan a desarrollarse dentro del huevo".

Un gran reto es que la rareza de los embriones bien conservados hace difícil sacar conclusiones firmes, dice Ma. Pero eso puede cambiar pronto: la empresa que descubrió a Baby Yingliang también encontró otros óvulos en el mismo lugar. "Así que podría haber más embriones", dice, y por lo tanto más pistas sobre los antiguos orígenes de las aves que vuelan, planean y se pasean por el planeta hoy en día.

Uno de los muchos rasgos de la cría de Yingliang que se asemejan a los de las aves es la posición de su espalda cerca de un extremo del huevo, donde un hueco probablemente albergaba un saco de aire.

Fotografía de Julius Csotonyi
Seguir leyendo

Te podría interesar

Ciencia
Los primeros huevos de dinosaurio eran de cáscara blanda y revelan más sobre la crianza prehistórica
Ciencia
10 de los dinosaurios más increíbles presentados en 2021
Ciencia
Chile: Encuentran restos fósiles de una nueva especie de dinosaurio acorazado que tenía una particular cola afilada
Ciencia
La controvertida venta de "Big John", el triceratops más grande del mundo
Ciencia
Argentina: restos fósiles revelan la evidencia más temprana de dinosaurios viviendo en manada

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados