Argentina: restos fósiles revelan la evidencia más temprana de dinosaurios viviendo en manada

Una gran cantidad de nuevos huevos y esqueletos de Mussaurus hallada en Trelew, Chubut, sugiere que estos herbívoros jurásicos estuvieron entre los primeros dinosaurios en viajar en grupos divididos por edades.

El dinosaurio de cuello largo Mussaurus pasó de caminar en cuatro patas cuando era joven a caminar sobre sus patas traseras en la edad adulta. Una gran cantidad de fósiles encontrados en la Patagonia ahora sugieren que esta especie fue una de las primeras en moverse en manadas segregadas por edades.

Fotografía de Davide Bonadonna
Publicado 22 de oct. de 2021 13:29 GMT-3, Actualizado 22 de oct. de 2021 20:02 GMT-3

Hace unos 193 millones de años en lo que hoy es Argentina, los ejemplares de un grupo de 11 dinosaurios murieron a unos pocos metros uno del otro. No está claro cómo sucedió. Quizás sucumbieron a la sequía, mientras el sol de la primavera o el verano quemaba la efímera orilla del lago en el que se habían reunido. O tal vez murieron en una feroz tormenta de polvo que enterró sus cadáveres en un montón de cieno.

Lo que es más seguro es su edad: es probable que ninguno de estos dinosaurios haya llegado a su segundo cumpleaños.

La recopilación, revelada en la revista Scientific Reports, se encuentra entre muchos nuevos fósiles asombrosos del Mussaurus patagonicus, primo ancestral lejano de los famosos dinosaurios de cuello largo como el Brachiosaurus o el Brontosaurus. Los restos incluyen más de cien nuevos huevos del Mussaurus y 69 nuevos esqueletos fósiles y algunos aparecen en grupos de dinosaurios que son del mismo tamaño y, aproximadamente, de la misma edad.

El equipo del estudio interpreta este agrupamiento como evidencia de que el Mussaurus se movía en manadas segregadas por edad, con animales de tamaños y edades similares desplazándose juntos dentro del grupo. Si es así, el descubrimiento brinda a los paleontólogos la evidencia más antigua jamás encontrada de este tipo de comportamiento de manada dentro de los dinosaurios.

"Sabemos muy poco sobre el comportamiento de los dinosaurios, pero la mayor parte de lo que sabemos se basa en dinosaurios muy tardíos del Cretácico", señala el paleontólogo argentino, líder del estudio y Explorador de National Geographic Diego Pol quien trabaja en del Museo Paleontológico Edigio Feruglio en Trelew, provincia de Chubut. "Tenemos muy, muy poca información o casi nada sobre el comportamiento de los dinosaurios al comienzo de su historia".

Este huevo de Mussaurus fosilizado es uno de los más de cien encontrados en la Formación Laguna Colorada de Argentina.

Fotografía de Roger Smith

El Mussaurus es un tipo de dinosaurio llamado sauropodomorfo y la ciencia lo conoce desde la década de 1970, basándose en 11 fósiles encontrados en la Formación Laguna Colorada de Argentina. Otros sitios alrededor del mundo han insinuado el comportamiento social entre los primos sauropodomorfos del Mussaurus. En Alemania conservan conjuntos que contienen múltiples fósiles del Plateosaurus, mientras que los sitios en Sudáfrica conservan sitios de anidación y huevos del dinosaurio relacionado Massospondylus.

Pero Kimi Chapelle, la investigadora postdoctoral en el American Museum of Natural History, que no participó en el nuevo estudio, enfatiza cuán asombrosos son realmente los últimos lotes de fósiles del sitio del Mussaurus.

“Tienes los óvulos, [y] los individuos, no son solo individuos de la misma edad, sino individuos de diferentes edades. Eso es una locura”, afirma. “¿Tener todo eso dentro de un kilómetro cuadrado y en una sección [de roca] de tres metros de espesor? Increíble".

Pros y contras de moverse en manada

Muchos de los herbívoros de gran tamaño actuales se mueven en manadas y el cálculo evolutivo básico es el mismo que habría sido para Mussaurus hace más de 190 millones de años.

El moverse en manada tiene pros y contras, señala el paleontólogo Timothy Myers de la Universidad de Temple, que no participó en el nuevo estudio. Por un lado, moverse en grupos grandes ofrece una mayor protección contra los depredadores, lo que permite que cada individuo dentro de ese grupo pase menos tiempo vigilando y más tiempo comiendo. Por otro lado, los grupos deben compartir alimentos y existe un mayor riesgo de enfermedades y parásitos.

Para que los rebaños funcionen bien, agrega Myers, los animales dentro del rebaño deben estar sincronizados, lo que puede ser complicado para los animales que cambian de tamaño drásticamente a medida que envejecen. En el caso del Mussaurus, las crías comenzaron con el tamaño de una palma humana, crecieron hasta 9 kilos y medio metro de altura en la cadera al año de edad y pesaron más de 1500 kilogramos en la edad adulta, casi el doble de la masa de un alce adulto.

Ahí es donde entra la segregación por edad. “Básicamente, los costos de tener que sincronizar su comportamiento aumentan a medida que se obtienen diferencias crecientes en el tamaño del cuerpo”, dice Myers. "Para cosas como los saurópodos y los sauropodomorfos, definitivamente es más conveniente para ellos formar manadas de individuos inmaduros que están separados de los adultos".

Dicho esto, inferir este tipo de comportamiento social, o cualquier tipo de comportamiento social, a partir del registro fósil es complicado. Los fósiles de rastreo, como los sitios de rastreo, pueden ayudar, y para algunos dinosaurios más recientes que los Mussaurus, esas huellas conservadas han mostrado signos de rebaños multigeneracionales.

La evidencia esquelética también puede insinuar un comportamiento social, si los paleontólogos encuentran grupos de esqueletos que fueron enterrados todos a la vez. Sin esa evidencia crucial, cualquiera de los dos esqueletos dentro del grupo podrían ser de animales que vivieron y murieron con años de diferencia.

Los huevos antiguos y los 69 fósiles de esqueletos nuevos ofrecen una visión poco común del comportamiento de los dinosaurios en el Jurásico temprano, hace unos 193 millones de años.

Fotografía de Roger Smith

Pol y sus colegas han estado excavando el sitio de Mussaurus durante las últimas dos décadas, mejorando drásticamente su comprensión del dinosaurio. Por ejemplo, los investigadores ahora tienen una buena idea de cómo cambió el cuerpo del Mussaurus a medida que crecía; confían en que el dinosaurio pasó de caminar en cuatro patas cuando era joven a caminar sobre sus patas traseras en la edad adulta. Una nueva investigación también ha demostrado que el Mussaurus puso huevos blandos, lo que sugiere que el dinosaurio enterró sus huevos en lugar de incubarlos. 

[También te puede interesar la entrevista a Diego Pol: “Cuando encontramos los huevos fosilizados de la Patagonia jamás nos imaginamos que iban a ser de cáscara blanda”]

Una de las mayores sorpresas del sitio llegó en el año 2003, cuando Pol encontró el bloque de piedra que contenía el grupo de 11 individuos jóvenes. “Recuerdo haber levantado parte del concreto y vi la parte superior de un cráneo allí mismo y el cuello se estaba hundiendo en la roca”, afirma Pol. "Sabía que esto era algo diferente".

Otros fósiles en el sitio también muestran indicios de dinosaurios agrupados. Los primeros fósiles conocidos del Mussaurus, de crías jóvenes, se agruparon muy juntos. Las nuevas excavaciones también encontraron dos adultos cuyos cuerpos estaban casi entrelazados.

Pero para ver si estos animales realmente murieron en grupo y no solo en el mismo lugar en diferentes momentos, los coautores del estudio dirigidos por Roger Smith de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica, Johannesburgo, tuvieron que estudiar cuidadosamente los sedimentos del sitio.

La investigación de Smith descubrió que hay tres capas distintas de fósiles del Mussaurus en el sitio y que muchos de los fósiles y zonas de anidación comparten la misma capa, lo que significa que cada uno fue enterrado aproximadamente al mismo tiempo. La roca sedimentaria que rodea a los fósiles probablemente se formó a partir del polvo transportado por el viento, quizás depositado durante las tormentas de polvo.

El equipo también utilizó varias técnicas para confirmar que todos los dinosaurios eran Mussaurus y para verificar las edades y tamaños de los dinosaurios. En el 2017, Pol envió 30 de los huevos a Grenoble, Francia, para ser examinados utilizando una de las fuentes de rayos X más brillantes del mundo, la Instalación Europea de Radiación Sincrotrón. Varios de ellos contenían embriones de Mussaurus fosilizados.

Pol y sus colegas también tomaron muestras de algunos de los huesos de los dinosaurios para ver sus estructuras internas, que pueden revelar información sobre la edad y los patrones de crecimiento. Todos los fósiles en el grupo de 11 individuos son aproximadamente del mismo tamaño, probablemente pesaban entre 8 y 10 kilogramos cuando murieron. Las muestras de hueso sugieren que si el joven Mussaurus creció en rachas estacionales, los más jóvenes del grupo probablemente tenían menos de un año cuando murieron.

¿Sobrevivientes sociales?

El sitio de Mussaurus muestra a los jóvenes formando grupos segregados por edad al menos estacionalmente, pero el comportamiento de los adultos es algo menos seguro.

Por un lado, el sitio no tiene grupos de muchos Mussaurus adultos, por lo que no hay evidencia directa de manadas de adultos. Entre los reptiles vivos, no es raro que los jóvenes se congreguen y luego se dividan en la edad adulta. Por otra parte, los grupos de jóvenes se encuentran dentro de un sitio de anidación de Mussaurus, lo que podría indicar que los jóvenes eran parte de una manada más grande que fue al sitio de anidación para reproducirse.

Aún así, no hay duda de que este dinosaurio mostró versiones de comportamiento social, lo que hace que su lugar en el árbol genealógico de los dinosaurios sea extremadamente importante.

Además de todos los nuevos fósiles, la investigación del equipo de Pol refina las estimaciones de edad de los fósiles y los sedimentos circundantes. Durante años, los paleontólogos pensaron que el Mussaurus tenía más de 205 millones de años, colocándolo dentro del período Triásico tardío. Sin embargo, según el último trabajo, el Mussaurus tiene aproximadamente 193 millones de años, lo que ubica al dinosaurio en el período Jurásico temprano.

Esa distinción es crucial porque significa que el Mussaurus apareció justo después de una extinción masiva que interrumpió muchos tipos de animales terrestres, pero dejó a los sauropodomorfos relativamente ilesos. Como consecuencia, los sauropodomorfos se diversificaron rápidamente y se hicieron mucho más grandes de lo que habían sido, lo que habría inclinado la balanza a favor de rebaños segregados por edad como los que ahora se sugieren para el Mussaurus.

Pol y sus colegas argumentan que los aspectos más básicos del comportamiento social pueden haber surgido entre los antepasados del Mussaurus a finales del Triásico, antes del evento de extinción. Si es así, la habilidad social de los primeros sauropodomorfos puede haber ayudado al grupo a capear la extinción y prosperar después.

“Este es el momento en que realmente "conquistaron" el mundo, cuando se volvieron dominantes, cuando tuvieron éxito por primera vez en términos ecológicos, en términos evolutivos. ¿Cuáles son las claves del éxito de los dinosaurios? Pol dice. “Aquí, estamos diciendo: el comportamiento puede haber sido una de las causas".

Seguir leyendo

Te podría interesar

Ciencia
Paleontólogos revelan que hubo miles de millones de T. rex recorriendo el mundo
Ciencia
¿Cazaba como una cigüeña el "monstruo del río" conocido como Spinosaurus?
Ciencia
El fósil de los “dinosaurios en duelo” finalmente podrá revelar sus secretos a la ciencia
Ciencia
Fósiles revelan que este pequeño dinosaurio tenía un maravilloso sentido del tacto
Ciencia
Hallazgos recientes abonan la teoría de que el Spinosaurus era un depredador acuático

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados