Animales

Kenia: fotografían a extraña cría de cebra con lunares

Es probable que el llamativo animal, visto en la reserva nacional Masai Mara, tenga una mutación genética denominada pseudo melanismo.jueves, 19 de septiembre de 2019

Por Katie Stacey
Tira, el potrillo de cebra con lunares, podría ser más susceptible a las moscas picadoras sin las rayas características de las cebras.

Una cría de cebra con pelaje oscuro y lunares blancos fue visto en la  reserva nacional Masai Mara en Kenia.

Recientemente, el fotógrafo Frank Liu estaba en la búsqueda de rinocerontes cuando divisó a la llamativa cebra de la llanura, de aproximadamente una semana. “A primera vista, parecía una especie completamente diferente”, señala Liu. Antony Tira, guía Maasai que vio primero al animal, lo nombró Tira.

Las rayas de las cebras son únicas como las huellas dactilares, pero, según Liu, la extraña coloración de Tira podría ser la primera observación registrada en Masai Mara.  Se han visto potrillos similares en el delta de Okavango en Botsuana.

Tira y estos otros potrillos tienen una condición conocida como pseudo melanismo, una extraña mutación genética por medio de la cual los animales muestran algún tipo de anormalidad en su patrón de rayas, señala Ren Larison, biólogo que estudia la evolución de las rayas de la cebra en la Universidad de California, Los Ángeles. 

Las cebras también sufren otras inusuales variaciones de color, como albinismo parcial, que se ha visto en una cebra extremadamente “rubia” fotografiada a principios de este año en el parque nacional Serengeti en Tanzania.

Llevar un registro de tales aberraciones equinas es útil para la ciencia como parte de un objetivo más amplio que es monitorear los cambios en las especies y cómo son manejados por las comunidades locales.

Una melanina anormal

Las células especializadas denominadas melanocitos producen melanina, el pigmento rojo, amarillo, café y negro que determina el color del cabello y la piel de los mamíferos.

“Hay una variedad de mutaciones que pueden alterar el proceso de síntesis de la melanina y, en todos esos desórdenes, se cree que los melanocitos están normalmente distribuidos, pero la melanina que producen es anormal”, explica en un correo Greg Barsh, genetista del Instituto de biotecnología HudsonAlpha . 

En las cebras, los melanocitos están uniformemente distribuidos por toda su piel, así que una cebra rasurada sería completamente negra. Barsh cree que, en el caso de Tira y de otras cebras pseudo melanísticas, los melanocitos están todos allí, pero, por alguna razón, la melanina no se manifiesta correctamente como rayas.

En esta foto reciente, Tira camina por la reserva nacional Masai Mara con su madre.

El futuro de Tira es incierto. Larison menciona que la mayoría de las cebras con semejante inusual coloración probablemente no vivan demasiado. “Las investigaciones en otras especies han mostrado que, aunque apuntar a un único individuo dentro de un grupo es difícil para un depredador, la tarea se vuelve más sencilla si el individuo es diferente”, indica.  

“A lo largo de los años, he visto varias fotos de potrillos con este patrón específico, pero solo una foto (de la década del cincuenta) en la que un individuo fuera joven o adulto”.

Obstáculos para la supervivencia

Lamentablemente para Tira, una investigación reciente de Larison y otros ha sugerido que las rayas de las cebras evolucionaron para alejar a las moscas picadoras o tábanos, una de las cinco teorías que se han planteado a lo largo de los años, junto con el camuflaje y la regulación de la temperatura. Por ejemplo, los experimentos han mostrado que a las moscas picadoras no les gusta posarse en superficies rayadas.

De ser así, Tira no tendrá éxito en repeler a estas moscas, las cuales pueden propagar enfermedades como la influenza equina, como si lo hará una cebra rayada, menciona Tim Caro, biólogo de la Universidad de California, Davis. 

Sin embargo, si Tira logra sobrevivir a estos muchos obstáculos y llegar a la adultez, no hay razón para creer que no pueda adaptarse a la manada.

La investigación llevada a cabo en Sudáfrica ha hallado que, en dos casos de cebras de la llanura con coloración aberrante, los animales se relacionaron normalmente con otras cebras; y hasta lograron aparearse.

Seguir leyendo