Sangre de cangrejo herradura: la demanda medicinal amenaza a estos animales

La sangre de estos arácnidos puede salvar vidas humanas. Sin embargo, la creciente presión medicinal, pone en peligro la conservación de estos cangrejos.

Por Dina Fine Maron
Publicado 9 ago 2022 14:17 GMT-3
Los cangrejos de herradura del Atlántico se enfrentan a una creciente presión por su sangre sensible ...

Los cangrejos de herradura del Atlántico se enfrentan a una creciente presión por su sangre sensible a las toxinas.

Fotografía de Mark Thiessen Nat Geo Image Collection

Para ser una especie tan resistente, el cangrejo herradura proyecta la imagen de ser sorprendentemente indefenso.

Varado en una remota costa de Delaware (Estados Unidos), después de haber llegado a la orilla para aparearse, las 10 patas del animal, parecidas a las de una langosta, se retuercen en el aire. El cangrejo enrosca su cola en forma de lanza hacia su caparazón una y otra vez en un intento de enderezarse, sin éxito. Pronto está agotado, y su cola cae lentamente hacia la arena.

La playa está llena de docenas de cangrejos en situaciones similares. Algunos serán rescatados por la marea o por un humano que pase, otros morirán.

¿Para qué sirve la sangre de cangrejo herradura?

Pero incluso los que sobrevivan pronto se enfrentarán a mayores presiones debido a la creciente demanda mundial de su sangre azul, que se recoge para uso biomédico en todo el mundo. La sangre de estos arácnidos, sensible a las toxinas, es la única fuente natural conocida de lisado de amebocitos, un agente de coagulación utilizado para detectar endotoxinas peligrosas en una gran variedad de productos médicos humanos, como la insulina, los dispositivos intravenosos y las vacunas de la COVID-19.

¿Por qué el cangrejo herradura es una especie vulnerable?

El cangrejo de herradura del Atlántico y tres especies asiáticas de cangrejos de herradura han existido prácticamente sin cambios durante al menos 450 millones de años, mucho antes de los dinosaurios. Sin embargo, la disminución del número de cangrejos de herradura salvajes en Asia, agravada por el auge de la demanda en el mercado biomédico de Asia-Pacífico, amenaza con desplazar la industria aún más hacia el cangrejo de herradura del Atlántico, según los grupos conservacionistas y las empresas biomédicas.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) que determina el estado de conservación de la fauna silvestre, considera que el cangrejo herradura del Atlántico es vulnerable y para tal clasificación cita pruebas que muestran que su población está disminuyendo. Pero las implicaciones totales de las hemorragias del cangrejo herradura y su posterior mortandad (especialmente junto con otras amenazas como el cambio climático, la erosión del suelo y la pesca para la industria del cebo) siguen siendo difíciles de conocer.

Lonza es una de las cinco empresas estadounidenses que captura cangrejos herradura del Atlántico, los desangran y los devuelven al océano Atlántico cada año. En un informe reciente advirtió que el aumento de la necesidad de sangre de cangrejo herradura, impulsado en parte por la aparición de la medicina personalizada, como las terapias celulares y genéticas, puede suponer "una carga demasiado grande" para la especie atlántica.

Las empresas estadounidenses han incrementado de forma constante sus sangrías de cangrejo herradura cada año. Sólo en 2020, se capturaron casi 700 000 cangrejos de herradura a lo largo de toda la costa atlántica de Estados Unidos y se llevaron a los laboratorios para desangrarlos. Más de 100 000 murieron, según una estimación de la Comisión de Pesca Marina de los Estados del Atlántico (ASMFC, por sus siglas en inglés), el grupo que supervisa la industria del cangrejo herradura.

En comparación, en 2010 sólo se capturaron 480 000 cangrejos de herradura del Atlántico, con unas 69 000 muertes. Las cifras anuales de mortalidad incluyen tanto las muertes observadas como una supuesta tasa de mortalidad invisible del 15%, aunque algunos críticos afirman que esa cifra no recoge completamente las muertes relacionadas. Un estudio sitúa la tasa de mortalidad oculta por desangramiento en un 30%, alegando que los trabajos anteriores no imitaban las prácticas reales de manipulación del cangrejo, entre otros factores.

El creciente número de víctimas de la industria de las hemorragias de cangrejos plantea cuestiones sobre nuestras obligaciones con los animales que suministran materiales que salvan vidas en beneficio de los seres humanos, especialmente cuando existe una alternativa sintética al lisado de amebocitos, llamada factor C recombinante (rFC), dice Christian Hunt, quien dirige la política sobre cangrejos de herradura en la organización conservacionista Defenders of Wildlife.

Sin una mejor supervisión de las hemorragias del cangrejo herradura y sus resultados, advierte, el panorama será como "el salvaje oeste para la industria biomédica".

¿Qué es la alternativa sintética del rFC y cómo puede ayudar a los cangrejos herradura?

En los últimos años, algunas empresas farmacéuticas estadounidenses han recurrido cada vez más a la rFC para garantizar la seguridad de sus productos. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) permite a las empresas intercambiar este sintético caso por caso si aportan pruebas de que los resultados son comparables a los del material procedente del cangrejo.

La U.S. Pharmacopeia, un grupo científico independiente que elabora las normas de calidad de los productos aprobados por la FDA, afirma que, a pesar de esas aprobaciones anteriores, sigue siendo razonable que la agencia exija una validación adicional antes de aprobar las pruebas basadas en el rFC (aunque ello aumente los costos para las empresas farmacéuticas).

"Nos encontramos en un periodo de tiempo intermedio mientras se adoptan los métodos basados en la rFC", dijo en una declaración pública, y agregó en una declaración específica a National Geographic que el grupo se compromete a avanzar hacia enfoques sin animales siempre que sea posible. 

Hasta el momento, ninguna de las cinco empresas estadounidenses que capturan cangrejos de herradura del Atlántico ha anunciado planes para la transición total de sus negocios al rFC. Las empresas están repartidas por la Costa Este: Associates of Cape Cod en Massachusetts, Limuli Labs en Nueva Jersey, Lonza en Maryland; Fujifilm Wako Chemicals en Virginia; y Charles River Laboratories en Carolina del Sur y Massachusetts.

Cangrejos herradura: Cómo se obtiene la sangre azul para la biomedicina

Cada primavera, estas empresas contratan a pescadores para que recojan los cangrejos cuando los artrópodos llegan a la orilla para desovar. Los trabajadores transportan las capturas vivas a los laboratorios de las empresas. Los protocolos de cada laboratorio varían, pero por lo general los animales se limpian, se extraen los percebes y los detritos marinos de sus caparazones y se les introduce una gran aguja en el cuerpo. La sangre azul que se extrae gotea en botellas colocadas directamente debajo del animal. Trabajadores vestidos con batas de laboratorio, redes para el pelo y máscaras supervisan el procedimiento y extraen aproximadamente un tercio de la sangre de cada animal. A continuación, los cangrejos se devuelven a la naturaleza.

En Asia, los cangrejos suelen ser desangrados hasta la muerte y luego vendidos para su consumo, en lugar de ser desangrados parcialmente como en Estados Unidos. Según la UICN, la falta de regulación de la captura de los cangrejos asiáticos es una causa importante del declive de la especie. El cangrejo de herradura de tres espinas, principal objetivo de los desangrados biomédicos en Asia, está en peligro de extinción, mientras que el estado de conservación de las otras dos especies asiáticas es incierto.

¿Cuántos cangrejos herradura hay?

No está claro cuántos cangrejos herradura del Atlántico existen en total, ya que no hay recuentos de población.

Tampoco existe una contabilidad pública de cuántos cangrejos herradura se capturan para esta industria a nivel estatal (o mueren a causa de ella) debido a las políticas de confidencialidad empresarial consagradas en la legislación estadounidense. En su lugar, la ASMFC sólo hace públicas las estimaciones generales de toda la costa atlántica, basadas en los datos declarados por las propias empresas.

Larry Niles, experto en aves costeras migratorias de Wildlife Restoration Partnerships, con sede en Nueva Jersey, una organización de consultoría que promueve la restauración del hábitat, sostiene que le preocupa la fiabilidad de los datos autodeclarados por las empresas biomédicas.

"No hay nadie que verifique los datos; no hay gente del estado ni de la ASMFC que vaya a los laboratorios", advierte. "No sabemos cuántos cangrejos está matando la industria de la sangre".

"Sabemos cuáles son las cifras (de captura y mortalidad); no es un secreto", asegura Kristen Anstead, científica de evaluación de poblaciones en la ASMFC.

"Las instalaciones dan esas cifras a los respectivos estados y luego ellos nos las dan a nosotros. Es un problema de relaciones públicas, pero no es un problema matemático ni de gestión", precisa Anstead. La razón por la que la comisión no comparte estos datos públicamente es para asegurarse de que los competidores no puedan conocer detalles sobre las operaciones de los demás que puedan perjudicar sus negocios, pero ella y otros analistas de números tienen acceso a todos los datos, dice Anstead.

Añade que los cangrejos herradura del Atlántico no están en peligro de extinción, aunque algunas poblaciones específicas (como las que viven en ciertas bahías) pueden experimentar algunos descensos sin motivos comprobados.

La sangre del cangrejo herradura es azul debido a su alto contenido en cobre.

Fotografía de Mark Thiessen Nat Geo Image Collection

Otros efectos de la extracción de sangre de cangrejos herradura

Los científicos dicen que hay otras repercusiones de la industria del sangrado biomédico: varios estudios demuestran que los cangrejos desangrados están más aletargados y quizá desorientados durante las semanas posteriores al procedimiento, lo que puede impedir su capacidad o deseo de acudir a la orilla para desovar.

Esto es especialmente preocupante porque los animales se extraen durante la temporada de cría, dice Win Watson, profesor emérito de la Universidad de New Hampshire quien lleva décadas estudiando los cangrejos de herradura y los efectos subletales de las sangrías.

Cuál es el umbral de mortalidad de los cangrejos herradura

Cuando se empezó a supervisar la industria del cangrejo herradura del Atlántico hace décadas, los reguladores de la ASMFC establecieron un umbral para la mortalidad del cangrejo herradura causada por la industria biomédica, diciendo que la junta podría considerar la posibilidad de tomar medidas si la tasa de mortalidad por hemorragia superaba las 57 000 muertes al año en los Estados Unidos.

Ese límite se ha superado casi todos los años desde 2007. Pero la industria que depende del sangrado de cangrejos ha seguido creciendo sin ninguna reevaluación formal.

"No hay ningún análisis científico que demuestre que la mortalidad biomédica tenga un impacto negativo significativo en la población de cangrejos de herradura, por lo que la junta no ha considerado que esté justificado tomar medidas", cuenta Caitlin Starks, coordinadora principal del plan de gestión pesquera de la ASMFC.

La organización, que supervisa diversas pesquerías, clasifica el estado actual del cangrejo herradura del Atlántico como "neutral" en lugar de sus otras categorías de "bueno" o "malo". ¿La razón? Dice que hay "una combinación de tendencias positivas y negativas".

Niles, el experto en aves costeras, difiere al decir que ese tipo de categorización es obtusa y no es significativa para los esfuerzos de conservación o para entender las necesidades de gestión. "Es bueno para la gente que quiere seguir matando", agrega.

Preocupados por el declive del cangrejo herradura del Atlántico, los grupos sin ánimo de lucro Defenders of Wildlife, Coastal Conservation League y Southern Environmental Law Center presentaron en 2022 una demanda contra el Departamento de Recursos Naturales de Carolina del Sur y Charles River Laboratories, alegando que los animales capturados para el uso de la empresa biomédica reciben un trato deficiente y se mantienen en "condiciones de hacinamiento e insalubridad", donde mueren miles de ellos.

Afirma que los animales languidecen en estanques de contención artificiales durante semanas sin comida antes de ser desangrados, una práctica que, según afirman, viola la Ley de Especies en Peligro de Extinción porque amenaza a una especie de ave protegida que depende de los cangrejos para alimentarse: el playero rojo (Calidris canutus)

Algunos de estos cangrejos migran desde Sudamérica hasta el Ártico, por ejemplo, y reemplazan alrededor de la mitad de su peso corporal comiendo los huevos de color verde oliva de los cangrejos de herradura del Atlántico.

El futuro de los productos sintéticos

Las organizaciones sin ánimo de lucro también afirman que, dado que la alternativa sintética del rFC ya está disponible y en uso, Charles River Laboratories y otras empresas biomédicas deberían trabajar para eliminar por completo el uso del cangrejo.

Existe un precedente de esta medida. El gigante farmacéutico Eli Lilly comenzó a cambiar todos los productos que requieren pruebas de endotoxinas a rFC allá por 2016, según Jay Bolden, director y experto en pruebas de endotoxinas de la compañía.

"La razón original, la principal, era la cadena de suministro", dice, señalando que estaba preocupado por la caída de las poblaciones de cangrejo de herradura asiático y las presiones posteriores sobre las poblaciones del Atlántico.

La FDA aprobó el primer medicamento que utilizó una prueba de endotoxina basada en rFC en 2018, una terapia de migraña de Eli Lilly. Ahora, el 80% de las pruebas de endotoxina de Eli Lilly dependen del equivalente sintético, y Bolden dice que el producto rFC funciona "tan bien o mejor" que la alternativa natural (el resto de las necesidades de Eli Lilly en materia de pruebas de endotoxinas se satisfacen con material procedente de cangrejos de empresas como Charles River Laboratories, dice).

Charles River Laboratories manifiesta que también está invirtiendo en la investigación y el desarrollo de productos sintéticos.

"Seguiremos defendiendo nuestro trabajo y equilibrando la salud de la población de cangrejos de herradura y nuestra responsabilidad de proteger la seguridad de los pacientes y la cadena de suministro médico de una contaminación potencialmente mortal", asegura la empresa en un comunicado.

Cómo recuperar a los cangrejos herradura

Mientras tanto, se están realizando esfuerzos para comprender y quizás aliviar algunos de los efectos subletales de las hemorragias.

Watson y sus colegas, en un estudio no publicado, colocaron transmisores en cangrejos de herradura del Atlántico y los rastrearon durante la temporada de cría, siguiendo a 10 hembras que fueron desangradas y a 10 que no lo fueron. Este nuevo trabajo confirma investigaciones anteriores que indicaban que los cangrejos desangrados intentaban acercarse a las playas para desovar con menos frecuencia.

Su equipo también está estudiando cómo contrarrestar algunos de los efectos nocivos de las hemorragias. Una idea, dice, es bombear a los animales con nutrientes antes de devolverlos a la naturaleza. Watson cree que los cangrejos pueden experimentar una reducción del flujo de oxígeno debido a la exposición al calor durante el transporte al laboratorio, lo que se ve agravado por la extrema pérdida de sangre.

Para probar esta idea, el equipo de Watson ha capturado docenas de cangrejos de herradura en New Hampshire, los ha desangrado y luego los ha mantenido en un tanque para alimentarlos y dejar que se recuperen durante dos semanas antes de devolverlos al océano. El planteamiento recuerda en cierto modo al de asegurarse de que los donantes de sangre humanos se recuperen con galletas y zumo.

 "Los animales alimentados se comportaron mejor", según los niveles de hemocianina, una proteína que transporta el oxígeno en la sangre, profundiza, aunque señala que los niveles de hemocianina de los cangrejos no volvieron completamente a la línea de base anterior a su captura.

A pesar de estos resultados alentadores, que aún no han sido revisados por pares, es posible que las empresas biomédicas no quieran mantener a los animales durante mucho tiempo después de que hayan sido desangrados, continúa, por lo que puede ser más práctico tratarlos antes de las hemorragias, manteniéndolos durante la noche en tanques de agua de mar fría y rica en alimentos antes de que sean desangrados. Esto podría aumentar sus tasas de supervivencia, agrega.

El valor salvador de la sangre de herradura es innegable, sostiene Watson, pero podríamos hacer de las "sangrías una práctica más sostenible". El especialista concluye que mejorar la salud de base del animal podría hacer precisamente eso.

La National Geographic Society apoya a Observación de la Fauna, nuestro proyecto de investigación periodística centrado en los delitos y la explotación de la fauna salvaje. 

Seguir leyendo

Te podría interesar

Animales
Los tigres de Nepal casi se han triplicado: ¿afecta a los humanos?
Animales
¿Qué les debemos a los ex chimpancés de laboratorio?
Animales
¿Por qué la elefanta Happy no es considerada persona?
Animales
Estados Unidos: crecen las críticas a los concursos de matanza de vida silvestre
Animales
Cómo México revolucionó la ciencia de los antídotos

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados