¿Por qué el "boom" del mezcal puede ser una mala noticia para los murciélagos?

Como el consumo de la bebida alcanza niveles récord en Estados Unidos, los agaves silvestres están disminuyendo. Sin embargo, los conservacionistas creen que hay solución.

Thursday, October 15, 2020,
Por Di Minardi
El murciélago magueyero mayor, polinizador fundamental de los ecosistemas desérticos, es una de las únicas tres ...

El murciélago magueyero mayor, polinizador fundamental de los ecosistemas desérticos, es una de las únicas tres especies de murciélagos de América del Norte que se alimenta de néctar.

Fotografía de Tom Vezo, Minden Pictures

En Estados Unidos, las antiguas bebidas alcohólicas destiladas están volviendo a ser populares. En 2019, las importaciones estadounidenses de mezcal aumentaron más de un 50 por ciento, superando en consumo, por primera vez, hasta el propio México. Es demasiado pronto para conocer el efecto en las ventas de 2020, pero se prevé que la industria seguirá creciendo.

A medida que la demanda de cócteles artesanales aumenta, también lo hace la presión en la planta de agave, la fuente del mezcal, en México. Esta situación ha generado una cosecha excesiva de la planta antes de que produzca su néctar, y, a su vez, ha puesto en peligro al polinizador principal de la misma, el murciélago magueyero mayor.

Diminuto pero poderoso, este mamífero de 28 gramos vuela 1207 kilómetros cada año— desde sus dormideros en el centro de México hasta las cuevas donde se producen los alumbramientos en la frontera entre Estados Unidos y México—, en búsqueda de cactus y agaves florecientes; esta última es una planta desértica con hojas puntiagudas. 

Los murciélagos utilizan el néctar del agave para tomar el alimento de su viaje de regreso, y los agaves dependen de los murciélagos para la polinización cruzada de sus flores, y así producir semillas. (Los agaves evolucionaron para ofrecer gran parte de su néctar luego del anochecer y así atraer a los voladores nocturnos).

Toribio Hernandez camina por sus campos de agave en Oaxaca, México. Los agricultores cosechan la piña, rica en azúcar, considerada el corazón del agave, que mata a la planta.

Fotografía de Alec Jacobson, Redux

Los murciélagos magueyero mayor ya estaban en problemas debido a la pérdida de su hábitat, pero, gracias a los enérgicos esfuerzos de conservación, fueron incluidos en la Lista de Especies en Peligro de Estados Unidos en 2018—la primera especie de murciélago en ser parte de la lista.

La especie, que se redujo a mil animales en la década de 1980, ha recuperado su población y alcanzado los 200.000 especímenes en todo México y el suroeste de Estados Unidos.

Sin embargo, los conservacionistas advierten que el continuo auge del mezcal, acompañado por el cambio climático— que hace que los agaves florezcan antes, incluso antes de que los murciélagos lleguen al lugar durante su migración— podría revertir dichos avances. Un estudio de 2020 informó que la especie, considerada casi amenazada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, está disminuyendo su número nuevamente.

Pero algunos expertos ven una solución: la cosecha sustentable del agave, que hace que los agricultores cosechen selectivamente las plantas de agave, y permite que algunas se reproduzcan. Las plantas mueren cuando los cosechadores remueven su piña— el corazón del agave y la fuente de su codiciado azúcar, que se destila para convertirse en alcohol. Algunas organizaciones, como el movimiento comunitario Colectivo Sonora Silvestre con sede en México, están trabajando con las empresas de licores para fomentar la cosecha sustentable y dejar que algunas plantas florezcan— solo para los murciélagos.

Esto es fundamental no solo por los murciélagos, sino también para preservar su rol como polinizadores y mantener el ecosistema sano, señala Jeremiah H. Leibowitz, director ejecutivo de Cuenca Los Ojos, organización de conservación en la frontera México-Estados Unidos.

"Es una región del mundo extremadamente diversa, pero también es una región del mundo muy frágil", explica Leibowitz. "Todo tiene que estar en equilibrio para funcionar".

Cien años de uso excesivo

El mezcal tiene varios nombres, derivados de la región mexicana donde se produce. Por ejemplo, cuando el licor se hace en el estado de Jalisco, se denomina tequila, mientras que el que se hace en Sonora se llama bacanora. El tequila ha sido popular por décadas, pero el nuevo interés de los estadounidenses por el mezcal de lote pequeño puso el foco en el bacanora de repente.

 

[También te podría interesar el siguiente video.]

Si te gusta el tequila, deberías amar a los murciélagos. Este es el por qué.
Su cantinero no es el único al que debe agradecerle cuando pide una Margarita. Los murciélagos aseguran que las reservas de tequila del mundo estén bien abastecidas y listas para su consumo ¡Un brindis por eso!

"Esta cultura del cóctel comenzó a tener este renacimiento, y se produjo un interés en las bebidas artesanales, los cócteles artesanales, la cerveza artesanal y los licores artesanales", cuenta Cecilia Ríos Murrieta, experta en mezcal y fundadora de La Niña del Mezcal y ŌME Spirits, empresas de licor con sede en Estados Unidos. "Siento que el mezcal entra en la definición de lo que una bebida alcohólica artesanal es".

A medida que los productores de bacanora comenzaron a aumentar su producción, descubrieron que la industria no era sustentable, principalmente por una ley de un siglo de antigüedad.

En Sonora, en 1915, un gobernador demasiado apasionado— tal vez inspirado por el movimiento de prohibición en Estados Unidos— prohibió la producción de bacanora. Se forzó a la clandestinidad a la industria y los productores, imposibilitados de cultivar las plantas en sus campos, cosechaban agaves en estado salvaje. El bacanora fue legal nuevamente en 1992, pero el hábito de usar plantas salvajes continuó.

Los agaves florecen y diseminan sus semillas solo una vez en su vida, que es de 7 a 15 años. Además, pasan una década o más produciendo suficiente azúcar como para hacer crecer un único tallo floreciente antes de morir. 

Como el mezcal obtiene su sabor de este azúcar, el mejor momento para cosechar el agave es justo antes de que el tallo brote.

Cien años de dicha cosecha sin regulaciones ha provocado una gran disminución en la población de agave de Sonora, y, como si esto fuera poco, el desarrollo urbano y agrícola ha eliminado casi el 50 por ciento del hábitat nativo del agave en el último medio siglo. 

Bacanora sustentable

Producir bacanora de manera tal que beneficie a las personas, los murciélagos y el agave es un objetivo de Colectivo Sonora Silvestre, que fue fundado por dos amigas, Lea Ibarra y Valeria Cañedo, en 2018 cuando eran estudiantes de biología.

"Creímos que conectar a los productores de bacanora con los polinizadores y los murciélagos era algo muy genial", dice Ibarra. Ibarra y Cañedo se unieron a organizaciones sin fines de lucro de Estados Unidos, como Borderlands Restoration Network y Bat Conservation International’s Agave Restoration Initiative, para mejorar los métodos de cosecha. La organización— que ahora forma parte de una red mayor de organizaciones sin fines de lucro denominada Cenko— también está trabajando con el gobierno estatal de Sonora para crear un programa de certificación sustentable denominado Bacanora para Murciélagos.

La exploradora de National Geographic Kristen Lear, de Bat Conservation International, también trabaja para conservar a los murciélagos y promover la cosecha sustentable de agave.

La iniciativa de agave de su organización "se centra en recuperar el hábitat principal de alimentación de los murciélagos polinizadores amenazados, y la certificación de bacanora sustentable es un gran paso hacia ese objetivo", cuenta Lear en un correo electrónico. "Nos entusiasma estar trabajando con Colectivo Sonora Silvestre para el lanzamiento de esta certificación".

Aunque todavía está en etapa inicial, la certificación tendrá múltiples requisitos para los productores de bacanora, como la limitación de cantidades y tipos de pesticidas en los agaves; el cultivo de plantas a partir de semillas en vez de clones para promover la diversidad genética; y el hecho de dejar un porcentaje de agaves florecientes en los campos por cada litro de bacanora producido. Esto garantiza que los murciélagos tengan algo de qué alimentarse y que las plantas se puedan reproducir.

Estas responsabilidades también traen aparejados beneficios para los productores, que recibirán el entrenamiento, la tutoría y la facultad de vender sus productos a un precio más alto. El plan es vincular la certificación con la denominación de proceso de origen, así que, si las marcas de Sonora quieren denominar a su producto bacanora, tendrán que ser sustentables.

Carlos G. Maier, vocero de la empresa de bacanora Santo Cuviso, le dijo a National Geographic que apoyar el proyecto Bacanora para Murciélagos es parte de su plan de negocios. Indica que la empresa ya ha comenzado a conservar los agaves que no han sido cosechados para los murciélagos en su chacra de 7001 hectáreas.

Un futuro prometedor

Iniciativas similares, como el Tequila Interchange Project y el Bat Friendly Tequila and Mezcal Project, alientan a los productores de tequila a que permitan florecer un 5 por ciento de sus campos de agave a cambio de una etiqueta "amigable con los murciélagos" en sus botellas. Mediante el programa voluntario, se han producido más de 300.000 botellas "amigables con los murciélagos". El explorador de National Geographic Rodrigo Medellín, apodado el Hombre Murciélago de México, ha trabajado con el Tequila Interchange Project, y, en una entrevista anterior, lo denominó "un sueño hecho realidad".

No obstante, la industria de tequila es “mucho más antigua y con procedimientos tan arraigados" que muchas marcas han expresado su oposición a adoptar nuevas prácticas, observa Francesca Claverie, gerente del programa de plantas en Borderlands Restoration Network, que financia a Colectivo Sonora Silvestre. 

Es optimista y cree que la certificación Bacanora para Murciélagos será un éxito, en parte porque la industria comercial de bacanora es más joven y abierta al cambio, y porque quien otorgará la certificación será el gobierno de Sonora y no una organización sin fines de lucro.

"Realmente se trata de la continuidad de la industria [de bacanora] como un fenómeno cultural y económico en el estado", explica Claverie. "Y, afortunadamente para el murciélago, esa continuidad está vinculada a su polinizador más primario".

MÁS SOBRE MURCIÉLAGOS

6:37

Por qué los murciélagos no son tan aterradores como crees

Ya sea por la representación aterradora de los murciélagos en las películas y literatura de vampiros o por el temor general de cómo sus contrapartes de la vida real podrían transmitir virus, estos animales han tenido una mala reputación que en realidad es más ficción que realidad. Echa un vistazo a la cantidad de ideas erróneas sobre los murciélagos y cuán vitales son en nuestra vida cotidiana.
1:47

Murciélago bebé rescatada llena sus mejillas con plátano

Conoce a Alicia, una tierna una zorra voladora que fue rescatada en Queensland, Australia.Conoce a Alicia, una tierna una zorra voladora que fue rescatada en Queensland, Australia.
Seguir leyendo