Los pangolines reciben un sorprendente salvavidas con nuevas protecciones en China

El mamífero ha sido traficado y cazado durante años. Ahora está estigmatizado por las conexiones no comprobadas con el coronavirus.

Thursday, June 11, 2020,
Por Dina Fine Maron
Este pangolín del Cabo fue rescatado de los cazadores furtivos en Mozambique y liberado nuevamente en ...

Este pangolín del Cabo fue rescatado de los cazadores furtivos en Mozambique y liberado nuevamente en la naturaleza. Los conservacionistas esperan que las nuevas protecciones de pangolín en China y la omisión de escamas de pangolín de la lista de medicamentos tradicionales aprobados del país ayuden a frenar el declive de las ocho especies de estos animales en peligro de extinción.

Fotografía de Jen Guyton, Nature Picture Library

China ha otorgado un indulto al mamífero no humano más traficado del mundo: el pangolín. La lista 2020 de medicamentos tradicionales aprobados del país no incluye escamas de pangolín, como lo ha estado durante décadas. Las escamas se han vendido durante mucho tiempo en farmacias tradicionales en China como ingrediente en medicamentos legalmente permitidos para tratar todo, desde problemas de lactancia hasta artritis.

El uso medicinal de las escamas ha llevado a las especies de pangolín del mundo, cuatro en Asia y cuatro en África, hacia la extinción. Decenas de miles de animales, que se parecen a los osos hormigueros, son asesinados anualmente por su carne, considerada un alimento de lujo en China y en Vietnam, así como por sus escamas, discos curvos de queratina, la misma sustancia que se encuentra en las uñas humanas.

"Esta es la medida más importante que podría tomarse para salvar a los pangolines", dice Peter Knights, CEO de la organización ambientalista sin fines de lucro WildAid, una organización que se enfoca en reducir la demanda de productos de la vida silvestre. "Esto envía un mensaje claro de que existen alternativas en la medicina tradicional china y, por lo tanto, no es necesario usar pangolines", dice.

La revelación de que las escamas ya no son medicamentos aprobados llega días después de que China anunciara que estaba mejorando la posición de los pangolines bajo la ley de protección de vida silvestre del país. Los pangolines ahora se clasifican en la Clase 1, el estado otorgado al querido panda de la nación, que prohíbe casi todo el comercio interno y el uso de los animales.

China no dio a conocer oficialmente su farmacopea 2020 ni emitió un comunicado sobre la omisión de pangolines. En cambio, el desarrollo fue informado por primera vez por el periódico Health Times de China.

"China dejará intencionalmente un anuncio como este en la prensa en lugar de dar un anuncio formal", dice Paul Thomson, director ejecutivo y cofundador del grupo Save Pangolins con sede en San Francisco. Él dice que es "cautelosamente optimista" sobre las noticias inesperadas.

Los funcionarios chinos no respondieron a la solicitud de comentarios de National Geographic antes de la publicación.

Quedan preguntas sobre qué hará China con sus existencias de escamas de pangolín. En el pasado, las empresas podían recurrir a las existencias incluso después de que se prohibieran los productos, creando suficiente ambigüedad como para que persistiera el comercio interno comercial de esos productos. Por ejemplo, una regulación del 2006 permitió a las compañías vender el inventario de huesos de leopardo existente, sin revelar cuánto tenían en existencia, dice Chris Hamley, un experto en pangolines de la Agencia de Investigación Ambiental con sede en Londres.

Pangolín: el mamífero más traficado
Esta criatura tímida, tan grande como un gato o perro, es el mamífero más traficado del mundo, con más de un millón de pangolines cazados furtivamente en la última década.

El comercio internacional de pangolines o sus escamas está prohibido desde el año 2017 en virtud de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, el tratado global que regula el comercio internacional de la vida silvestre.

Cualquier anuncio formal del gobierno de China sobre el uso de existencias de pangolín o la omisión de escamas de pangolín de la lista de farmacopeas de la nación probablemente se retrasará por una controversia en curso sobre el animal. Se ha rumoreado, pero no probado, que los pangolines pueden haberse vendido en el mercado húmedo de Wuhan y darse así la propagación original del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 entre los humanos, dice Thomson.

La mayoría de las pruebas sugieren que los murciélagos son el reservorio más probable para el virus, con un virus muy relacionado en los murciélagos de  herradura. Pero aún no se sabe si una especie intermediaria, tal vez los pangolines, pudo haber adquirido el virus de los murciélagos y lo ha transmitido a los seres humanos.

Obtén más información sobre el papel que pueden desempeñar los animales en la propagación del coronavirus.

Lixin Huang, vicepresidenta de operaciones y proyectos de China en el Instituto de Estudios Integrales de California, con sede en San Francisco, dice que aunque no ha visto la lista de farmacopeas del 2020, le complace saber sobre el cambio informado. Ella atribuye los esfuerzos de las organizaciones de conservación de la vida silvestre para salvar a los pangolines, y ahora también la presión internacional relacionada con el coronavirus. "El coronavirus fue otro punto clave de activación", dice ella.

Después de que la pandemia de coronavirus se extendiera a principios del 2020, China prohibió el consumo de vida silvestre y redujo la lista de animales que considera domésticos y, por lo tanto, consumibles. Sin embargo, todavía se permite el uso de algunos animales salvajes para la medicina tradicional.

Wildlife Watch es un proyecto de investigación entre National Geographic Society y National Geographic Partners que se centra en los delitos y en la explotación de la vida silvestre

Seguir leyendo