Lo mejor de El Impenetrable: el santuario de vida salvaje de Argentina que se abre al mundo

Uno de los parques más remotos de Sudamérica ofrece avistamiento de jaguares, glamping y excursiones fuera de lo común.

Por Mark Johanson
Publicado 8 feb 2024, 08:14 GMT-3
h_27.RTSD8215

En 2022 nacieron dos cachorros de jaguar en el Parque Nacional El Impenetrable, en el norte de Argentina. La reserva de 128 000 hectáreas se inauguró en 2017, pero las rutas de senderismo, los glamping y los programas turísticos han facilitado recientemente la exploración de la zona.

Fotografía de Rewilding Argentina Handout via REUTERS, Redux

En un remoto bosque de tierras bajas del norte de Argentina, los osos hormigueros gigantes husmean alrededor de los termiteros y los jaguares acechan a sus presas a lo largo de las fangosas orillas del río Bermejo. El Parque Nacional El Impenetrable, inaugurado en 2017, es uno de los santuarios de vida salvaje más nuevos y diversos del país sudamericano, y un lugar de ecoturismo en expansión. 

Sin embargo, estas 128 000 hectáreas de naturaleza virgen estuvieron a punto de perderse tras un brutal asesinato que conmovió al país.

El Impenetrable está situado en el antiguo territorio de Manuel Roseo, un solitario ganadero, inmigrante italiano y uno de los mayores terratenientes de Argentina. En enero de 2011, Roseo dormía en su modesta casa del norte de la provincia de Chaco cuando irrumpieron en ella tres hombres armados con machetes, que lo asesinaron y escenificaron el homicidio como un robo que había salido mal. Los asesinos eran los mismos hombres que habían pasado los seis meses anteriores intentando estafar a Roseo con sus propiedades.

El Parque Nacional El Impenetrable está situado en el centro del Gran Chaco, una árida región subtropical de bosques bajos y sabanas que abarca partes del norte de Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil.

Fotografía de Photo by LUIS ROBAYO AFP, Getty Images

Roseo vivía en medio del Gran Chaco, una selva baja cálida y semiárida que se extiende desde el norte de Argentina hasta Bolivia, Paraguay y Brasil. El Gran Chaco, el segundo bosque más extenso de Sudamérica después del Amazonas, es también uno de los biomas más amenazados del planeta, según el Fondo Mundial para la Naturaleza.

Sin embargo, la finca de Roseo (a unas cinco horas al noroeste de Resistencia, la capital de la provincia) es única en su género. Sus árboles nunca fueron talados para construir granjas de soja o ranchos ganaderos, como ha ocurrido en gran parte del Gran Chaco. Además, su ubicación entre dos ríos clave, el Bermejo y el Bermejito, la convirtió en un punto caliente para la biodiversidad, incluidos armadillos gigantes, caimanes y jaguares.

"Mi primer viaje a El Impenetrable fue como un viaje en el tiempo, porque aún conservaba la flora y la fauna que estamos perdiendo en otros lugares", recuerda Marisi López, coordinadora regional de parques y turismo de Rewilding Argentina. 

Esa organización fue una de las casi dos docenas de organizaciones sin ánimo de lucro que se movilizaron tras la muerte de Roseo para convencer al gobierno argentino de que expropiara una franja del terreno (del tamaño de Hong Kong) para uso público.

El Parque Nacional El Impenetrable se estableció oficialmente en 2017, aunque los visitantes no pudieron dormir allí (ni hacer mucho senderismo) hasta 2022, cuando empezaron a aparecer alojamientos, senderos y miradores. Ahora, más de una década después de la muerte de Roseo, este bosque notoriamente "impenetrable" se está abriendo.

El regreso del jaguar a El Impenetrable

La principal razón por la que los visitantes acuden a El Impenetrable es para avistar la fauna sudamericana. Las mejores vistas tienen lugar a lo largo del río Bermejo. Es frecuente ver tapires, pecaríes y carpinchos, así como varias especies de aves, como las espátulas rosadas.

Huellas de jaguar en el Parque Nacional El Impenetrable, en Argentina. Algunos de estos animales han regresado a la zona en los últimos años.

Fotografía de Rewilding Argentina Handout via REUTERS, Redux

Rewilding Argentina planea recuperar otras especies que este paisaje perdió, explica Alejandro Serrano, biólogo encargado de la investigación y el seguimiento en la Estación Biológica El Teuco del parque. "Cuando ellas están aquí, su impacto es grande, pero el impacto de su ausencia también es importante", reconoce.

Los primeros animales reintroducidos fueron 38 tortugas terrestres de patas rojas (clave en la dispersión de semillas), en 2022. Además, 30 guanacos, parientes cercanos de las llamas, fueron liberados fuera de los límites del parque en 2023. Toda esta nueva fauna se controla mediante cámaras trampa o collares. También hay planes para reintroducir depredadores como la nutria gigante de río y el jaguar.

Las cámaras trampa detectaron el primer jaguar salvaje en El Impenetrable en 2019 (un segundo llegó en 2022). Los expertos en reforestación crearon entonces una serie de recintos en El Teuco para una hembra cautiva, con la esperanza de que el macho salvaje se detuviera para aparearse. Funcionó y dio a luz a dos cachorros en 2021. A finales de este año, los jaguares adultos serán liberados en su hábitat natural.

Su supervivencia en El Impenetrable se considerará un barómetro clave de su salud. Mientras tanto, se espera que la presencia de los felinos atraiga más visitantes al parque y refuerce su economía.

¿Es posible acampar en el Parque Nacional El Impenetrable?

Gran parte de la nueva infraestructura del parque se debe a Rewilding Argentina, filial de Tompkins Conservation, cofundada por el filántropo estadounidense Kris Tompkins. El lugar incluye opciones de glamping de alta gama en dos de las cuatro entradas del parque: Los Palmares (en medio de un bosque de palmeras caranday) y El Bermejito (en medio de un bosque de cactus cardón). 

Cada puesto cuenta con tres tiendas de safari orientadas al río y comunicadas con las zonas comunes por pasarelas. Los huéspedes se despiertan con una alarma natural de graznidos de aves charatas y gemidos de monos aulladores.

Izquierda: Arriba:

Tapires nadan en el río Bermejo en el Parque Nacional El Impenetrable. Aunque estos herbívoros han sido cazados hasta casi su extinción en otras partes de Sudamérica, son abundantes y fáciles de observar en la reserva.

Fotografía de Gerardo Cerón Rewilding Argentina
Derecha: Abajo:

El Bermejito, uno de los tres pequeños campings recientemente inaugurados en El Impenetrable, ofrece tiendas de estilo safari y un taller de artesanías.

Fotografía de Estrella Herrera

Cerca de la antigua casa de Roseo, Rewilding Argentina también construyó un camping junto al río Bermejo, en La Fidelidad. Cuenta con 18 parcelas elevadas con baños, un restaurante y un centro de actividades. Entre las nuevas rutas creadas en este sector se encuentran el Sendero de la Selva, de tres kilómetros de largo, a través de un denso bosque de timbó blanco, y el sendero Pozo del Yacaré, de tres kilómetros, que termina en dos miradores sobre lagunas frecuentadas por tapires y osos hormigueros gigantes.

Los mochileros más intrépidos también pueden recorrer los 37 kilómetros del Sendero La Huella, que sigue un antiguo camino a lo largo del río Bermejito, entre bulbosos palos borrachos. Se abrirá por etapas hasta 2024, con refugios cerrados para dormir (y encontrar agua potable) cada 20 kilómetros.

El Impenetrable y la posibilidad de hacer turismo regenerativo 

Alrededor del 95 % de los turistas que visitan El Impenetrable son nacionales. Sin embargo, Rafa Mayer, cuya empresa Say Hueque, con sede en Buenos Aires, ofrece excursiones, ve un gran potencial para el mercado internacional. "Chaco nunca ha estado en la mente de los viajeros internacionales porque ni siquiera ha estado en la mente de los argentinos", considera. "Este parque ha puesto por fin a la región en el punto de mira".

Mayer apunta a la tendencia actual del turismo regenerativo, por el cual los visitantes eligen experiencias que fortalecen a las comunidades locales y refuerzan la protección del medio ambiente. 

Rewilding Argentina ha trabajado con la provincia del Chaco, que registra los niveles de pobreza más altos de Argentina, para crear una nueva economía basada en la regeneración de los bosques del Gran Chaco. Esto incluye formar a los miembros de la comunidad para que trabajen con los visitantes como guías de fauna salvaje, cocineros de campamento o conductores.

Izquierda: Arriba:

El complejo de glamping Los Palmares cuenta con tiendas elevadas y un comedor a orillas del río Bermejo.

Fotografía de Andi Villarreal Rewilding Argentina
Derecha: Abajo:

Tres campamentos en el Parque Nacional El Impenetrable están haciendo la zona más accesible a los viajeros.

Fotografía de Gon Granja

Olga y Nilda Palavecino forman parte de un grupo de unas 30 mujeres que ahora se ganan la vida tejiendo telas con lana de oveja local, teñida con tintes naturales. Sus caminos de mesa y tapices (en los que a menudo aparecen aves locales como cigüeñas jabirú y crótalos de lomo anaranjado) se venden en alojamientos locales, en tiendas de lujo de Buenos Aires y en Internet.

"Ha activado a las mujeres de la comunidad y nos ha ayudado a tener nuestros propios ingresos", sostiene Olga, que en agosto empezó a recibir visitantes en su casa para hacer demostraciones de tejido junto a su hija Nilda. Otras mujeres de la zona están comercializando una harina sin gluten elaborada con las semillas del algarrobo. Sabe a caramelo y es la base de galletas, brownies y helados que se venden en las propiedades de Rewilding Argentina.

"Si estamos comiendo algarroba (fruto del árbol de algarrobo), significa que el árbol todavía está en la tierra", explica Alina Ruiz, chef nacida en Chaco, sobre la iniciativa. En 2017, Ruiz inició un programa de formación a las familias que viven en las aldeas del portal sobre cómo recibir a los comensales en sus casas (o en las plazas locales) para comer (no hay restaurantes tradicionales cerca del parque). "Les doy las herramientas para mejorar sus mesas, hacer platos más bonitos, interactuar con los turistas", comenta, "todo sin perder su identidad".

QUÉ SABER ANTES DE IR AL PARQUE NACIONAL EL IMPENETRABLE
Cómo llegar: Los aeropuertos más cercanos al Parque Nacional El Impenetrable se encuentran en las capitales regionales de Resistencia o Corrientes, cada una a unas cinco horas en coche del parque. Ambos reciben varios vuelos diarios desde Buenos Aires. Algunos grupos turísticos contratan aviones hasta la pequeña pista de aterrizaje de Misión Nueva Pompeya, en el extremo suroeste del parque. 

Quienes lleguen en coche desde Resistencia o Corrientes necesitarán un vehículo 4x4 para circular por las duras carreteras a partir de Miraflores (unos 60 kilómetros antes de la entrada del parque).

Cómo visitarlo: Rewilding Argentina cuenta con lanchas sencillas que recorren el río Bermejo durante 80 kilómetros desde el camping Los Palmares hasta el camping La Fidelidad (con transporte posterior al camping El Bermejito en La Armonía). Esto permite enlazar diferentes alojamientos y crear un circuito de tres o cuatro noches por el parque, que incluye senderismo, kayak y observación de fauna.

Guías y excursiones: Un guía puede añadir contexto cultural y ayudar a descubrir la fauna oculta. Todos los alojamientos de Rewilding Argentina ofrecen actividades guiadas. También se puede reservar una excursión completa por el parque con Say Hueque, que puede combinarse con las cercanas Cataratas del Iguazú o con la observación de animales salvajes en la Patagonia.

Cuándo visitarlo: El parque está abierto todo el año, pero los glamping cierran durante la temporada de lluvias (de noviembre a abril), cuando los caminos embarrados pueden volverse intransitables.

Mark Johanson es un escritor de viajes radicado en Chile y colaborador frecuente de National Geographic.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados