Qué es el turismo regenerativo y cuáles son sus beneficios

Según los especialistas, el turismo sostenible o de conservación es una opción insuficiente que requiere de un abordaje más integral. En el Día Mundial del Turismo, conoce los detalles de esta forma de viajar que gana más adeptos.

Instalaciones de uso compartido en el Pacuare Lodge en Costa Rica. Este sitio se encuentra en la lista de hospedajes únicos de National Geographic.

Fotografía de LIN KUCZERA
Por Redacción National Geographic
Publicado 27 sept 2022 08:12 GMT-3

A través de los años, el turismo se ha diversificado hasta convertirse en uno de los sectores económicos que crecen con mayor rapidez en el mundo, asegura la Organización Mundial del Turismo (OMT). De hecho, continúa, “el volumen de negocio iguala o incluso supera al de las exportaciones de petróleo, productos alimentarios o automóviles”.

Otro factor que afecta el desarrollo del turismo es el cambio climático. Según destaca la red One Planet Vision para una recuperación responsable del sector turístico, facilitada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), el clima no solo condiciona el acceso a los recursos ambientales sino que define la duración y la calidad de las temporadas turísticas

A su vez, reconoce que esta actividad contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) causantes del calentamiento global.

Frente a esto, en ocasión del Día Mundial del Turismo 2022, que se celebra el 27 de septiembre de cada año desde 1980 por iniciativa de la OMT, la entidad mundial se propone reflexionar sobre cómo el turismo puede contribuir al desarrollo y debatir sobre el impacto del turismo en el planeta.

Una alternativa que se posiciona como superadora a otras formas de hacer turismo, es la regenerativa. ¿De qué se trata y cuáles son sus beneficios?

Qué es el turismo regenerativo

"No hay una definición precisa de turismo regenerativo como consecuencia de que no hay una sola línea de pensamiento en la cual se inspire", comenta a National Geographic Alexa Pauls, maestra en Antropología e Historia y directora del área académica de Turismo Sostenible de la Universidad de Medio Ambiente (UMA) de México.

No obstante, señala que hay tres pilares interrelacionados que caracterizan este concepto y que permiten entenderlo. Según la experta, la regeneración analiza el sistema del lugar y crea beneficios que lo nutren, crea empleo y condiciones dignas de trabajo; atiende a las relaciones entre la población local, la conexión del turista consigo mismo y con el lugar; y genera un contexto para que todos los integrantes de este sistema puedan desarrollar su pleno potencial.

Y resume: “Un proyecto de turismo regenerativo parte de una lectura del lugar con visión sistémica, promueve las relaciones entre los seres que cohabitan y visitan un destino, crea condiciones a favor de todas las formas de vida del lugar e incluye acciones de prevención, mitigación, compensación y conservación y genera beneficios para la comunidad anfitriona, las personas viajeras y el destino”.

Esta modalidad plantea una nueva relación armónica entre el individuo, la naturaleza y la sociedad, comenta a este medio Martín Araneda, ingeniero comercial, consultor y facilitador de turismo y desarrollo regenerativo y cofundador de la iniciativa global Turismo Regenerativo. 

Así, se entiende al mundo “como un organismo vivo, integrado en una relación de coevolución con la naturaleza donde las comunidades locales se organizan desde una identidad propia y desde el sentido del lugar”. 

Además, el impacto que se genera desde esta nueva perspectiva es positivo, es decir que el sistema “devuelve más de lo que toma y se ocupa de mejorar las capacidades que sostienen la vida del sitio”.

Gers (tipo de viviendas característico de Asia Central) en el Three Camel Lodge situado en el desierto de Gobi en Mongolia.

Fotografía de Jonathan Irish

Cuál es la diferencia entre turismo regenerativo, convencional y sustentable

El turismo regenerativo se diferencia de la manera tradicional o convencional porque este último se enfoca en complacer al turista. Los operadores y prestadores de servicio tratan de cumplir todos los deseos de esta persona, explica Pauls. 

Además, los beneficios se miden con indicadores económicos pero no se precisa a dónde llegan esos recursos. “Esto puede causar daños medioambientales y tensiones sociales porque todo está hecho a costa de la población y de los recursos locales”.

El desarrollo convencional es degenerativo, deja los lugares en peores condiciones de lo que estaban y coarta la capacidad de los ecosistemas para sostener la vida”, agrega Araneda.

Por otro lado, también se diferencia del turismo sostenible cuyo enfoque es hacer el menor daño posible, pero “no cambia su forma de pensar la producción y la economía”.

Incluso, plantea Pauls, se distingue del turismo de conservación “en el que los recursos que gasta el turista son invertidos en programas de conservación de flora y fauna”. Si bien tiene un impacto positivo, la conservación también resulta insuficiente.

Por eso, “la idea del turismo regenerativo va un poco más allá, no se trata solamente de conservar, sino también de regenerar y reparar el daño realizado”. 

Por lo tanto, se centra en el destino, en las comunidades locales, en el medio ambiente y no en el turista o en el aspecto económico. 

En síntesis, se persigue el objetivo de que todos los componentes puedan experimentar bienestar como una actividad que aporta al tejido social y a la identidad local.

La regeneración se plantea a sí misma aprendiendo e imitando a la naturaleza. Podemos generar un impacto positivo a través de lo que hacemos y por eso hay mucha inspiración que viene de observar lo natural”, añade el experto.

Cuáles son los principios del turismo regenerativo

Araneda sostiene que el turismo regenerativo se basa en ciertos principios fundamentales. En primer lugar, se centra en atender la vida, la salud y la resiliencia, factores que inciden en las comunidades, pueblos y ciudades.

Esto conlleva a que los beneficios aumenten para todos y se valore la innovación, la integración social, la revitalización de la cultura y sus formas de vida, la restauración ecológica y la protección de lugares para la conservación como sitios de inspiración profunda y resguardo del origen y su memoria.

La búsqueda del sentido del lugar es esencial ya que desde sus características y cualidades únicas enraizadas en su historia natural y cultural se puede encontrar el potencial inherente que tiene”, agrega el especialista chileno. De manera que el desarrollo turístico favorece el estilo de vida de sus habitantes.

El turismo regenerativo también propone diseñar experiencias que acompañen el ritmo de la naturaleza y la cultura del lugar. Por ejemplo, Araneda sugiere prácticas que atiendan a las cuatro estaciones del año, al calendario agrícola y a las fiestas culturales ancestrales y contemporáneas.

Por otra parte, se ocupa de promover una movilidad limpia y saludable. Preferir caminatas o el uso de bicicletas, el transporte público eléctrico y dejar como última opción el automóvil. 

“El propósito de generar valor integral y la experiencia como momento cúspide nos lleva a diseñar y generar condiciones donde los viajeros, que vienen en general de las grandes urbes, con mucho estrés y falta de conexión con el medio ambiente, puedan conectar profundamente consigo mismo, con los otros y con la naturaleza para hallar salud física, emocional y sentido de vida”, agrega el experto.

Por último, también fomenta prácticas vinculadas a la agricultura local que mejoran la fertilidad de los suelos y aseguran el acceso a los alimentos para la comunidad.

Cuáles son los beneficios del turismo regenerativo

En términos ambientales, este tipo de actividad permite conservar, regenerar y mejorar las condiciones del sistema en el que se encuentra el ambiente, señala Pauls.

A su vez, esta industria depende del atractivo de sus destinos por lo cual, al cuidar el medio ambiente, el turismo regenerativo ayuda a preservar esos espacios y a mantener la fuente de la actividad.

Además, esta modalidad va en consonancia a la tendencia del mercado y del comportamiento de los consumidores: “El turista está más consciente de los impactos negativos que puede tener su viaje, entonces busca opciones más sostenibles para compensar su vuelo, prefiere empresas y emprendimientos que ofrezcan condiciones justas para los empleados y cuidadosas para el medio ambiente”. 

En materia económica, continúa la experta mexicana, el turismo se presenta como complemento a las actividades productivas de la zona. También, tiene un impacto positivo relacionado a la generación de empleo, al “crear oportunidades de trabajo dignas e involucrar a las personas locales”.

Además, señala la especialista, es beneficioso para la sociedad porque los proyectos regenerativos tienen la capacidad de fortalecer el tejido social al animar a las personas locales a investigar, promover y vivir su cultura de manera más consciente.

Araneda agrega que “la regeneración intenta poner de vuelta el sentido y la dirección que queremos dar hacia un mundo en el que las generaciones presentes y futuras puedan vivir”. 

De qué manera un turista puede ser regenerativo

Pauls enumera algunas recomendaciones para que los turistas practiquen esta actividad de manera regenerativa. En primer lugar, sugiere hacer una búsqueda consciente al planificar el viaje. 

Al llegar al lugar, la antropóloga recomienda mantener una actitud “de apertura, de curiosidad por conocer y conectar con la gente y de aportar conscientemente con los recursos que dejamos en el lugar”.

Sumado a eso, Araneda reconoce que las prácticas sustentables (por ejemplo, no tirar los residuos en cualquier sitio o evitar las botellas desechables) deben mantenerse y destaca la importancia de buscar buenos operadores y servicios

Prestadores de servicios: cómo pueden ser regenerativos

Por otra parte, Pauls indica que los prestadores de servicios turísticos pueden generar su propio impacto positivo. Por ejemplo, “las agencias de viaje tienen la oportunidad de hacer una gran diferencia al promover proyectos que tengan un impacto positivo para el lugar y su gente”.

Las aerolíneas “pueden optimizar sus rutas, el uso del combustible y, como empresas, invertir parte de sus ganancias en proyectos regenerativos para los destinos a los que vuelan”.

Por qué es importante migrar hacia un turismo regenerativo

La Declaración de Glasgow sobre la Acción Climática en el Turismo presentada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en 2021 señala el impacto de la actividad turística en el ambiente.

El comunicado asegura que “restaurar los entornos naturales, y nuestra relación con ellos, será clave para que el sector se recupere de la pandemia, así como para garantizar su prosperidad en el futuro y su resiliencia”.

Según el último estudio de la OMT y del Foro Internacional del Transporte (ITF, por sus siglas en inglés), las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del turismo crecieron al menos un 60% entre 2005 y 2016. Y se estima que, en caso de no desacelerar la descarbonización, las emisiones aumentarán un 25% para el 2030 en comparación con 2016.

Además, el comunicado señala que “el cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad ponen en peligro la mayor parte de las actividades turísticas”. 

Por lo cual resalta la necesidad de tomar acciones urgentes: “Si somos capaces de priorizar el bienestar de las comunidades y de los ecosistemas, el turismo puede liderar la transformación hacia un futuro de bajas emisiones de carbono”.

“Lo más importante del turismo regenerativo es esta esperanza y conciencia de que más allá de no tener un impacto negativo o de conservar las cosas como están, como seres humanos tenemos la habilidad de recrear y regenerar un contexto, de crear condiciones para que todos los elementos de un sistema puedan expresar su máximo potencial”, reflexiona Pauls.

Y concluye: “El acto de viajar, de salir del contexto cotidiano, el desconectarte de la vida diaria alberga este potencial de descansar, refrescarse, renovarse y buscar otras perspectivas. Esto puede hacer que tenga un efecto regenerativo en cada persona viajera”.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Viajes
5 destinos de turismo sostenible en la Amazonía
Viajes
El desafío de un Explorador en la cordillera de Los Andes: “La aventura es atreverse a ir por más”
Viajes
El templo de madera más grande del mundo está rodeado de ciervos
Viajes
Descubre qué es la biofluorescencia y 4 destinos dónde experimentarla
Viajes
Beneficios de las algas marinas en la alimentación y la sostenibilidad

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados