La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente actualizado sobre lo que científicamente se conoce de este brote>>

Descubre la fauna de las Galápagos

Conoce a las especies que inspiraron el trabajo de Charles Darwin.

Publicado 9 de febrero de 2018 14:28 GMT-2
green-sea-turtle-isabela-island-galapagos
Una tortuga marina verde navega las aguas celestes que rodean las islas Galápagos.
Fotografía de Michael S. Nolan, National Geographic Creative
 

Las islas Galápagos están localizadas a 1000 kilómetros de tierra firme en Sudamérica, pero a un mundo aparte de cualquier lugar en la Tierra. El archipiélago y sus aguas circundantes, localizadas donde convergen tres corrientes oceánicas, son famosas por sus especies animales únicas que despertaron el interés de Charles Darwin en 1835. Décadas más tarde, Darwin utilizó sus experiencias cuando escribió su teoría de la evolución por selección natural.

Encuentros cercanos con la vida salvaje —como la tortuga gigante— son la norma en las islas Galápagos.
Fotografía de Amy Toensing, National Geographic Creative
Un grupo de tortugas gigantes vadean en un estanque estacional en el volcán Alcedo, uno de los seis volcanes protegidos que componen la isla Isabela.
Fotografía de Tui De Roy, Minden Pictures/National Geographic Creative

Las islas volcánicas activas son el hogar de criaturas fascinantes que no se encuentran en otro lugar de la Tierra, incluyendo a iguanas marinas, tortugas gigantes, cormoranes que no pueden volar y una diversa variedad de pinzones. Darwin notó que aunque todas las islas compartían medio ambiente, clima y composiciones volcánicas similares, cada islote era el hogar de su propio set de especies únicas. Darwin sospechó que estas especies se adaptaron a una única dieta y al microambiente local.

Lo más excitante para los visitantes es la falta de miedo e incluso de curiosidad en la que típicamente los animales de las Galápagos contemplan a los humanos. Encuentros increíbles, cara a cara, son la norma aquí. Y mientras las islas son un laboratorio viviente de cambio evolutivo, sus ecosistemas han permanecido notablemente inalterados. Casi el 95 por ciento de la biodiversidad prehumana de la isla permanece intacto, un número sorprendente. Pero incluso este paraíso no ha permanecido totalmente inmaculado.

Las amenazas de los altos niveles del turismo pobremente regulado (las islas reciben casi 100 000 visitantes anuales), la pesca indiscriminada, y la introducción de especies invasivas hicieron que el lugar esté en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en Peligro en el año 2007.

Un grupo de lobos marinos holgazanean en la playa.
Fotografía de Tim Laman, National Geographic Creative

Pero este sitio de Patrimonio de la Humanidad ha experimentado algunos cambios positivos en los años recientes. El comité ha reconocido el progreso de Ecuador en afianzar las medidas de conservación designadas a proteger el área incalculable, y las Galápagos fueron removidas de la lista de amenazas en julio de 2010.

CÓMO LLEGAR

Las islas tienen dos aeropuertos, ubicados en las islas Baltra y San Cristóbal, los cuales tienen vuelos regulares hasta las ciudades continentales de Quito y Guayaquil.

CÓMO VISITARLAS

Los alojamientos están disponibles en varias islas, y hay barcos públicos y servicios de avión que permiten a los visitantes moverse en el archipiélago. Pero quizás la mejor forma de experimentar las Galápagos es en barco. Sin importar si sus intereses son avistar aves, bucear, hacer esnórquel, surfear u otras actividades, existe una opción apropiada del tour, incluyendo las Expediciones de National Geographic.

CUÁNDO VISITARLAS

Realmente no hay un mal momento para visitarlas, pero parte del plan del gobierno para proteger estas islas incluye limitar el número de visitantes a cada isla en un momento determinado. Los itinerarios son coordinados considerando esta regulación, y la mayoría de los tours ocurren desde la temporada alta de mediados de junio a septiembre y luego de mediados de diciembre hasta mediados de enero.Desde diciembre a mayo las islas tienden a estar más tranquilas (excepto por el período de vacaciones mencionado arriba), pero el sol frecuente también es interrumpido por lluvias casi diarias. A medida que la temperatura del agua cambia y las estaciones se desplazan, diferentes tipos de vida salvaje se transforman en más o menos abundantes, por lo que se recomienda mantener una lista de especies “obligatorias” cuando se planea el itinerario.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados