PERPETUAL PLANET

La belleza salvaje del Ártico a vista de pájaro

Florian Ledoux quiere que sus fotografías cuenten la historia de la región y que, en el proceso, contribuyan a salvarla. Martes, 22 Mayo

Por Sarah Polger
Fotografías de Florian Ledoux

Con su belleza salvaje y refrescante, el Ártico se ganó el corazón del fotógrafo Florian Ledoux a los diez años. "La magnitud del paisaje y las increíbles especies que viven allí me atrajeron al Ártico. Me sentí profundamente conmovido cuando hice mi primer viaje por encima del círculo polar ártico y esa sensación sigue intensificándose cuanto más lo exploro", afirma Ledoux.

Ahora Ledoux atraviesa tierra y cielo en Islandia, Groenlandia, Canadá y más allá, centrado en capturar imágenes del paisaje y la fauna salvaje. Mientras trabajaba como fotoperiodista en la Armada francesa, Ledoux afinó sus habilidades en un proyecto personal en el que fotografió la cultura inuit de Groenlandia y su relación con la tierra. Ha subido una serie de fotografías al concurso de Fotografía de Naturaleza 2017 de National Geographic.

En 2017, Ledoux zarpó en busca de osos polares cerca de Tremblay Sound, Canadá. Tras una noche de búsqueda infructuosa, Ledoux y su equipo encontraron un grande y prometedor fragmento de hielo al día siguiente: el hielo era perfecto para que los osos polares cazaran a sus presas. A medida que se acercaban, el grupo encontró lo que estaban buscando: cuatro osos polares saltando de placa de hielo en placa de hielo, en busca de focas. Para ver la escena desde una nueva perspectiva, Ledoux fotografió a los osos vagando por el hielo desde arriba. «Usé un dron para capturar fotos aéreas porque los drones aportan una nueva perspectiva a la fotografía de fauna tradicional». Además de los desafíos que plantea el Ártico para los drones —del frío extremo a los polos magnéticos, que afectan a los dispositivos y a las brújulas—, Ledoux voló su dron desde el barco de vela en movimiento para crear sus imágenes.

Ledoux se acerca a todos los hábitats con cautela, investiga la conducta animal y aprende detalles sobre los animales salvajes antes de estar sobre el terreno. Pretende fotografiar la historia más amplia del Ártico y de los animales que viven allí contra todo pronóstico. «Para mí no existe una sensación mejor que estar cerca de ellos y compartir el mismo espacio. Siempre recordaré mi primer encuentro con un oso polar. Lloré durante las tres horas que pasamos cerca de ellos».

El Ártico se ha convertido en la casa lejos de casa del fotógrafo e impulsa su pasión por la fotografía. "Esos momentos son increíbles, algo ocurre dentro de mí, es una sensación profunda que me consume todo el cuerpo y el alma. Es mi razón de ser. Cuando fotografío, estoy en otra parte".

¿Qué será lo siguiente para Ledoux? Planea trabajar en su proyecto a largo plazo sobre el Ártico, capturando imágenes aéreas en momentos distintos del año. Mientras tanto, trabaja como guía en excursiones por el Ártico con su compañero para educar a los visitantes y compartir su pasión fotográfica.

Puedes ver más fotografías de Florian Ledoux en florian-ledoux.com y en su Instagram en @florian_ledoux_photographer.

Seguir leyendo