Nieve en los Andes. Combarbalá, Chile.

Tragedia de los Andes: ¿Dónde se estrelló exactamente el avión en la cordillera?

Durante más de 50 años, una increíble historia de supervivencia ha atraído las miradas del mundo entero hacia la tragedia del avión uruguayo que se estrelló en los Andes.

Nieve en los Andes. Combarbalá, Chile.

Fotografía de SEBASTIAN GRASSET MEZA
Por Redacción National Geographic
Publicado 5 ene 2024, 10:46 GMT-3

La tragedia de los Andes, un episodio que reveló la lucha por la supervivencia, se hizo conocida no solo en Sudamérica, sino en todo el mundo, y dio lugar a la creación de libros, un museo y varias películas. 

El 13 de octubre de 1972, un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya que trasladaba a un equipo escolar de rugby de Montevideo se dirigía a Santiago de Chile cuando sufrió un trágico accidente que no solo pasó a la historia de la aviación, sino más allá. 

Conoce cómo se produjo el hecho, qué les ocurrió a los pasajeros de aquel fatídico vuelo y dónde se estrelló exactamente el avión en la cordillera de los Andes.

¿Cómo fue el trágico accidente aéreo en los Andes?

El equipo de rugby escolar Old Christians Club de Montevideo, Uruguay, organizó un viaje contratando un vuelo de la Fuerza Aérea Uruguaya para un partido programado en Santiago de Chile. El 12 de octubre de 1972, 40 pasajeros (entre jugadores, entrenadores, familiares y aficionados) y cinco tripulantes despegaron del aeropuerto de Carrasco con destino a la capital chilena, pero el vuelo 571 nunca llegó a su destino final, relata uno amigo de los supervivientes, Pablo Vierci, autor del libro biográfico La sociedad de la nieve, publicado en 2008. 

La portada de un periódico de la época del accidente aéreo es uno de los objetos del Museo Andes 1972, una institución dedicada al accidente situada en Montevideo (Uruguay).

Fotografía de Divulgación Museo Andes 1972

El avión contratado era un bimotor Fairchild FH-227D, de apenas cuatro años de antigüedad, pilotado por el coronel Julio César Ferradas, experimentado piloto de la Fuerza Aérea Uruguaya, y su copiloto, el teniente coronel Dante Héctor Lagurara. 

Como explica un artículo de la revista de historia National Geographic de España, las condiciones meteorológicas del día eran malas, lo que obligó a los pilotos a cambiar su plan de vuelo y tuvieron que aterrizar en el aeropuerto de Mendoza, en Argentina. Al día siguiente, a pesar de que las previsiones meteorológicas no habían mejorado mucho, los dos pilotos decidieron despegar de todos modos hacia Chile.

Los pilotos volaban de manera instrumental, aunque aquel día solo se veían enormes nubes. Cuando pensaron que habían pasado las imponentes cumbres de los Andes, empezaron a descender. Pero cuando recuperaron la visibilidad, se dieron cuenta de que en realidad estaban volando bajo y a pocos metros de los enormes picos nevados de los Andes, explica el artículo de National Geographic.

El avión se estrelló entonces contra una montaña de los Andes, lo que provocó inicialmente la rotura de las dos alas y parte de la cola del aparato.

¿Dónde se estrelló exactamente el avión uruguayo en los Andes?

A unos 3500 metros de altura se encuentran las montañas andinas, situadas en el Valle de las Lágrimas, en el departamento de Malargüe, perteneciente a la provincia argentina de Mendoza, el lugar exacto donde se estrelló trágicamente el vuelo 571 en octubre de 1972. 

El punto se encuentra aproximadamente a 1.2 kilómetros de la frontera entre Argentina y Chile. En la actualidad, el lugar es de difícil acceso.

¿Qué tuvieron que hacer los sobrevivientes para mantenerse con vida?

En el momento del impacto murieron 12 pasajeros y, en los días siguientes, otras 17 personas fallecieron a causa de las graves heridas sufridas en el accidente, el intenso frío de la región (alrededor de -30 ºC) y la falta de alimentos, declaró Roy Harley, uno de los sobrevivientes de la tragedia, a la revista española National Geographic. "Si el infierno existe, yo lo viví en la cordillera", asegura. 

La situación extrema a la que tuvieron que enfrentarse los 16 supervivientes durante los días siguientes, sin saber cuándo (y si) serían rescatados, da a la historia su tono desgarrador. El frío extremo, el miedo, el dolor de las heridas, la desorientación y los cadáveres amontonados en el interior del avión conformaron el escenario con el que los que quedaron vivos tuvieron que convivir durante más de dos meses hasta que fueron rescatados.

Lo que mantuvo con vida al grupo de 16 personas fue su capacidad de organización, ya que tuvieron que aprender a recoger agua en la zona y a construir precarios e insuficientes refugios con fundas de asientos, asegura la web del Museo Andes 1972 de Montevideo, creada en honor a estos sobrevivientes.

Crearon una especie de sociedad organizada con reglas para mantenerse con vida en esa situación. Pero la decisión más compleja que tuvieron que tomar para sobrevivir estuvo relacionada con la falta de alimentos, ya que se encontraban en un pico nevado sin animales ni vegetación alrededor. Según el artículo de National Geographic España, llegaron a comer pasta de dientes e improvisaron un té con tabaco de fumar, pero su hambre crecía cada día sin ser rescatados. 

El décimo día después del accidente marcó el punto de inflexión en la vida de estos 16 hombres en una situación tan delicada. Con un único objetivo en mente, la supervivencia, uno de ellos sugirió que la única opción viable que les quedaba era el canibalismo, como forma de obtener las proteínas que necesitaban de la carne de los cuerpos de sus amigos y familiares muertos. 

Y así, aun con dilemas morales y religiosos, hicieron un pacto y empezaron a alimentarse de los restos de las otras víctimas. El grupo sobrevivió durante 72 días, hasta que fue rescatado en diciembre de 1972.

Quienes quieran saber más sobre esta trágica historia de supervivencia, superación y amistad, además del libro y las producciones audiovisuales de Pablo Vierci, pueden visitar el Museo Andes 1972 en la ciudad de Montevideo, Uruguay. Fue creado en 2013 en homenaje a las 45 personas que viajaban en el vuelo 571 por iniciativa de su fundador, creador y curador Jörg P. A. Thomsen. Allí, el público encontrará detalles de lo sucedido, fotos, réplicas de piezas e incluso objetos originales pertenecientes a algunas de las víctimas.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados