3 batallas que cambiaron la historia

Uno de estos enfrentamientos dio origen a una serie de cuestionamientos acerca de la hegemonía de los reinados en Europa, surgiendo así nuevos países en la región.

Por Redacción National Geographic
Publicado 27 jul 2023, 11:09 GMT-3
Batalla de Campo Grande, óleo sobre lienzo (1871). Obra del artista brasileño Pedro Américo.

Batalla de Campo Grande, óleo sobre lienzo (1871). Obra del artista brasileño Pedro Américo.

Fotografía de REPRODUCCIÓN

Las batallas y enfrentamientos diplomáticos descriptos a continuación hicieron historia no solo por sus conflictos bélicos por sí mismos, sino también por los efectos que produjeron al finalizar. Una de ellas, conocida como la guerra más sangrienta de Latinoamérica, ocasionó el exterminio de casi la mitad de la población del país en guerra, explican los expertos. Descubre a continuación una selección de tres batallas que cambiaron el destino de sus países para siempre. 

1. Waterloo, la derrota de Napoleón

El fin de la era napoleónica en Europa culminó con la derrota de las tropas francesas lideradas por Napoleón Bonaparte un 18 de junio de 1815. Cuenta un artículo de National Geographic España titulado “Waterloo, la derrota decisiva de napoleón” que el fracaso y posterior captura del comandante francés significó no solo el fin de su liderazgo político en la región sino también el puntapié para esparcir las ideas revolucionarias por Europa (desatando “el sentimiento nacionalista y los movimientos antiimperiales” en contra de la corona), sino también el nacimiento de nuevos países como Italia y Grecia. 

Un 20 de marzo de 1815, Napoleón retomaba su camino a Francia luego de haber escapado de su cautiverio en la Isla de Elba, actual Italia, dando por iniciado un período en la historia que se llamó Los Cien Días, según informa National Geographic España. El militar aspiraba a recuperar su poderío en la región y las potencias europeas estaban decididas a impedirlo. Por tal motivo, se creó la alianza conocida como la Séptima Coalición, conformada por las tropas del Reino Unido, Prusia, Austria y Rusia. 

Las tropas británicas a cargo de El Duque de Wellington se encontraron con el ejército napoleónico en las cercanías del poblado de Waterloo, actual Bélgica, en donde “iba a detenerse no solo su avance, sino su efímero sueño de reconstruir su imperio”, cuenta el artículo publicado por la editorial en España. Finalmente, la victoria de la Séptima Coalición significó la retirada de las tropas napoleónicas y la posterior captura de su líder; quien fue condenado a un segundo destierro en la Isla de Santa Elena y pasó en ella los últimos seis años de su vida. 

2. Invasiones norteamericanas en México

La batalla diplomática entre México y Estados Unidos determinó que el poblado de Texas formara parte ...

La batalla diplomática entre México y Estados Unidos determinó que el poblado de Texas formara parte de la lista de estados norteamericanos hacia mediados del siglo XIX. En la fotografía, el actual muro fronterizo entre Estados Unidos y México cruza la zona montañosa entre El Paso y Juárez.

Fotografía de Lisette Poole

Hacia principios del 1800, Estados Unidos emprendió una política expansionista hacia el sur de su territorio, redefiniendo el límite que separa al estado norteamericano con su país vecino, México. Un artículo titulado “La Invasión Estadounidense”, publicado por la Secretaría de Defensa Nacional en el sitio web oficial del Gobierno de México, señala que la primera medida que daría por inicio a su ampliación territorial se dio con la compra de Luisiana en 1803 y la firma del Tratado Adams-Onís con España, quien cedió al estado norteamericano la posesión de la península de la Florida. 

México por su parte, consumaría su independencia hacia septiembre de 1821 e iniciaría una serie de conversaciones con Estados Unidos para definir los límites territoriales entre países. La primera disputa territorial fue el actual estado de Texas, que en aquel momento formaba parte del independista territorio mexicano; cuenta el gobierno de México en su documento publicado en el año 2015. Por su parte, los legisladores de Texas preferían ser un territorio independiente antes de anexarse a cualquiera de los dos países, de tal modo que en la provincia de Texas se instalaron pacíficamente miles de emigrantes y agricultores en el año 1823.

Tras casi diez años de disputas territoriales, el gobierno mexicano intentó recuperar la “provincia rebelde” que, según explica el documento, había sido financiada económica y militarmente por el gobierno norteamericano para sostener su independencia y, hacia el año 1845, la república texana se anexó a Estados Unidos. Esta derrota en la región impulsó a Norteamérica a comprar otros territorios que en aquel entonces pertenecían a México. De tal modo que, tres años más tarde, el país se adueñaría a fuerza de guerras y tratados el dominio de los actuales estados de California, Nevada, Utah, Nuevo México, Texas, Colorado, Arizona y partes de Wyoming, Kansas y Oklahoma

3. La guerra más sangrienta de Latinoamérica

Entre los años 1864 y 1870 se produjo en Latinoamérica la guerra de la Triple Alianza, tristemente conocida por haber sido el enfrentamiento más sangriento y largo en la historia de la región, informa el Museo Nacional Casa del Acuerdo, un complejo histórico cultural dependiente del Ministerio de Cultura de la Argentina. 

El enfrentamiento es popularmente conocido como Guerra del Paraguay, Guerra Grande o Guerra Guasú, enfrentó a los miembros de la Triple Alianza (Argentina, Brasil y Uruguay) contra Paraguay. El conflicto se convirtió en una guerra de exterminio del pueblo paraguayo y produjo un derrumbe demográfico de entre el 60% al 69% de su población, explica el Ministerio de Argentina. 

Su origen tuvo lugar en el año 1863, cuando una contienda de carácter liberal derrocó al gobierno federal del actual territorio de Uruguay. La acción fue comandada por el general Venancio Flores, que estuvo apoyado por el gobierno brasileño. Ante la avanzada brasileña en Uruguay, un general paraguayo llamado Francisco Solano López se posicionó en contra del derrocamiento y se alzó en armas a favor de Uruguay, declarando así la guerra a Brasil. Esta decisión, dice un artículo publicado en 2011 por la Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay, estuvo fundada en el temor de la ocupación territorial de Paraguay luego de intervenir el país vecino. 

Hacia el año 1865, BrasilArgentina y el nuevo gobierno uruguayo firmaron el Tratado de la Triple Alianza y se comprometieron a derribar al gobierno paraguayo. La guerra cesó cinco años más tarde con el asesinato del comandante Solano López y las tropas de la alianza ocuparon Paraguay. La población paraguaya quedó reducida a la mitad (500 mil habitantes hacia el inicio de la guerra) y se vieron afectadas también la agricultura y su economía ganadera; concluye el documento del Ministerio argentino. 

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados