Espacio

SpaceX: todo lo que debes saber sobre el lanzamiento de la cápsula Crew Dragon

El vuelo no tripulado a la Estación Espacial Internacional es un paso fundamental en el plan de la NASA de enviar astronautas a la órbita en naves comerciales.Wednesday, March 6, 2019

Por Nadia Drake
La cápsula Crew Dragon de SpaceX sobre un cohete Falcon 9 antes de su lanzamiento en el Centro Espacial Kennedy en Florida.

Han pasado casi ocho años desde que la NASA envió astronautas al espacio desde una plataforma de lanzamiento estadounidense, pero eso podría cambiar.

Poco antes de las 3 de la mañana del 2 de marzo en la costa este de Estados Unidos, un cohete que transportaba la Crew Dragon, la primera cápsula de SpaceX diseñada para humanos, despegó de cabo Cañaveral, Florida. Como ocurrió con vuelos anteriores de un Falcon 9, la primera etapa del cohete reutilizable volvió a la Tierra y clavó su aterrizaje en una barcaza 10 minutos después del despegue.

Esta vez no había nadie dentro de la cápsula. Se trataba solamente de un lanzamiento de prueba, Demo-1 en jerga de la NASA, diseñado para ayudar a científicos e ingenieros a encontrar posibles problemas en el nuevo hardware y poner a prueba las operaciones del sistema en órbita. El éxito del lanzamiento supone un importante paso en el camino hacia retomar los vuelos espaciales desde Estados Unidos. Si todo sale bien en un segundo vuelo de prueba este año, es posible que una cápsula de SpaceX con astronautas a bordo pudiera despegar en julio.

"Es un logro muy importante en la historia del vuelo espacial estadounidense", afirmó el administrador de la NASA Jim Bridenstine durante una emisión del lanzamiento.

Si no hay nadie en la cápsula de tripulación, ¿qué transporta?

A Ripley, un maniquí con sensor o "dispositivo de prueba antropomórfico" que ha sido bautizada en honor al personaje de Sigourney Weaver en Alien. Está viajando a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) para ayudar a los ingenieros a evaluar las condiciones en el interior de la cápsula. Además, la cápsula transporta una Tierra de peluche que indicará cuándo ha alcanzado la microgravedad, un montón de peso muerto que simularía la tripulación y el cargamento a bordo y casi 180 kilogramos de cargamento para la estación espacial, como hardware y suministros, según informa la Planetary Society.

"Cuando Ripley vuelva, podrá darnos todos los datos y eso nos acercará un paso más al vuelo espacial humano para todos", afirma Alireza Farjoud, de SpaceX.

¿A dónde va la cápsula Crew Dragon?

La Crew Dragon se acoplará de manera autónoma a la ISS para que los astronautas a bordo puedan descargar los suministros y los ingenieros puedan asegurarse de que el software a bordo está preparado para este reto. A continuación, el 8 de marzo, se desacoplará y amerizará en el océano Atlántico, en la costa de Florida, transportando a Ripley y cargamento nuevo, como muestras de investigación científica que han estado a bordo de la estación espacial. El barco de SpaceX, llamado Go Searcher, recuperará la cápsula.

Ver galería

¿En qué se diferencia de la cápsula de cargamento Dragon?

Las cápsulas de cargamento de SpaceX llevan transportando artículos entre la Tierra y la ISS desde 2012. Pero la Crew Dragon es más larga y pesada y tiene tres ventanas que permitirán que sus pasajeros disfruten de las vistas. Cuenta con asientos y puede transportar a hasta siete astronautas, así como sistemas de soporte vital. Asimismo, según la NASA, ocho cohetes SuperDraco permitirían que los astronautas escapen en "una improbable situación de emergencia en la plataforma de lanzamiento o durante el ascenso".

¿Se podrán subir los humanos?

Eso podría ocurrir en julio de este año, si esta prueba y la siguiente salen bien. La NASA ha asignado a los astronautas Robert Behnken y Doug Hurley la misión de pilotar el vuelo inaugural.

¿Qué significa esto para los acuerdos de la NASA con Rusia y otras empresas espaciales comerciales?

Actualmente, la NASA compra asientos a bordo de la Soyuz rusa por casi 80 millones de dólares cada uno. La agencia espacial también ha invertido en una cápsula comercial tripulada diseñada por Boeing, denominada CST-100 Starliner. El primer lanzamiento de prueba de la Starliner está programado para abril y, si esa y las pruebas subsiguientes salen bien, la Starliner podría llevar a su primera tripulación al espacio en agosto.

"La NASA sigue trabajando con Boeing y SpaceX para diseñar, construir, probar y operar sistemas de transporte para humanos a la órbita baja de la Tierra que sean seguros, fiables y rentables", escribió por email Joshua Finch, representante de la agencia.

La NASA también está trabajando en su propia cápsula Orion, diseñada para transporta astronautas al espacio exterior. Si todas estas naves pueden empezar a transportar astronautas a la estación espacial, es posible que la NASA deje de pagar por asientos a bordo de la Soyuz. Pero eso no significa necesariamente que cosmonautas y astronautas no compartan medios de transporte en el futuro.

"La NASA y Roscosmos han seguido y seguirán colaborando estrechamente como socios por la sostenibilidad de los sistemas de exploración humana. Históricamente, para el funcionamiento seguro de la Estación Espacial Internacional, hemos llevado tripulaciones que incluyen tanto a miembros estadounidenses como rusos", escribe Finch. Al fin y al cabo, como su nombre implica, la estación espacial está hecha de módulos diseñados y construidos por varios países.

"Al transportar tripulaciones equilibradas, garantizamos que tanto un miembro estadounidense como ruso se encuentren a bordo para que la estación espacial funcione".