3 simples consejos para mejorar la concentración

Existen algunas recomendaciones de utilidad para dejar atrás la dificultad para concentrarse.

Por Redacción National Geographic
Publicado 29 dic 2022 12:30 GMT-3
Un sous chef usa un gotero para terminar un plato de verduras silvestres a la parrilla ...

Un sous chef usa un gotero para terminar un plato de verduras silvestres a la parrilla y al vapor, aderezadas con una pasta hecha de vieiras caramelizadas.

Fotografía de Brian Finke C/O EVERYBODY SOMEBODY INC,

Poner en práctica cualquier actividad puede volverse una tarea compleja y demandar tiempo extra cuando existe dificultad para concentrarse. Ante esto, la Escuela de Medicina de Harvard (HMS, por sus siglas en inglés) sugiere algunas estrategias para mantenerse enfocado y evitar la dispersión. 

1. La atención plena contribuye a mejorar la concentración

"La atención plena, o mindfulness, se trata de centrar la atención en el momento presente. Se ha demostrado que practicarla reconecta el cerebro para que la atención sea más fuerte en la vida cotidiana", dice Kim Willment, neuropsicóloga del Brigham and Women's Hospital en el artículo de Harvard. 

Para conseguirlo, la especialista recomienda sentarse durante unos minutos cada día, quedarse quieto, cerrar los ojos y concentrarse en la propia respiración, los sonidos y las sensaciones que hay alrededor.

(Contenido relacionado: 7 prácticas para mejorar la memoria)

2. El entrenamiento cognitivo mejora la concentración

Por otra parte, los juegos de entrenamiento cognitivo permiten mejorar en las actividades cognitivas de la vida diaria. Según expresa la neuropsicóloga, hay evidencia de que la capacidad de una persona para prestar atención se puede mejorar empujando progresivamente al individuo a mayores niveles de rendimiento.

“Entonces, si alcanza un cierto nivel de atención sostenida, empujarlo al siguiente nivel puede ayudar a mejorarlo y esto puede traducirse a la vida cotidiana".

3. Mantener una vida sana también contribuye a mejorar la concentración

Algunas prácticas relacionadas al estilo de vida, tales como la práctica de ejercicio físico o el sueño tienen su efecto al momento de realizar tareas que requieren concentración.

“Cuando se hace ejercicio aumenta la disponibilidad de sustancias químicas cerebrales que promueven nuevas conexiones en este órgano, reducen el estrés y mejoran el sueño. Y, al dormir, se reducen las hormonas del estrés que pueden ser dañinas para el cerebro y se eliminan las proteínas que lo dañan", explica Kirk Daffner, neurólogo y director del Centro de Medicina Cerebral/Mente del Brigham and Women's Hospital.

Es por esto que la HMS aconseja dormir de siete a ocho horas cada noche y practicar ejercicio aeróbico (como caminar a paso ligero) aproximadamente 150 minutos por semana.

Factores que afectan la concentración

En contraparte, existen ciertos factores que perjudican la concentración. Por lo que mantenerlos controlados puede contribuir a agudizar el enfoque.

Entre ellos, la publicación de la HMS menciona: consumo excesivo de alcohol; sobrecarga de información; efectos secundarios de algunos medicamentos; y condiciones subyacentes como depresión o trastornos del sueño.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Ciencia
¿Qué le sucede al cerebro cuando no dormimos?
Ciencia
Qué le sucede al cerebro cuando nos enamoramos
Ciencia
¿Por qué es importante bostezar?
Ciencia
Qué es la depresión
Ciencia
Síndrome de burnout: síntomas, tratamiento y cómo enfrentar esta enfermedad

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados