Descubre en imágenes las maravillas ocultas del mundo microscópico

Los ganadores del concurso anual de fotografía Small World de Nikon revelan pequeñas maravillas del mundo natural que normalmente están ocultas a la vista humana.

Por Nadia Drake
Publicado 25 oct 2022 10:22 GMT-3
Una delicada bocanada de partículas de humo, compuesta por el carbono no quemado de la cera ...

Una delicada bocanada de partículas de humo, compuesta por el carbono no quemado de la cera de la vela, se eleva desde la mecha aún humeante. El fotógrafo Ole Bielfeldt creó la imagen en su estudio, utilizando una velocidad de obturación extremadamente rápida (1/8000) y una fuente de luz LED muy potente.

Fotografía de Ole Bielfeldt

A lo largo de la historia, los seres humanos se han esforzado por comprender las realidades que existen más allá de nuestra percepción natural. Ya sean los vibrantes mundos sensoriales que experimentan los animales no humanos, la inmensidad del universo observable o el funcionamiento interno del reino microscópico, hay innumerables maravillas que los humanos no pueden ver directamente.

Afortunadamente, la gente ha dominado el arte de ampliar y capturar lo minúsculo. Y cada año, el Concurso de Fotomicrografía de Mundos Pequeños de Nikon celebra las imágenes que ponen de manifiesto estos mundos diminutos. En la 48ª edición del concurso, cuatro jueces han examinado cerca de 1300 propuestas y han seleccionado un puñado de trabajos que han llegado a la cima.

El ganador es una imagen de los investigadores de la Universidad de Ginebra (Suiza) Grigorii Timin y Michel Milinkovitch, que muestra la mano de un embrión de un geco diurno gigante de Madagascar. Creada mediante microscopía y cosido de imágenes, la foto es una vista fluorescente que revela la delicada complejidad de la mano del geco, destacando los nervios, tendones, ligamentos, huesos y células sanguíneas que trabajan sinérgicamente para ayudar a estas criaturas a escalar paredes sin esfuerzo.

Otras imágenes captan un grupo de conductos lácteos humanos de aspecto bramante, una bocanada de humo y el cuerpo fructífero de un moho mucilaginoso, un organismo que parece sacado directamente de un cuento de fantasía. Todos los ganadores están disponibles en el sitio web de Nikon y, para este artículo, la editora de fotografía de National Geographic, Samantha Clark, seleccionó 13 imágenes que capturaron su imaginación, demostraron el poder de la microscopía o la inspiraron a pensar más profundamente en el mundo oculto. 

"Ver cara a cara a insectos como este es siempre emocionante. Y ahora, cada vez que miro un espárrago, puedo pensar en este (insecto)", dice Clark. "La imagen ganadora de la mano embrionaria del geco es hipnotizante, con todas las capas de piel, huesos y vasos sanguíneos. ¿Y quién iba a decir que el colon humano podía ser tan genial en esta imagen flower-power de criptas epiteliales?"

La imagen ganadora de este año revela el microcosmos anatómico dentro de la mano de un embrión de geco diurno gigante de Madagascar (Phelsuma grandis). La imagen, ampliada 63 veces, es obra de Grigorii Timin y Michel Milinkovitch, de la Universidad suiza de Ginebra.

Fotografía de Grigorii Timin and Michel Milinkovitch

Estos bulbos enmarañados, ampliados 40 veces, pueden parecer de origen botánico, pero en realidad son estructuras productoras de leche del tejido mamario humano. Caleb Dawson, del Instituto de Investigación Médica Walter y Eliza Hall de Australia, obtuvieron el segundo puesto con esta imagen.

Fotografía de Caleb Dawson
Izquierda: Arriba:

No, este no es Groot, de Guardianes de la Galaxia. Es una salpicadura de cristal líquido altamente ordenado, ampliado 40 veces y fotografiado con un filtro polarizado. Marek Sutkowski, de la Universidad Tecnológica de Varsovia (Polonia), bautizó la imagen con el nombre del fotógrafo polaco Benedykt Jerzy Dorys. "Su estilo era inventivo y único en los periodos de preguerra y posguerra en Polonia", escribe Sutkowski en un correo electrónico. El título de la imagen, Retrato de un hombre con uniforme, "es un honor para sus famosos trabajos de retrato".

Fotografía de Marek Sutkowski
Derecha: Abajo:

Normalmente, estos bichos se encuentran colgados en un rincón, pero esta araña del sótano de cuerpo largo (Pholcus phalangioides) es el objeto del cuarto premio de este año. Andrew Posselt, de la Universidad de California en San Francisco, hizo la imagen final uniendo más de 200 fotos individuales mediante un programa informático que selecciona las partes más nítidas de cada una y las combina para obtener el resultado final.

Fotografía de Andrew Posselt

En esta imagen de Murat Öztürk, un escarabajo tigre, quizás uno de los insectos más rápidos del mundo, se abalanza sobre una mosca. "Es bastante difícil observar este estado salvaje en el mundo de los insectos. Nadie mira en la boca de un insecto con una lupa", escribe Öztürk por e-mail. "Los escarabajos tigre tienen mandíbulas fuertes y afiladas. Las posibilidades de supervivencia de las criaturas atrapadas por este insecto son muy bajas".

Fotografía de Murat Öztürk

Un bosque de células cerebrales estalla de color en esta imagen psicodélica de Andrea Tedeschi, de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos), que estudia las lesiones traumáticas del cerebro y la médula espinal. Estas neuronas forman parte de la corteza sensorial-motora de un ratón y están teñidas con fluorescencia y ampliadas 10 veces.

Fotografía de Andrea Tedeschi

Ampliada 10 veces, esta diminuta torre es una pila de huevos de polilla capturada por Ye Fei Zhang. "Encontré estos tres huevos de polilla en una hoja muy pequeña, y estaban extrañamente superpuestos", escribe Zhang, por e-mail. "No había marcas rojas en la superficie de los huevos de polilla cuando se encontraron por primera vez. En los dos días siguientes, el interior de los huevos de la polilla siguió desarrollándose y aparecieron esas hermosas marcas rojas.

Fotografía de Ye Fei Zhang

Este bouquet caleidoscópico es un corte transversal de un colon humano normal, poblado de criptas epiteliales. Ampliado 20 veces, el tejido fue fotografiado por Ziad El-Zaatari, patólogo quirúrgico del Hospital Metodista de Houston (Estados Unidos). "Es algo que veo habitualmente en mi práctica diaria", escribe El-Zaatari, por e-mail. "Es una parte importante de mi trabajo saber qué aspecto tienen los tejidos normales, frente a los anormales, para reconocer la enfermedad y dar un diagnóstico preciso".

Fotografía de Ziad El-Zaatari
Izquierda: Arriba:

El quinto premio de este año es una imagen que parece sacada directamente de un paisaje fantástico. Esta delicada estructura es el diminuto cuerpo fructífero de un moho mucilaginoso (Lamproderma), un organismo unicelular que suele considerarse uno de los más extraños de la Tierra. "A pesar de su poco halagador nombre común, los mohos mucilaginosos son organismos asombrosamente bellos", escribe la fotógrafa Alison Pollack, por e-mail. "Las especies de Lamproderma son mis favoritas, ya que la mayoría de ellas tienen hermosos colores azul-púrpura iridiscentes. Los de la foto estaban en una hoja que encontré cerca de mi casa, después de una lluvia especialmente intensa".

Fotografía de Alison Pollack
Derecha: Abajo:

El humilde espárrago, una verdura a menudo denostada, es el protagonista de esta imagen de Olivier Leroux, de la Universidad de Gante (Bélgica), que describe su estructura como "compleja pero frágil". Protegidas por escamas, las células de la punta del espárrago blanco contienen todas las instrucciones necesarias para generar los órganos de la planta por encima del suelo.

Fotografía de Olivier Leroux

Aunque esta imagen se asemeja a uno de los enormes gusanos de arena que se alimentan de seres humanos en la novela Duna, de Frank Herbert, la franja de columnas geométricas de gran belleza es en realidad un corte transversal de intestino de ratón teñido con fluorescencia. La imagen, que obtuvo el tercer puesto en el concurso de este año, es obra de Satu Paavonsalo y Sinem Karaman, de la Universidad de Helsinki (Finlandia).

Fotografía de Satu Paavonsalo and Sinem Karaman

Esta foto, ampliada 60 veces, capta los llamativos colores y texturas de un hueso de dinosaurio agatizado. Fotografiado por Randy Fullbright, este tipo de fósiles mineralizados son raros.

Fotografía de Randy Fullbright
Seguir leyendo

Te podría interesar

Ciencia
Descubre pequeñas y coloridas maravillas microscópicas
Ciencia
Descubren una bacteria gigante que puede verse a simple vista
Ciencia
Un experimento químico que invita a repensar los orígenes de la vida en la Tierra
Ciencia
¿Cómo se instalan las cámaras trampa?
Ciencia
Cómo las vacunas contra la COVID-19 están llegando a los lugares más remotos del mundo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados