Los datos que hay que saber sobre la tortuga laúd

Ficha de la tortuga más grande del planeta. Hábitat, alimentación, reproducción y estado de conservación.

Por Photo Ark
Una cría de tortuga laúd fotografiada en la isla de Bioko, Guinea Ecuatorial.

Una cría de tortuga laúd fotografiada en la isla de Bioko, Guinea Ecuatorial.
 

Fotografía de Joël Sartore NATIONAL GEOGRAPHIC PHOTO ARK

Nombre común: Tortuga laúd

Nombre científico: Dermochelys coriacea

Tipo: Reptil

Dieta: Carnívora

Promedio de vida en la naturaleza: 45 años

Tamaño: Hasta 2 metros

Peso: Hasta 907 kilos

Las tortugas laúd son las tortugas más grandes de la Tierra, crecen hasta dos metros de largo y superan los 907 kilos. Estas reliquias de reptiles son los únicos representantes que quedan de una familia de tortugas cuyas raíces evolutivas se remontan a más de 100 millones de años. Alguna vez estas especies predominaron en todos los océanos excepto en el Ártico y la Antártida, pero en la actualidad su población está disminuyendo rápidamente en muchas partes del mundo.

(Podría interesarte: Día Mundial de las Tortugas Marinas: ¿cómo ayudar a conservarlas?)

Caparazón de tortuga

Mientras que todas las demás tortugas marinas tienen caparazones duros y óseos, el caparazón azul como la tinta de la tortuga laúd es algo flexible y casi gomoso al tacto. Las crestas a lo largo del caparazón ayudan a darle una estructura más hidrodinámica. Las tortugas laúd pueden sumergirse a profundidades de 1280 metros (mucho más profundo que cualquier otra tortuga) y pueden permanecer sumergidas hasta 85 minutos.

Rango de población

Las tortugas laúd tienen la distribución global más amplia de todas las especies de reptiles y posiblemente de cualquier vertebrado. Se pueden encontrar en las aguas tropicales y templadas de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico, así como en el mar Mediterráneo. Las especies adultas también viajan tan al norte como Canadá y Noruega y tan al sur como Nueva Zelanda y América del Sur.

Adaptaciones de agua fría

A diferencia de sus parientes reptiles, las tortugas laúd pueden mantener temperaturas corporales cálidas en agua fría mediante el uso de un conjunto único de adaptaciones que les permite generar y retener calor corporal. Estas adaptaciones incluyen un gran tamaño corporal, cambios en la actividad de natación y el flujo sanguíneo, y una gruesa capa de grasa.

(Contenido relacionado: Las 3 razones por las que los animales toman sol)

Reproducción

Las tortugas laúd realizan las migraciones más largas entre las áreas de reproducción y alimentación de cualquier tortuga marina, con un promedio de 5955 kilómetros en cada sentido. Después de aparearse en el mar, las hembras llegan a tierra durante la temporada de reproducción para anidar. El ritual nocturno consiste en excavar un agujero en la arena, depositar alrededor de 80 huevos, llenar el nido, dejar una gran área de arena revuelta que dificulta la detección por parte de los depredadores y finalmente regresar al mar.

La temperatura dentro del nido determina el sexo de las crías. Una mezcla de crías macho y hembra ocurre cuando la temperatura del nido es de aproximadamente 30 grados centígrados, mientras que las temperaturas más altas producen hembras y las temperaturas más frías producen machos. Las crías hembras que llegan al mar vagarán por los océanos hasta que alcancen la madurez sexual, cuando regresen a las mismas áreas de anidación para producir su propia descendencia. Los machos pasan el resto de su vida en el mar.

Amenazas a la supervivencia

Muchas tortugas laúd encuentran un final temprano debido a la actividad humana. Se estima que solo una de cada mil crías de tortuga laúd sobrevive hasta la edad adulta. Los humanos a menudo toman los huevos de los nidos para consumirlos como subsistencia o como afrodisíacos. Muchas de estas tortugas son víctimas de las líneas y redes de pesca, o son golpeadas por barcos. También pueden morir si ingieren desechos plásticos flotantes que se confunden con su alimento favorito: las medusas. Se ha encontrado que algunas tienen casi 5 kilos de plástico en el estómago.

El número de tortugas laúd en el Atlántico parece estar estable o en aumento, pero la población del Pacífico está disminuyendo a un ritmo alarmante debido al secuestro de huevos, la captura incidental en la pesca, el desarrollo costero y la disponibilidad de alimentos altamente variable. Algunas poblaciones del Pacífico han desaparecido por completo de ciertas áreas, como Malasia.

Los científicos de todo el mundo están rastreando y estudiando las tortugas laúd para aprender más sobre estos gigantes reptiles y entender cómo se pueden salvar.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Animales
Tortuga caimán: conoce a este reptil "dinosaurio" considerado uno de los más grandes del mundo
Animales
Todos los datos que necesitas saber sobre la cobra real
Animales
Ficha informativa de la iguana verde, uno de los reptiles más grandes de las Américas
Animales
Cecilias: los datos más curiosos de este anfibio sin patas de vida subterránea
Animales
Ficha informativa sobre el Dragón de Komodo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados