Gansos guardianes: la estrategia de China para fortalecer su política de COVID Cero

El gobierno chino desplegó en sus fronteras un “ejército” de gansos domésticos como una manera de prevenir la entrada del coronavirus al país a través de la inmigración ilegal. No es el primer caso de gansos guardianes en la historia de la humanidad.

Publicado 28 de abr. de 2022 09:34 GMT-3
Un ganso doméstico chino fotografiado en la Reserva Natural de Golden Acre Park, en Leeds, Inglaterra. ...

Un ganso doméstico chino fotografiado en la Reserva Natural de Golden Acre Park, en Leeds, Inglaterra. Esta raza desciende del ganso cisne salvaje, una especie originaria de China.

Fotografía de Krystyna Szulecka / FLPA / Minden Pictures

Unos 500 gansos montan guardia en la frontera de China con Vietnam, listos para graznar o morder a cualquiera que intente entrar ilegalmente.

Desde octubre de 2021, el gobierno chino ha desplegado a este llamado “ejército de gansos” a lo largo de un territorio que cubre unos 483.000 kilómetros de la prefectura china de Chongzuo como parte de los esfuerzos del país por detener la entrada del coronavirus en China a través de la inmigración ilegal. Los gansos domésticos chinos no necesitan entrenamiento: una vez que establecen su territorio, estas aves de poco más de 2 kilos de peso lo defienden ferozmente. 

Para reforzar esta tropa emplumada hay unos 400 perros guardianes de raza mixta, que acompañan a la policía fronteriza en sus patrullas mientras las aves vigilan de forma estacionaria.

Este equipo interespecie es clave para mantener la política china de “COVID Cero”, cuyo objetivo es erradicar el virus dentro del país. En toda la China continental están aumentando las infecciones por coronavirus. De hecho, Shanghái, una ciudad de 25 millones de habitantes, está bloqueada para evitar una mayor propagación.

Los gansos guardianes podrían estar aportando positivamente a esta política: supuestamente, en diciembre de 2021, un ganso hizo sonar la alarma para ayudar a atrapar a dos personas que cruzaban ilegalmente la frontera, según publicó The Paper, el sitio web estatal de noticias. El gobierno de la prefectura de Chongzuo no respondió a la petición de National Geographic de confirmar el suceso.

Puede que el uso de gansos para mantener la política pandémica sea novedoso, pero la práctica de utilizar a estos animales como método de vigilancia es antigua.

La domesticación del ganso ocurrió hace al menos 5.000 años y es posible que haya sucedido mucho antes, hace 16.000 años, lo que lo convertiría en el segundo animal domesticado más antiguo, después del perro, tal como afirma un estudio reciente.

Los registros históricos son ricos en relatos de batallones de gansos, incluyendo una manada a la que se le atribuye haber dado la alerta y haber salvado a Roma de una invasión secreta desde la Galia en el año 390 a.C. El ganso es un vigilante atento. Basta con recordar el episodio relatado por Plinio el Viejo en el que los gansos alertaron del ataque a la Colina Capitolina, ante el silencio de los perros.

Otra manada, conocida como la Guardia Escocesa (Scotch Watch), patrulló 5.600 hectáreas de almacenes protegiendo una cantidad de whisky escocés con un valor de 300 millones de libras esterlinas (381,8 millones de dólares) en Dumbuck, Escocia, desde 1959 hasta 2012.

En otra ocasión, 1986, el ejército estadounidense hizo una prueba con 18 gansos para proteger instalaciones antiaéreas y radares en Alemania Occidental. Tuvieron tanto éxito que el ejército reclutó 900 gansos más para el servicio en la región.

(Te puede interesar: COVID-19: dos años después, la evolución del coronavirus sigue sorprendiendo a los expertos)

De hecho, puede que los gansos tengan una ventaja sobre los caninos, sobre todo porque las aves son más selectivas a la hora de dar la alarma, afirma Petr Glazov, presidente del Grupo de Especialistas en Gansos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

“Los perros pueden hacer sonar la alarma a veces sólo por diversión o para comunicarse entre ellos, pero los gansos sólo lo harán si hay un intruso que entra en su territorio”, dice Glazov. 

“Aves mandonas”

Antes de alistar a los gansos, probablemente criados en granjas cercanas, el gobierno chino probó con un pequeño despliegue de las aves en junio de 2021.

En ese experimento, los gansos demostraron ser más sensibles que los perros tanto ante los extraños, como ante los ruidos, según informó la fuente estatal de noticias South Country Morning News. Unos meses después, el gobierno local decidió desplegar gansos a lo largo de 300 puestos de control fronterizos.

La capacidad de los gansos no sorprende demasiado a Lauren Thielen, una doctora en medicina veterinaria que ha trabajado con gansos domésticos en el Hospital de Aves y Animales Exóticos de Texas, en las afueras de Dallas. 

“Si caminas sobre el césped de un ganso, te hará frente, graznará y usará tácticas de intimidación, en lugar de huir como la mayoría de las aves”, explicó Thielen por correo electrónico. 

“Lo he visto tanto con los gansos salvajes de Canadá que protegen a sus crías, como con los gansos chinos domésticos que protegen su entorno”.

“Siempre pienso en ellos como aves mandonas”, dice ella.

Sentidos agudizados 

Unas 30 especies de gansos salvajes viven en todos los continentes, excepto en la Antártida. Estas aves, que en su mayoría anidan en el suelo, tienen una excelente vista, que ha evolucionado para detectar a los depredadores que se acercan desde lejos. También pueden utilizar y controlar cada ojo por separado, lo que les da una perspectiva más amplia.

Cuando duermen, los gansos también pueden dejar un lado del cerebro despierto y el ojo conectado a él abierto para detectar amenazas, un fenómeno poco frecuente conocido como sueño unihemisférico de ondas lentas. “Siempre tienen el control de la situación”, agregó Thielen.

Los gansos salvajes, como los barnaclas cariblancas del norte de Europa y Rusia, suelen utilizar “gansos de seguridad” en los flancos de las bandadas para dar la alarma ante las amenazas. Los gansos son tan hábiles para detectar el peligro que los patos y las grullas a veces buscan alimentarse en cercanía de los gansos por motivos de seguridad, explica Glazov. 

Además, los gansos de guardia son más baratos: básicamente cuidan de sí mismos, se alimentan de hierba y no necesitan atención veterinaria.

¿Pero qué pasa con los perros?

Los perros tienen una ventaja sobre los gansos, porque pueden ser adiestrados para múltiples propósitos, afirma Ambrose Contreras, adiestrador canino del 341º Escuadrón de Adiestramiento de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, el grupo especializado en el adiestramiento de perros para la detección y el patrullaje.

“¿Podríamos entrenar a un ganso? Probablemente, pero sería muy difícil”, reflexiona. Contreras dice que los perros también suelen ser más intimidantes: “Me siento menos dispuesto a hacer alguna maldad cuando veo a un canino y a su adiestrador que a una persona con un ganso”.

Y cuando se trata del sentido del olfato, “el sistema olfativo de los perros está a otro nivel”, dice. 

Los perros de patrulla del escuadrón 341º deben detectar el olor de alguien a una distancia mínima de 50 metros y escuchar desde al menos 30 metros antes de pasar a un entrenamiento más avanzado y especializado.

Pese a que el ganso guardián responsable de alertar a las autoridades sobre los intrusos fronterizos fue muy celebrado en las noticias estatales de Chongzuo en 2021 (incluso se ganó la etiqueta de “hermano ganso”, según los informes), un perro también interceptó a un intruso ilegal en agosto de 2021.

Así que, al menos por ahora, el hermano ganso se lleva 2 puntos y el perro guardián 1.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Animales
COVID-19: Las granjas exóticas de China podrían ser un sitio clave en el proceso del salto del virus de animales a personas
Animales
Se redujeron las incautaciones de fauna silvestre, pero podría incrementarse el tráfico ilegal
Animales
Mascotas y pandemia: los animales son un gran sostén para sus dueños, pero ¿cómo los afecta?
Animales
Quédate en casa: Consejos de National Geographic
Animales
Hallan un pez ciego que habita en una cueva única

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados