Estas son las mejores fotografías de animales del 2020

Abejas que beben agua y chimpancés que acechan a un pueblo de Uganda entre estas impresionantes imágenes seleccionadas por los editores de National Geographic.

Publicado 9 de dic. de 2020 18:54 GMT-3

Una foto muestra insectos arrastrándose por una sábana blanca en el desierto de Arizona. Es de noche y la sábana está iluminada por detrás, atrayendo a las criaturas que pueblan las montañas Chiricahua: chinches verdes, polillas esfinge y otras. Para la mayoría de nosotros, la foto parece capturar una colección de vida. Para los científicos, representa una pérdida: hace años, en estas montañas, encontrábamos muchas más especies de insectos y más raras, arrastrándose por la sábana. Se han ido ahora.

La fotografía, de David Liittschwager, es una instantánea de una disminución masiva de insectos que resuena en todo el mundo. Los editores de foto de National Geographic la eligieron como una de nuestras 26 mejores fotografías de animales del año.

Muchas de las imágenes elegidas muestran especies que no se ven comúnmente, como algunos de los insectos de Liittschwager, dice la editora de fotos Ally Moreo, quien seleccionó la lista. Iluminar historias poco conocidas sobre animales “puede ayudarnos, como humanos, a coexistir mejor con ellos y comprender que nuestras acciones pueden impactarlos de manera positiva y negativa”, destaca.

Una sábana llena de luz en las montañas Chiricahua de Arizona está dominada por grandes polillas esfinge de líneas blancas y chinches apestosas verdes. El ecologista Lee Dyer, que coloca trampas de luz para monitorear las poblaciones de insectos, dice que en años pasados, esta trampa capturaba muchos más insectos raros.

Fotografía de David Liittschwager, National Geographic

Bastantes de las fotografías reflejan cómo la gente dedica su vida a ayudar a los animales. Uno de ellas es la imagen de las águilas arpías de Karine Aigner. Grandes y en peligro de extinción, las aves tienen nuevas esperanzas de supervivencia con un programa de conservación innovador en la Amazonía .

La fotografía de Doug Gimesy muestra a los murciélagos zorros voladores en Melbourne, Australia, en un árbol ante una ola de calor extrema en diciembre pasado. Miles murieron ese día, pero Gimesy también documentó a los rescatistas que trabajaron en condiciones de calor extremo para salvar a cientos de animales más.

Otras fotografías elegidas este año arrojan luz sobre las complejas y a menudo controvertidas relaciones entre humanos y animales cautivos. Mélanie Wegner documentó la enorme industria de vida silvestre exótica en Texas: más de un millón de animales exóticos, incluidos oryxes y cebras, son criados, transportados y cazados por grandes sumas de dinero en ranchos de todo el estado. Daniel Rolider documentó a los caballos de carruaje y a sus conductores en la ciudad de Nueva York. Greg Kahn fotografió chimpancés en un controvertido santuario de Carolina del Norte.

Antes de salir al mar para cazar durante dos meses, un pingüino emperador hembra ayuda a su pareja a transferir el huevo a sus patas. La delicada rutina debe ser rápida o el huevo podría congelarse. Las aves no voladoras dependen de las plataformas de hielo marino congelado de la Antártida para encontrar pareja, aparearse y criar a sus polluelos. Pero a medida que aumentan las temperaturas, las plataformas desaparecen.

Fotografía de Stefan Christmann

Aunque la mayoría de estas fotos se sacaron antes de la pandemia de COVID-19, algunas escenas se inmortalizaron durante los últimos meses en entornos controlados o desde una distancia segura. (Gran parte de la fotografía de fauna exige "distancia social por naturaleza", afirma Moreo.)

La pandemia afectó la capacidad de muchos fotógrafos de National Geographic para viajar al campo este año. Eso alentó a Jasper Doest a encontrar un nuevo proyecto de fotografía de vida silvestre en su propia puerta mientras estaba en cuarentena en su casa en los Países Bajos. Dirigió su lente hacia un par de palomas que primero comenzaron a frecuentar el balcón de su familia, luego se aventuraron más en su casa, en el sofá de su sala de estar e incluso en la casa de muñecas de sus hijos.

Doest, cuyas fotografías de macacos japoneses actuando y de un flamenco rescatado llamado Bob también figuran en esta selección, llamó a las palomas Ollie y Dollie. Sus visitas diarias se convirtieron en un recordatorio de la realidad de que "no estamos solos en este planeta", escribe. "Y necesitamos compartirlo con todos los seres vivos de los que dependen nuestras vidas".

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados