Encuentran el primer nido de “avispones asesinos” en EE. UU.

La colmena, ubicada en el estado de Washington, será eliminada por expertos. Este hallazgo permite afirmar que es posible localizar a los avispones gigantes asiáticos y controlarlos antes de que se propaguen.

Publicado 28 de oct. de 2020 09:00 GMT-3
En el noroeste del estado de Washington, se estableció una pequeña población de avispones gigantes asiáticos, ...

En el noroeste del estado de Washington, se estableció una pequeña población de avispones gigantes asiáticos, insectos autóctonos del este de Asia y Japón (donde se tomó esta foto). Los investigadores están trabajando incansablemente para encontrar todos sus nidos y eliminarlos.

Fotografía de Nobuo Matsumura, Alamy

Un grupo de científicos ha descubierto el primer nido de avispones asiáticos gigantes en Estados Unidos. A estos insectos invasores también se los conoce como "avispones asesinos".

El nido fue encontrado el 22 de octubre en un árbol en la ciudad de Blaine (al noroeste del estado), y los entomólogos de Washington afirman que lo eliminarán para que las avispas no se propaguen.

Según sostienen los expertos, el hallazgo es sumamente importante porque evita el asentamiento de esta especie de avispas en el noroeste del Pacífico.

“Nos complace contarles que hemos encontrado un nido”, expresó el entomólogo Sven Spichiger en una conferencia de prensa el viernes pasado. Antes del hallazgo, cuenta Spichiger, los científicos no podían asegurar que sus técnicas para rastrear avispones funcionarían en un terreno tan selvático como el de esta región.

Los avispones aparecieron por primera vez en el estado de Washington a fines del 2019 y su llegada activó todas las alarmas. Estos depredadores voraces atacan principalmente a las abejas, y podrían llegar a expandirse por todo el estado e incluso la costa oeste, cuenta Chris Looney, otro entomólogo. 

[También te puede interesar el artículo: "Avispones asesinos en Estados Unidos"]

Para detener la propagación de los insectos, no sirve matar a las avispas obreras de forma individual, cuenta Looney. Por eso, científicos y colaboradores del estado han dispuesto miles de trampas por todo el noroeste de Washington para capturar a los insectos vivos y seguirlos hasta sus colmenas.

Así, el 21 y 22 de octubre, recogieron cuatro avispones obreros vivos de las botellas con cebo que habían dispuesto como trampa. Luego, se colocaron rastreadores de radiofrecuencia en tres avispas obreras, y una de ellas reveló el camino al nido. Si bien los avispones suelen hacer sus nidos en el suelo, este estaba ubicado en un árbol dentro de una propiedad privada.

El avispón que los llevó al nido primero estuvo volando alrededor de una hora antes de posarse en una hoja. Los científicos lo colocaron sobre una mesa y le dieron un poco de mermelada de uva, "que pareció revivirlo", cuenta Spichiger. Luego lo siguieron unos cientos de metros hasta que oyeron un zumbido que los condujo a la colmena.

Los científicos sabían que los avispones habían sobrevivido al invierno en Estados Unidos cuando se descubrieron tres reinas a fines de la primavera. Desde mediados del verano, se han capturado varias avispas en un par de lugares de la misma región del estado. El hallazgo de esos avispones reveló que las reinas se habían reproducido a partir de, al menos, un nido formado a fines de 2019, y que habían creado nuevos nidos.

Una pequeña tropa de "avispones asesinos" extermina a casi 30.000 abejas
El avispón gigante se alimenta de otros insectos y puede matar a un humano. Fragmento del show: Muerde, Pica, Mata

¿Cuántas colmenas más puede haber?

Seguramente haya varias colmenas más, afirma Spichiger. Se han visto más avispones en otra área de Blaine (la distancia confirmaría que se trata de un nido diferente) y cerca de la ciudad de Birch Bay.

Según Spichiger, los científicos trabajarán para mejorar las trampas y seguirán atentos. En caso de encontrar nuevas avispas obreras vivas, repetirán el marcado e intentarán llegar hasta sus nidos. 

Y considera que es posible, aunque poco probable, que de este nido hayan emergido reinas que podrían causar la propagación de la especie. Por eso hay que eliminarlas de forma urgente: "Una vez que sepamos que hay una, debemos acabar con esto de inmediato", expresa Spichiger.

Aunque las obreras mueren en el invierno, las nuevas reinas que se reproducen y se dispersan pueden formar nuevas colonias la primavera siguiente, y eso es lo que los científicos están tratando de evitar. Los nidos pueden contener hasta 800 obreras y producir unas 200 reinas.

Que no cunda el pánico

Aunque las noticias sobre los "avispones asesinos" han recorrido todo el país, los científicos aclaran que, hasta ahora, los insectos solo se han encontrado en el noroeste de Washington. Si se establecieran y propagaran, los avispones representarían un riesgo grave para las abejas melíferas y las abejas autóctonas, pero según Looney, no hay razones para entrar en pánico.

En mayo, tras difundirse las noticias sobre los insectos, aumentaron los supuestos avistamientos de la especie, así como la compra de pesticidas para matar avispones. Pero este tipo de reacción exagerada no es buena, ya que puede acabar perjudicando a polinizadores inocentes

"En general, la gente no debería tenerles miedo a estos avispones, ya que solo podrían atacarlos si se acercan a sus nidos”, dice Spichiger. 

Pero, efectivamente, si se sienten amenazados, es probable que los insectos piquen, y la picadura es muy dolorosa.

Además de picar, los avispones pueden esparcir veneno; por eso, para acercarse a ellos, los investigadores se cubren los ojos y utilizan equipos de protección, cuenta Spichiger.

Y explica que, si bien queda mucho trabajo por hacer, ahora los científicos podrían evitar que la especie se establezca en Washington a largo plazo: "No tenemos certezas, pero confiamos en que podremos acabar con ellos".

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados