Animales

Los leones están desapareciendo en áreas que históricamente lideraron

Hace 25 años, el número de leones africanos era el doble. Los programas de conservación se proponen proteger a las especies en peligro promoviendo la convivencia entre leones y humanos en la sabana africana.martes, 30 de julio de 2019

Por Olivia Prentzel
Un león macho adulto descansa en el Serengeti. La pérdida de especies de presa, la pérdida de hábitat y la invasión humana han provocado que su número disminuya de forma dramática. La UICN los considera vulnerables a la extinción.

Por cada león en la naturaleza, hay 14 elefantes africanos y 15 gorilas de tierras bajas occidentales. También existe un número mayor de rinocerontes que de leones.

La emblemática especie ha desaparecido del 94 por ciento de su área de distribución histórica, que alguna vez comprendió casi todo el continente africano, y hoy ha quedado limitada a menos de 1.709.392 km cuadrados. Con un número aproximado de 25.000 ejemplares en África, los leones se consideran vulnerables a la extinción según la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), que determina el estado de conservación de las especies.

Poniendo la situación en perspectiva, la organización sin fines de lucro Wildlife Conservation Network (WCN) señala que el número de leones se ha reducido a la mitad desde que se estrenó El Rey León en cines en 1994. (The Walt Disney Company es propietario mayoritario de National Geographic Partners).

"Los leones son realmente uno de los íconos universales del mundo y se están yendo poco a poco”, afirma Paul Thomson, director de los programas de conservación para WCN. "Es momento de detener esta pérdida y volver a poblar con leones los paisajes de todo el continente".

Para salvar a los emblemáticos africanos, los conservacionistas están trabajando para reducir los perjuicios derivados de la convivencia con ellos y resaltar el valor local que existe para protegerlos.

Más presas y menos caza furtiva

Los venerados depredadores de África enfrentan innumerables amenazas que ponen en peligro su propia existencia. La disminución de la presa salvaje de los leones, que es muy demandada en el comercio de carne de animales silvestres, deriva en un acercamiento peligroso -en busca de alimento- de los leones hacia los humanos y su ganado. Pero cuando los felinos se aprovechan del ganado, pueden salir perdiendo, ya que suelen morir envenenados. Y a medida que crecen los asentamientos humanos, el hábitat de los leones se va perdiendo o se fracciona, lo que dificulta que los machos encuentren nuevos leones para el apareamiento. 

La caza furtiva también representa una amenaza. La piel, los dientes, las patas y las garras se utilizan en rituales y medicina tradicionales. Asimismo, en Asia, las partes de león cada vez se comercializan más.

Los conservacionistas esperan detener la pérdida de especies vulnerables trabajando en la coexistencia de leones y humanos en toda África. Parte de la solución es regular la carga financiera requerida para administrar las áreas protegidas, que son la columna vertebral de la conservación, así como proteger a los leones en áreas desprotegidas, sostiene Amy Dickman, colaboradora de National Geographic e investigadora de la Oxford Wildlife Conservation Research Unit (WildCRU) y coautora de un informe de 2019 denominado “State of the Lion” ("El estado del león").

"Si queremos que, de aquí a 50 años, los leones sigan existiendo y su número aumente de manera significativa, debemos ajustar los costos y los beneficios para que haya muchos más beneficios a nivel local y los costos se asuman a nivel internacional", sostiene Dickman.

Mejorar la convivencia

La supervivencia de la especie depende del trabajo con las comunidades locales que deben coexistir con los leones y el reconocimiento de su papel en la protección de esta especie, según sostiene Peter Lindsey, director del Lion Recovery Fund. (El fondo fue fundado por la WCN y la Fundación Leonardo DiCaprio y está patrocinado, en parte, por Disney).

"La mayoría de las personas en el mundo occidental se han negado a convivir con animales peligrosos. En África, sin embargo, muchas personas conviven con animales peligrosos, como leones y elefantes, con los que es muy difícil cohabitar".

Ver galería

Una forma de avanzar es proporcionar beneficios tangibles a quienes viven junto a los leones para que colaboren con la conservación de la especie. Por ejemplo, algunos modelos de conservación recompensan a las comunidades donde se demuestra un aumento en el número de leones, lo que proporciona un incentivo para no cazar o tomar represalias contra ellos por la matanza de ganado. Los esquemas de compensación funcionan de manera similar, se les paga a los propietarios de ganado para que reemplacen a los animales que los leones atacan. Este tipo de programas puede modificar la actitud general de una comunidad hacia los animales previamente considerados como una amenaza para la seguridad y el sustento. Dickman afirma que si los beneficios de vivir cerca de los leones pueden superar el costo, entonces, la gente elegirá protegerlos.

Asimismo, es muy importante involucrar a las comunidades directamente en la conservación. Para esto, se ha creado Warrior Watch, un proyecto de la organización sin fines de lucro, Ewaso Lions, ubicada en Kenia, que cuenta con el auspicio de la Big Cats Initiative de National Geographic Society. Warrior Watch recluta a jóvenes de Samburu, tradicionalmente excluidos de las conversaciones sobre conservación y manejo de la vida silvestre, para explorar los alrededores de sus comunidades en busca de leones.

"Si hay depredadores en el área, se lo comunican a los pastores que están allí con su ganado", comentó Shivani Bhalla, fundador y director ejecutivo de Ewaso Lions y colaborador de National Geographic, en una presentación en la sede de National Geographic. A cambio de las exploraciones y comunicaciones de sus pastores, los jóvenes dijeron que les gustaría recibir educación. Ewaso Lions abrió una escuela dominical, y ahora Bhalla explica que todas las personas en el programa pueden leer y escribir en swahili.

Según encuestas realizadas por la organización hace unos años, el programa ha tenido un impacto muy positivo, "Nos pusimos muy felices con los resultados", afirmó Bhalla. "Se demostró que la actitud de los lugareños hacia los depredadores había mejorado significativamente gracias a las personas que trabajaron con ellos. Estos también se sintieron mucho más empoderados socialmente como resultado de este proyecto".

¿Qué se necesita para la conservación?

Desde 2017, el Lion Recovery Fund lleva invirtiendo más de cinco millones de dólares en proyectos de conservación en 17 países, pero aún hay una grave crisis presupuestaria, según indica Lindsey. Muchos países africanos han separado grandes áreas para dedicar a la conservación, pero la financiación insuficiente suele obstaculizar su manejo efectivo. En un estudio de 2018, que llevó a cabo junto con Amy Dickman y otros, descubrió que se necesitarán más de mil millones de dólares anuales para asegurar a los leones en las áreas protegidas de África. Los fondos actuales solo llegan a unos $ 381 millones al año.

Además, afirma que la escasez de fondos, los conflictos civiles o la lejanía también desmotivan a las autoridades locales a la hora de defender las áreas protegidas.

Es fundamental asegurarse de que los líderes políticos reconozcan la importancia de conservar a los leones. Lindsey aclara que esto va más allá de los beneficios de la industria del turismo, que apoya el desarrollo económico y las oportunidades laborales. Y señala que, al proteger los hábitats naturales de los leones, las comunidades están fomentando un aire y un agua más limpios y el almacenamiento de carbono, factores que son importantes para la salud humana y el bienestar de las comunidades rurales.

Justo a tiempo para el lanzamiento a mediados de julio de la nueva película de El Rey León, The Walt Disney Company también se unió al Lion Recovery Fund para la campaña "Protect the Pride", que tiene como objetivo educar al público sobre la crisis del león y animarlos a apoyar proyectos de conservación.

Si bien la situación de los leones es crítica y la escasez de fondos es grave, Lindsey tiene la esperanza de que se podrá mejorar la situación de estos depredadores icónicos, que según indica, son "extremadamente resistentes". Y explica que si las áreas protegidas de África reciben la financiación necesaria para gestionarlas adecuadamente, la actual población de leones podría triplicarse.

"Es una puerta que debemos abrir ahora mismo", afirma. "Si esperamos, estas poblaciones de la vida silvestre se perderán".

Seguir leyendo