Animales

Reino Unido introducirá estricta prohibición de venta de marfil

Si bien Europa representa un rol destacado en el comercio de marfil, los conservacionistas esperan que esta medida restrictiva allane el terreno y este tipo de iniciativas se extienda a toda la Unión Europea. Viernes, 6 Abril

Por Rachael Bale

Reino Unido prohibirá la venta de marfil, según anunció el gobierno del país el pasado 3 de abril. Será una de las más restrictivas del mundo, permitiendo escasas excepciones. Quienes la incumplan se enfrentarán a hasta cinco años de cárcel o a una multa ilimitada.

"El marfil nunca debería verse como un bien para el beneficio económico o como un símbolo de prestigio, por eso introduciremos una de las prohibiciones más estrictas sobre la venta de marfil para proteger a los elefantes para las generaciones futuras", afirmó Michael Gove, secretario británico de Medio Ambiente, en un comunicado de prensa.

La caza furtiva de elefantes está en niveles críticos, impulsada por el comercio de marfil. Cerca de 30 mil elefantes africanos mueren cada año a manos de cazadores furtivos, y la población de elefantes africanos de sabana descendió un 30 por ciento entre 2007 y 2014.

Aunque gran parte de la demanda de marfil procede de Asia, Europa también tiene un gran mercado. La venta de marfil a través de fronteras internacionales está prohibida desde 1990, pero muchos países siguen permitiendo la compraventa doméstica de marfil.

A pesar de que no está clara la cantidad de marfil comprado y vendido dentro de las fronteras de la Unión Europea en los últimos años, desde 2003 se han exportado unas 7,6 toneladas de marfil legal de la UE, según la Environmental Investigation Agency (EIA) londinense. Reino Unido exporta más marfil legal que cualquier otro país del mundo, según un análisis de la EIA.

En agosto de 2017, cuando la EIA publicó este análisis, la directora ejecutiva Mary Rice afirmó que "las exportaciones de marfil de Reino Unido estimulan la demanda a nivel mundial, especialmente en Hong Kong y China, dos de los mayores mercados del mundo para el marfil legal e ilegal".

"Además de impulsar la demanda de marfil, el comercio legal de Reino Unido proporciona oportunidades para blanquear el marfil ilegal, tanto dentro del país como a nivel internacional", aseguró Rice entonces.

Los conservacionistas sostienen que proporciona una tapadera para que los traficantes blanqueen el marfil de la caza furtiva aportando documentación que hace que parezca que se ha obtenido legalmente.

La prohibición de la venta de marfil en Reino Unido, que todavía está a la espera de la aprobación en el Parlamento, se aplica a todo el marfil salvo a los objetos producidos antes de 1947 con menos de un 10 por ciento de marfil, instrumentos musicales hechos antes de 1975 con menos de un 20 por ciento de marfil, antigüedades raras de más de 100 años (que deben ser evaluadas primero por un perito) y ciertos objetos comerciados entre museos acreditados.

Estas excepciones son más estrictas que la prohibición de venta de marfil de Estados Unidos, que entró en vigor en 2016 tras una destacada declaración conjunta de Estados Unidos y China. Estados Unidos permite el comercio de antigüedades de marfil de más de 100 años y de objetos con hasta un 50 por ciento de marfil y que cumplan otras condiciones.

Las organizaciones de conservación llevan varios años trabajando para que se apruebe una prohibición de venta de marfil en Reino Unido. Cuando el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales propuso este proyecto para su consulta, recibió más de 70 mil respuestas, más del 88 de las mismas a favor de la prohibición.

"Nos complace que el gobierno haya escuchado nuestras preocupaciones y, dada la impresionante respuesta del público a su consulta, ahora da pasos decisivos para introducir nueva legislación para prohibir el comercio de marfil en Reino Unido», reconoce Charlie Mayhew, consejero delegado de Tusk Trust, una organización de conservación de la vida silvestre de Reino Unido.

Ahora, los conservacionistas instan a toda la Unión Europea a abordar el problema del comercio de marfil.

Seguir leyendo