Descubre 5 playas poco conocidas de Brasil para visitar en tus vacaciones de verano

Estas zonas del litoral brasileño cuentan con playas más alejadas de los centros turísticos y con una impresionante belleza natural.

Por Redacción National Geographic
Publicado 4 ene 2024, 15:00 GMT-3
Tranquila y paradisíaca, la playa de Carro Quebrado (Alagoas) es una de las joyas ocultas del ...

Tranquila y paradisíaca, la playa de Carro Quebrado (Alagoas) es una de las joyas ocultas del largo litoral brasileño que merece una visita.

Fotografía de JULIANE ALBUQUERQUE

El litoral brasileño tiene 10 900 kilómetros (km) de largo y más de 270 ciudades costeras, indica el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). Esta vasta extensión es el destino ideal para que turistas de todo el mundo disfruten de la belleza natural del país: escondidas o muy populares, las playas de Brasil son perfectas para relajare, divertirse y disfrutar de las aguas saladas de diferentes tonalidades durante las vacaciones de verano

Además de las famosas playas conocidas internacionalmente, como Ipanema, en Río de Janeiro, Trancoso, en Bahía, o el bello archipiélago de Fernando de Noronha, en Pernambuco, el litoral brasileño también alberga "joyas" escondidas para quienes buscan disfrutar del calor junto al mar, pero con más tranquilidad. 

National Geographic seleccionó cinco hermosas y poco conocidas playas brasileñas en diferentes regiones del país para visitar durante esta o cualquier otra temporada de calor: 

1. Playa de Carro Quebrado, Barra de Santo Antônio, Alagoas

La playa de Carro Quebrado (en el estado de Alagoas) es un paraíso de aguas cristalinas, arrecifes de coral, piscinas naturales e impresionantes acantilados.

Fotografía de JULIANE ALBUQUERQUE

El litoral entre los estados de Alagoas y Pernambuco (noreste de Brasil), conocido como Costa dos Corais (Costa de Coral), cuenta con numerosas playas paradisíacas de aguas cristalinas y belleza única. En la localidad de Barra de Santo Antônio, a unos 45 kilómetros de la capital del estado, Maceió, se encuentra la escondida y hermosa playa de Carro Quebrado, según se explica en la página web del ayuntamiento local.

El peculiar nombre proviene de la "leyenda" sobre un turista que intentó llegar a la playa en coche pero que quedó "empantanado" en las suaves arenas de la región. Sea cierto o no, lo real es que el acceso a esta playa no es tan sencillo y por eso es un paraje virgen con altos acantilados de colores, piscinas naturales de agua transparente, cocoteros e increíbles arrecifes de coral

Para llegar a la playa de Carro Quebrado hay que tomar el puente que une Barra de Santo Antônio con Ilha da Croa, y desde allí se puede alquilar un buggy o un coche 4x4, o contratar una excursión que te lleve hasta la playa. La recomendación que dan quienes han visitado el lugar es llevar un tentempié o algo para comer, ya que se trata de un lugar para disfrutar de la naturaleza, hacer senderismo por los acantilados y snorkel, y no hay restaurantes.

2. Playa de Aventureiro, Ilha Grande en Angra dos Reis, Río de Janeiro

La playa de Aventureiro, en Ilha Grande (Río de Janeiro), está rodeada de mata atlántica.

Fotografía de PREFEITURA DE ANGRA DOS REIS

Ilha Grande, la principal atracción turística de la ciudad de Angra dos Reis, en el litoral sur del estado de Río de Janeiro, alberga numerosas playas de gran belleza. Aquí se encuentra la playa de Aventureiro, una de las más escondidas, vírgenes y bellas de la isla. Según el sitio web de la Prefectura de Angra dos Reis, el destino es una Reserva de Desarrollo Sostenible (RDS) de Ilha Grande.

La playa de Aventureiro tiene unos 500 metros de arena fina, suave y clara y aguas cristalinas, con cocoteros, rocas y mata atlántica alrededor. También tiene una piscina natural y una pequeña aldea con poco más de 100 habitantes. 

Al estar en una reserva, quien desee visitar este paraíso debe ser consciente de las normas que limitan el número de visitantes: solo 560 personas al día pueden llegar a la playa en excursiones en barco. El alojamiento, por su parte, solo está disponible en campings, tal como señala la Oficina de Turismo de Angra dos Reis.

3. Playa de Lagoinha do Leste, Florianópolis, Santa Catarina

Vista parcial del Parque Natural Municipal de Lagoinha do Leste. Mayo de 2020.

Fotografía de ACERVO DO OBSERVA

En Florianópolis, la conocida capital de Santa Catarina (en la región sur de Brasil), también se puede encontrar un lugar paradisíaco y tranquilo que no está abarrotado de turistas. Se trata de la playa de Lagoinha do Leste, en la costa sur de la isla. El paraje preservado forma parte de un parque mantenido por la Prefectura de Florianópolis desde 1992, que mantiene y controla la playa (situada a 34 km del centro de la ciudad). 

Con una laguna, una cascada y un hermoso bosque autóctono, está considerada una de las playas más bonitas de Florianópolis. La mejor forma de llegar a Lagoinha do Leste es caminando, y hay dos opciones: el sendero más corto empieza en Praia de Pântano do Sul (una aldea tradicional de pescadores) y el más largo empieza en Praia da Armação.

4. Playa do Julião, en Ilhabela, São Paulo

Las aguas turquesas de Praia do Julião, en Ilhabela (São Paulo).

Fotografía de PREFEITURA DE ILHABELA

Pequeña y escondida, Playa do Julião (también conocida como Prainha) es una de las playas más tranquilas de Ilhabela, una isla del litoral norte del estado de São Paulo. De arena blanca y fina, tiene algunas rocas sumergidas que forman pequeñas piscinas naturales donde se pueden ver peces cuando se practica snorkel. 

En unos 300 metros de playa rodeada de aguas turquesas y el verde de la Mata Atlántica, Praia do Julião ofrece una excelente infraestructura con buenos restaurantes y también lugares que sirven comida más popular. 

Servicios de alquiler de sillas, sombrillas y equipos deportivos como kayaks y tablas de stand up paddle (conocido en español como remo de pie) están disponibles en la arena. El acceso a Praia do Julião es sencillo (está a 12 km del centro de Ilhabela), pero no es directo desde la carretera: hay que tomar un pequeño sendero para llegar a la arena.

5. Playa de Tabatinga, en Conde, Paraíba

La localidad de Conde, a 30 kilómetros al sur de João Pessoa, la capital de Paraíba (en el nordeste de Brasil), cuenta con siete hermosas playas de arenas doradas, piscinas naturales, calas y también manantiales junto al mar. La que más destaca es la encantadora Praia da Tabatinga, que parece una playa privada por lo tranquila y desierta que es.

Tabatinga tiene aguas cálidas, una amplia extensión de arena para pasear y un aspecto digno de una película de vacaciones tropicales, con sus acantilados y cocoteros. Situada en una zona de preservación medioambiental accesible en coche, no tiene bares ni restaurantes, pero se pueden encontrar vendedores de cocos y helados. Lo mejor es llevar comida y agua en el viaje.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados