¿Es la astrología una ciencia?

A menudo definida como ciencia, la astrología debería cumplir con algunos requisitos para serlo.

Una imagen compuesta en color captura la Nebulosa del Velo.

Fotografía de NASA ESA STScI/AURA
Por Redacción National Geographic
Publicado 6 ene 2023 11:51 GMT-3

La astrología no es una ciencia, ni tiene el mismo grado de validez que la astronomía, con quien se la suele comparar, afirma el artículo ¿Por qué la astrología no es una ciencia? publicado en la revista Si muove en 2014. 

Según esta publicación, podría enmarcarse dentro de la anti-ciencia y, particularmente, como una pseudociencia. Concretamente, los autores señalan que esta doctrina, al igual que otras como la homeopatía, la parapsicología o la ufología, entran en conflicto con las finalidades, enfoques, criterios, métodos y valores sostenidos desde las ciencias.

¿Qué es la ciencia?

De acuerdo al artículo, tanto las ciencias naturales (por ejemplo la biología) como las ciencias sociales (tal como la sociología) y las humanidades (como el derecho) son parte de la comunidad de disciplinas del conocimiento. 

Estas disciplinas se caracterizan por ser investigaciones críticas y sistemáticas orientadas a adquirir la mejor comprensión posible sobre el funcionamiento de la naturaleza, los seres humanos y la sociedad, por eso son consideradas una ciencia.

¿Qué es la anticiencia? 

Desde un punto de vista lógico, todo discurso y actividad fuera del ámbito de las ciencias aceptadas como tales son consideradas como no ciencia, comenta el artículo.

Sin embargo, dentro de la no ciencia hay disciplinas y saberes socialmente aceptados y rigurosos (como las tecnologías, las artes y los deportes); actividades humanas tradicionales y de prestigio (como la gastronomía); prácticas sociales antiguas y compartidas (como las religiones); y otros casos más particulares como las anticiencias y las pseudociencias.

El saber anticientífico constituye prácticas que en muchos de sus aspectos entran en contradicción con la ciencia instituida, pero no pretende apropiarse de su estatus.

¿Qué es la pseudociencia?

A diferencia de la anticiencia, la pseudociencia no solo está en contradicción (al menos parcialmente) con la ciencia, sino que además se presenta ilegítima y engañosamente como tal. 

A eso se agrega que en estos casos “aparece la intención de propagar o legitimar doctrinas”, aclara el escrito. 

¿Por qué la astrología no es una ciencia?

Para fundamentar la diferencia entre ambas, los autores del artículo mencionan algunas características propias de la ciencia y de las pseudociencias y describen cómo se reflejan en la astrología.

En primer lugar, señalan que los enunciados deben ser falsables para ser considerados científicos. Es decir, poder ser puestos en conflicto explícito con observaciones existentes o concebibles. En el caso de la astrología, no resulta falsable “por la vaguedad y la generalidad de sus aseveraciones que la blindan frente a la crítica y a la posibilidad de revisión”, advierte el escrito.

Sumado a eso, los epistemólogos ponen bajo sospecha el carácter milenario de la astrología, cuestionan el hecho de que sus ideas y técnicas logren sobrevivir inmutables a los progresos técnicos y a las revisiones conceptuales.

A su vez, las pseudociencias usan programas en los que “los marcos teóricos se crean a medida para acomodar la evidencia conocida y establecida, pero hay poca o ninguna capacidad de hacer predicciones sorprendentes que luego encuentren apoyo empírico y permitan avanzar en la investigación”.

(Ver también: El telescopio Webb llega hasta “los huesos” de la galaxia y revela los misterios del universo)

Por otra parte, el artículo advierte que existe una creencia exagerada en la autoridad, mayormente fundada en la tradición. Se invoca a los clásicos como fuente del saber fundamental de la disciplina, sin cuestionar “la formación, institución de procedencia, publicaciones o logros evaluables de esos personajes”.

Sumado a eso, el escrito de 2014 destaca que en la astrología abundan los casos únicos y las excepciones y que las generalizaciones suelen tener un carácter anecdótico, accidental o arbitrario. Además, hay una selección intencionada de los ejemplos.

Esta doctrina “evita las situaciones que sirvan para poner genuinamente a prueba sus explicaciones y predicciones” y elude los mecanismos de prueba rigurosos.

Además, las refutaciones que la astrología va encontrando en su camino son consistentemente minimizadas. Mientras que la construcción de las predicciones poseen un lenguaje ambiguo y escasa precisión, lo cual protege a los fundamentos de ser puestos en cuestión y da la sensación de que estos consiguen éxitos predictivos, reflexionan los autores.

Una última característica de las pseudociencias que se aplicaría a la astrología se vincula a que los elementos contradichos o problematizados son abandonados con escasos intentos de proveer explicaciones alternativas o conceptualizaciones superadoras, concluye el artículo.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Historia
¿Cómo afecta al cerebro el uso excesivo del teléfono celular?
Historia
Descubren un cementerio prehistórico submarino de un pueblo nativo de los Estados Unidos
Ciencia
Escalera a las estrellas | Cosmos: Mundos Posibles
Historia
¿Por qué fueron abandonados estos transbordadores espaciales en el desierto?
Espacio
Año Nuevo: cuáles son los primeros y los últimos países en festejarlo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados