¿Quiénes son los que han ganado el Premio Nobel? Aquí, un análisis de las cifras

jueves, 8 de marzo de 2018

Artículo publicado originalmente el 6 de octubre de 2017. Actualizado el 3 de octubre de 2018.

El Premio Nobel de Física de 2018 fue otorgado a Arthur Ashkin, Gérard Morou y Donna Strickland, por sus importantes avances en la física del láser, entre ellos la creación de pulsos de láser ultra cortos de gran intensidad y el desarrollo de “pinzas ópticas” que pueden mover pequeños objetos físicos.

Asimismo, el Premio Nobel de Química de 2018 ha sido entregado a Frances Arnold, George Smith y Sir Gregory Winter por aprovechar el poder de la evolución para crear nuevos tipos de catalizadores y medicamentos.

Ahora, ellos forman parte de uno de los clubes más exclusivos de la humanidad. Desde 1901, año en el que los premios fueron otorgados por primera vez, menos de 900 personas han recibido un Premio Nobel. Debido a que los más recientes galardonados se unieron al consagrado grupo esta semana, National Geographic quiso conocerlos mejor. 

Utilizamos la información detallada por la Fundación Nobel de 1901 a 2016 para analizar a los ganadores del premio más conocido en todo el mundo.

Estados Unidos, líder en premios gracias a los inmigrantes

Los Estados Unidos, que cuenta con la mayor cantidad de premios Nobel individuales, ha acumulado la mayor cantidad total de premios entre todos los países. Pero un porcentaje considerable de los premiados en ciencia asociados con los EE. UU. son inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos durante su infancia o al comienzo de sus carreras.

Más del 30 por ciento de los ganadores del Premio Nobel de Química que viven en los EE. UU. nacieron fuera del país; un grupo al que el profesor de la Columbia University (Universidad de Columbia) Joachim Frank, nacido en Alemania, se unió el año pasado al compartir el premio de 2017. El físico Rainer Weiss del Massachusetts Institute of Technology (Instituto de Tecnología de Massachusetts) o MIT, coganador del Premio Nobel de Física de 2017, también nació en Alemania y forma parte del 35 por ciento de los ganadores en Física de los EE. UU. que nacieron en el extranjero.

La evidencia sugiere que es el mismísimo estilo de vida nómade el que estimula la innovación. Un estudio en la revista Nature publicado el pasado octubre sugiere que los científicos que vivieron en diferentes países son citados más que los académicos que permanecieron en el país donde publicaron su primer artículo.

El promedio de edad de los premios Nobel de Ciencia es cada vez más alto

Ashkin y Mourou están por encima de los 70, al igual que los ganadores del premio de Medicina de 2018, James Allison y Tasuku Honjo, y todos los ganadores de los premios de Medicina, Física y Química de 2017, menos uno de ellos. Ello refleja una tendencia a premiar a personas cada vez más grandes. Durante el último siglo, el promedio de edad al momento del reconocimiento muestra una tendencia sostenida hacia arriba.

En una entrevista con la BBC en 2016, el curador principal del Museo del Nobel, Gustav Kälstrand, señaló que los campos académicos han cambiado drásticamente durante el último siglo. Hace alrededor de cien años, solo había cerca de mil físicos. Ahora existen cientos de miles, quizás hasta un millón, en todo el mundo, lo que hace que la “acumulación del progreso” crezca con cada año que transcurre.

Dicho esto, si bien también hay cada vez más novelistas y economistas, la edad de los ganadores en esos campos no es tan elevada como en el campo de la ciencia. Además, la tendencia general del Premio Nobel de la Paz favorece a los ganadores más jóvenes. El Premio de la Paz cuenta con la ganadora del Nobel más joven: la activista de la educación Malala Yousafzai, quien ganó el premio compartido en 2014 cuando tenía 17 años.

Los ganadores son mayoritariamente hombres

Incluyendo a Strickland, Mourou y Ashkin, 897 personas han ganado Premios Nobel entre 1901 y 2018. Solo 49 de ellas han sido mujeres. En algunas disciplinas, la escasez persistió durante décadas: Strickland es la tercera mujer en ganar el premio Nobel de Física y la primera en 55 años. La última mujer en ganar el premio, Maria Goeppert Mayer, fue galardonada en 1963. “Tenemos que homenajear a las mujeres físicas porque están ahí... me siento orgullosa de ser una de esas mujeres”, dice Strickland en una declaración a la Fundación Nobel.

La brecha refleja sesgos institucionales de larga data en contra de las mujeres dentro del campo de la ciencia, un retraso que empeoró con la acumulación de descubrimientos dignos del Premio Nobel. Los curadores del Museo Nobel dijeron a la BBC que no tienen pruebas de que el comité se haya negado a dar un premio porque la candidata era una mujer. También dicen que el comité modificó ligeramente las reglas del premio para asegurar que Marie Curie compartiera el Premio Nobel de Física de 1903. Pero eso puede ser un pequeño consuelo para las científicas altamente calificadas que nunca fueron reconocidas.

EPÍGRAFE: Lise Meitner, una física austriaca que estudió la fisión nuclear, falleció en 1968. Según las reglas oficiales, los Premios Nobel no pueden otorgarse después de la muerte.

Por ejemplo, Lise Meitner, una de las codescubridoras de la fisión nuclear, fue nominada para el premio de Física 29 veces desde 1937 a 1965 y 19 veces más para el premio de química, desde 1924 a 1948, según los registros del archivo de la Fundación Nobel. Nunca lo ganó. El innovador trabajo de la astrónoma Vera Rubin, que reveló la existencia de la materia oscura, fue muy aclamado, pero falleció el 25 de diciembre de 2016, sin ningún Nobel que pudiera considerarse suyo. 

Jocelyn Bell Burnell ganó recientemente el Premio Breakthrough por su descubrimiento de púlsares en 1967, un hallazgo también reconocido por el premio Nobel de Física de 1974. Pero Bell Burnell no participó del Nobel; en cambio, el premio fue para Antony Hewish, su supervisor y coautor, y para el colaborador de Hewish, Sir Martin Ryle.

Cada vez más, representan colaboraciones científicas mucho más grandes

Las reglas de la Fundación Nobel establecen que el Premio Nobel solo puede otorgarse a un máximo de tres personas, lo que refleja la ciencia en equipos pequeños que prevaleció a comienzos del siglo XX. Pero hoy en día, los grandes avances provienen cada vez más de colaboraciones científicas masivas, y el Comité del Nobel se ha mostrado reticente a conceder premios científicos a grupos más amplios.

El contraste es especialmente marcado en Física, donde las colaboraciones científicas pueden incluir a miles de investigadores, como lo ilustra el gran avance que ganó el Premio Nobel de Física de 2017. El premio fue para Rainer Weiss, Kip Thorne y Barry Barish por detectar ondas gravitacionales, ondulaciones del espacio-tiempo predichas por la teoría general de la relatividad de Einstein.

Mientras que las contribuciones del trío fueron enormes, ellos mismos argumentan que el premio debería haber reconocido a la Colaboración Científica de LIGO en su conjunto, que incluye a cientos de científicos. Después de todo, el estudio que anunció la detección de ondas gravitacionales tiene 1011 coautores, según el recuento de Popular Science. Sólo el 0,3 por ciento de ellos fueron honrados por su nombre en Estocolmo.

“Vivimos en una época en la que algunos grandes descubrimientos son realmente el resultado de colaboraciones gigantescas, con contribuciones importantes procedentes de un gran número de personas”, dice Thorne en una entrevista publicada en el sitio web del Premio Nobel.

“Espero que en el futuro”, afirma, “el comité del premio Nobel encuentre la manera de otorgar el premio a las grandes colaboraciones que lo hacen posible y no sólo a las personas que pueden haber sido influyentes para el comienzo del proyecto, como lo fuimos nosotros”.

¿Qué son los Premios Nobel?
Conoce cómo se seleccionan a los ganadores de los Premios Nobel y la fascinante historia detrás de uno de los premios más prestigiosos del mundo.
Seguir leyendo