Historia y Cultura

Reconstruyen un rinoceronte lanudo extinto

El proceso se realizó en base a los restos momificados del animal, que fueron encontrados en Siberia, en 2015. Lunes, 29 Enero

Por Sarah Gibbens

Fue nombrado "Sasha", en honor a la persona que lo encontró. Como los científicos rusos no saben con seguridad si el animal, de 10.000 años, era macho o hembra, eligieron ponerle un nombre universal.

Los investigadores que estudian el período glacial se asombraron tras el hallazgo de los restos intactos de este rinoceronte lanudo. A diferencia de los mamuts lanudos, que también pertenecieron a la glaciación, es muy poco común encontrar restos de estos rinocerontes. El período que estos animales ocuparon en la historia evolutiva no es tan claro. Y la información sobre sus estilos de vida, lo que comían o cuánto tiempo vivieron, es difusa.

Reconstrucción de Sasha

En diciembre de 2017, un equipo de científicos del Instituto de Paleontología de la Academia de Ciencias de Rusia y la Academia de Ciencias de Sakha, en el noreste de ese país, tomaron los pequeños y fragmentados restos de Sasha y lo reconstruyeron a partir de ellos.

Los restos se limpiaron, ya que estaban grises cuando apenas los encontraron. Fue una sorpresa para los científicos descubrir que el pelo de este joven rinoceronte era originalmente de un suave rubio rojizo. Un análisis de los dientes del animal reveló que tenía cerca de siete meses cuando murió.

Los científicos se asombraron de que fuera tan joven, informa The Siberian Times. Para tener siete meses, es de gran tamaño. Mide casi cinco pies de largo (casi 1,5 metros) y cerca de dos pies y medio (casi 80 centímetros) de alto. Los rinocerontes actuales en África no alcanzan ese tamaño hasta los 18 meses.

Olga Potapova es científica de Mammoth Site of Hot Springs, Dakota del Sur, una organización de investigación y conservación. Su trabajo se centró en grandes mamíferos extintos del periodo de glaciación y, actualmente, realiza una investigación sobre Sasha, aunque confiesa que aún no puede revelar demasiado.

En este momento, hay un equipo de científicos internacionales, dirigido por la Academia de Ciencias de Rusia, estudiando a Sasha.

Por otra parte, sí puede afirmar que este hallazgo es importante para que los científicos comprendan este período. Se encontraron otros fragmentos y piezas de rinocerontes lanudos antes, como dientes. No obstante, Sasha es la única momia de rinoceronte bebé intacta de esta especie, Coelodonta antiquitatis.

“Gracias a este hallazgo, los científicos podrán determinar diferentes aspectos de la biología y la morfología de los rinocerontes lanudos”, afirma. Es decir, podrán descubrir cómo se desarrollaron, qué comían y en qué se diferenciaban de los rinocerontes actuales.

Cómo murió Sasha y cómo se conservó tan bien siguen siendo misterios.

“Nosotros [paleontólogos y geólogos] creemos saber mucho sobre el último periodo glacial en general y sobre los animales que habitaban esa época. La realidad es que apenas vislumbramos la superficie de este mundo antiguo”, comenta Potapova.

Pistas sobre el último período glacial

Los restos se encontraron en 2015 en el permafrost que recubre una ribera siberiana. Permafrost, como el nombre lo indica, se refiere a una capa de suelo que ha estado congelada de forma permanente durante más de dos años consecutivos. Sin embargo, en Siberia, suele hacer referencia a una capa de suelo que ha estado congelada durante miles de años.

La región es el único hábitat conocido del rinoceronte lanudo. Uno de los grandes misterios en torno a esta especie es por qué no cruzó el Puente de Beringia, indica Potapova. Con esto se refiere a un territorio que puede haber conectado en algún momento el noreste de Rusia con Alaska.

Se cree que el mamut lanudo, el bisonte estepario, el reno y otras especies lo cruzaron durante el Pleistoceno. Lo que tampoco queda claro es cómo los rinocerontes lanudos se adaptaron para sobrevivir en este clima.

Un final envuelto en misterio

Los científicos tienen varias teorías en cuanto a la razón por la que el rinoceronte lanudo se extinguió, aunque carecen de un fundamento sólido.

Un estudio publicado en agosto del año pasado sugirió que es posible que se haya extinguido debido a una anomalía genética. Tras un análisis de sus restos fosilizados, se determinó que varios contienen una costilla cervical, anomalía asociada con defectos congénitos. El estudio sugiere que es posible que la endogamia haya sido un factor que contribuyó a su final.

Por su parte, Potapova habló de dos teorías sobre la extinción de esta especie.

La primera es que los cambios climáticos afectaron los hábitats de alimentación de los herbívoros, lo que a su vez provocó la extinción de carnívoros más grandes, como los leones de las cavernas y los tigres dientes de sable.

La segunda teoría es que murió en manos del hombre.

“Investigaciones recientes del ADN antiguo de muchos herbívoros extintos demostraron que las poblaciones mermaron y su patrimonio genético se degeneró mucho antes de la llegada de los seres humanos en estos dos continentes”, afirma, con lo que sugiere que la primera teoría es la más probable.

Si bien los restos de Sasha no aportan suficiente información para que los científicos determinen por qué se extinguió esta especie, Potapova afirma que son una pieza importante de su rompecabezas.

Sarah Gibbens es redactora digital de National Geographic. Síguela en Twitter e Instagram

Seguir leyendo