El verdadero significado de convertirse en un explorador de National Geographic

Científicos, ecologistas, narradores y educadores están cambiando el mundo.

Publicado 14 de junio de 2018 16:39 GMT-3
Jou Jou, un chimpancé macho adulto, estira su mano para saludar a la exploradora de National ...
Jou Jou, un chimpancé macho adulto, estira su mano para saludar a la exploradora de National Geographic Jane Goodall, famosa por su revolucionaria investigación sobre chimpancés.
Fotografía de Michael Nichols, National Geographic
Todos los años, National Geographic reúne exploradores, científicos, y narradores de todo el mundo en el "Explorers Festival" para que compartan sus descubrimientos y perspectivas, junto con sus soluciones para crear un futuro más sostenible.

Erin Spencer era una estudiante universitaria que estudiaba ecología marina cuando se enteró de la noticia. Desconcertada de la emoción y lista para gritar a los cuatro vientos, Spencer corrió hacia la oficina de su mentor.

“Irrumpí y le conté que había conseguido la beca Explorer”, cuenta Spencer. “Había asumido que me llevaría varios intentos”.

A los 19 años de edad, Spencer se había convertido en una exploradora de National Geographic, una comunidad cuyo rango también incluía a Jane Goodall y Jacques Cousteau. Spencer nunca había solicitado una beca antes, pero se enteró de las becas Explorer un año antes del Festival de exploradores de National Geographic, un evento anual que reúne a los científicos, ecologistas, exploradores y narradores de todo el mundo respaldados por National Geographic para que compartan sus descubrimientos, perspectivas, y soluciones para crear un futuro más sostenible.

Si bien Goodall y Costeau son algunos de los exploradores más famosos, miles de otros exploradores también recibieron becas.

Una lugareña vende pescado en un mercado en Suva, Fiji, la capital del país. Mediante su beca Explorer, Erin Spencer ha viajado desde Florida hasta Fiji en búsqueda de formas creativas en que las personas y las comunidades combaten a especies invasivas en sus propios patios traseros.
Fotografía de Erin Spencer

“Reconozco a esa primera beca de National Geographic por haberme puesto en este camino”, afirma Spencer.

Desde su creación hace 130 años, National Geographic Society ha otorgado más de 13.000 becas y respaldado el trabajo de más de 3.000 exploradores en el campo.

Las becas de inicio de carrera, como la que recibió Spencer, a menudo son el punto de entrada principal para los que están ansiosos por establecer una afiliación inicial con National Geographic Society, explica Alex Moen, vice presidente de los programas Explorer.

La exploradora de National Geographic Erin Spencer se unió a la comunidad mediante una beca Explorer de inicio de carrera cuando tenía 19 años de edad.
Fotografía de Rebecca Hale, National Geographic

Moen, quien ha estado en la Sociedad por 17 años, supervisa al equipo dedicado a identificar y respaldar la comunidad Explorer. Ser explorador no es un puesto de trabajo dentro de la Sociedad; más bien, ser un explorador es una oportunidad para llevar a cabo proyectos y trabajo de campo con el financiamiento, capacitación, y recursos de la Sociedad, y para unirse a una comunidad de personas similares. La comunidad Explorer está compuesta por ecologistas, científicos, narradores, educadores, y tecnólogos, un grupo que Moen colectivamente llama impulsores de cambio.

Ser un explorador de National Geographic significa más que simplemente participar de la exploración por la exploración en sí o para conquistar lo desconocido: se trata sobre embarcarse en una exploración con un propósito.

“Existe un amplio abanico de oportunidades para que las personas participen, pero creo que es fundamental (para convertirse en un explorador) tener este tipo de pasión por aprender, comprender, saber, y compartir”, explica Moen.

Además, ser explorador a menudo implica un impulso por proteger: a las personas, el planeta, y la vida silvestre. “Creo que son estos rasgos o actitud lo que todos los exploradores de National Geographic tienen. Esto los hace parte de este equipo”, dice Moen.

La misión de la Dra. Gladys Kalema-Zikusoka de proteger la vida silvestre, especialmente el gorila de montaña en peligro crítico de extinción, es lo que impulsa a esta veterinaria de Uganda a convertirse en una de los miembros más nuevos del equipo de exploradores National Geographic.

La mujer de 48 años es la fundadora y directora ejecutiva de Conversation Through Public Health, una ONG de base y sin fines de lucro de EE. UU. que se sitúa en la intersección de la conservación de la vida silvestre y la salud pública en las comunidades que rodean las áreas protegidas de África, especialmente el Parque nacional impenetrable Bwindi de Uganda. donde vive un estimado de la mitad de los gorilas de montaña en peligro crítico de extensión del mundo.

Durante los últimos seis meses, la Dra. Kalema-Zikusoka y su equipo han usado la financiación de la Sociedad para expandir las iniciativas de salud humana y de gorilas integradas de CTPH a nuevas áreas alrededor del Parque nacional impenetrable de Bwindi marcado con un gran conflicto entre humanos y gorilas.

“Ser parte de la comunidad [Explorer] está... ayudándome a perseguir mi pasión de descubrir nuevas cosas sobre las gorilas y otros animales salvajes e implementar iniciativas de conservación con comunidades locales que ayudan a asegurar un futuro mejor para los gorilas de montaña en peligro crítico”, explica la Dra. Kalema-Zikusoka.

Además de eso, el programa Explorador de la Sociedad le brinda a Kalema-Zikusoka y su equipo herramientas adicionales para realizar su trabajo, incluidas cámaras u oportunidades educativas para conectarse con otros Exploradores y comunicar su trabajo de manera más efectiva.

El soporte educativo, desarrollo de habilidades, y crecimiento profesional es una gran parte de la experiencia Explorer, dice Moen.

“No se trata solamente de reunir a las personas y darles un título de explorador de National Geographic”, explica Moen. “También queremos brindarle herramientas y habilidades que los ayuden a desarrollarse como líderes. ¿Cómo les brindamos no solo recursos o financiamiento, sino también capacitación en las áreas de narración, conservación, y otras habilidades?”.

Ser un explorador significa ser empoderado, mediante los campamentos de narración científicos, asesoramiento, participación en la comunidad Explorer, y acceso a herramientas y tecnología.

Para Spencer, obtener esa primera beca en 2012 fue el catalizador para seguir su vocación.

“Siempre me gustó la ciencia y pensé que sería parte de mi trabajo, pero nunca pensé que me convertiría en una científica”, explica Spencer. “Convertirme en investigador me hizo darme cuenta de cuánto me gusta el aspecto de investigación [de la ciencia]”.

Seis años más tarde, Spencer es una estudiante graduada de UNC Chapel Hill, donde estudia ecología marina. Recientemente recibió una tercera beca de National Geographic Society para investigar si existe una tendencia regional de etiquetar incorrectamente a los alimentos marinos en la costa atlántica. Como parte de su trabajo, Spencer viaja desde Carolina del Norte hasta Florida recolectando alimentos marinos de tiendas de sushi, supermercados, y restaurantes que están etiquetados como pargo rojo. Su objetivo final es brindarle a los consumidores herramientas y mejores prácticas para evitar el etiquetado incorrecto de los alimentos marinos y crear conciencia sobre el problema.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados